Last Update: Thursday, April 10, 2014
Home arrow Deportes arrow DEPORTES-Los Angeles Pueden Volar; Dodgers Pueden Intentarlo
DEPORTES-Los Angeles Pueden Volar; Dodgers Pueden Intentarlo Print E-mail
Written by Por Mike Terry, Escritor contribuyente para El Sol   
Wednesday, 13 July 2011

Ambos Equipos Empiezan la Segunda Parte de la Temporada 2011 Buscando un Lugar en la Postemporada

Image

FOTOS CORTESÍA DE AP PHOTOS

Image

Cuando Los Angeles Dodgers y Los Angeles Angeles de Anaheim terminaron sus campamentos de primavera a finales de marzo, había poca razón para anticipar un gran éxito para cualquiera de estos equipos en la temporada de la Liga Mayor de Béisbol 2011.

Pero ahora que ambos equipos se preparan para iniciar la segunda parte de la temporada regular este viernes 15 de julio, luego del descanso por el Juego de Estrellas—los Angels se enfrentarán a los Oakland A's en esa ciudad del norte de California y los Dodgers a los Diamondbacks en Phoenix—las nubes se disipan en el horizonte de al menos una de estas escuadras.

Los Angels (50-42) están en segundo lugar en la división Oeste de la Liga Americana, un juego atrás de los Texas Rangers, y están cinco juegos atrás de los Yankees por la "wild card" de la Liga Americana. El equipo llegó al descanso luego de ganar ocho de nueve partidos, incluyendo la barrida de cuatro partidos contra Seattle Mariners, para terminar con una marca de 11-2 en casa.

Su récord de 19-6 desde el 13 de junio es el mejor en el béisbol en todo ese tiempo.

"Estoy contento de la forma en que estamos jugando actualmente.

Es como si todos los cilindros estuvieran funcionando", dijo el outfielder Tori Hunter a MLB.com. "Todos nuestros jóvenes están bateando bien. Nuestra defensa es muy divertida.

Los lanzadores están tirando bien. A veces sólo tienes que subirte a la bicicleta y andar en ella hasta que se le caigan las ruedas".

Los Dodgers (41-51) terminaron la primera parte de la temporada ganando cuatro al hilo, incluyendo una barrida de tres partidos (la primera vez en el año contra San Diego, lo que les permitió escapar del último lugar que ocupaban en la división Oeste de la Liga Nacional.

Pero el equipo que está ahora en el cuarto lugar está 11 juegos rezagado del primer lugar que ocupa San Francisco Giants—ni siquiera hay que pensar en el "wild card" hasta que alcancen la marca de .500—e históricamente eso no tiene buenos augurios para sus esperanzas de llegar a la postemporada. Ningún equipo de los Dodgers ha terminado primero si está a más de cinco partidos retrasado al descanso del Partido de las Estrellas y el equipo nunca ha terminado primero en ninguna temporada al ir más de 7.5 juegos rezagado en cualquier punto del año.

Ya de por sí sería bastante difícil sin las otras fuerzas externas que impactan al equipo—el divorcio entre los dueños Frank y Jamie McCourt, el que Frank McCourt haya solicitado la protección de bancarrota mientras busca financiamiento e intentando detener los esfuerzos del Comisionado Bud Selig y la Liga Mayor de Béisbol para quitarlo como propietario— pero añade esa presión al calentón, y parece que la temporada de los Dodgers podría explotar en cualquier momento.

"Cuando empezó la temporada, pensé que estaríamos en la pelea, pero a este punto estamos en la cuneta", dijo Don Mattingly, manager de los Dodgers a MLB.com.

Y con 70 partidos todavía por disputar en la temporada regular, todavía hay mucho camino por recorrer antes de llegar a los playoffs.

Angels Pueden dar Pelea Para que los Angels califiquen para la postemporada, necesitan pensar en ganar la división porque, aparte de un colapso sorpresivo, los Yankees, los Red Sox (o hasta Tampa Bay) están posicionados para ganar la "wild card".

Pero hay un problema: hasta ahora, Texas ha igualado la buena racha de los Angels. Los campeones defensores de la Liga Americana ganaron siete en fila antes del descanso del Partido de las Estrellas, y están 10 juegos arriba de la marca de .500. Y abrirán la segunda parte contra Seattle, que perdió los últimos cinco partidos antes del descanso. No esperen que los Rangers se detengan pronto.

Otro problema, o al menos una duda: ¿Cuánto tiempo pueden mantener los Angels el empuje de los últimos 25 partidos? Anaheim está séptimo en la Liga Americana (12º en las Mayores) en promedio de bateo. Pero los Angels están 10o en carreras marcadas y 11o en carreras bateadas.

Mark Trumbo (un candidato legítimo para Novado del Año en la Liga Americana) y Hunter han sido los mejores productores del equipo.

Hunter lidera el equipo en carreras impulsadas (RBIs) con 45; Trumbo, quien ha reemplazado mejor de lo que se esperaba a Kendrys Morales en primera base, lo sigue con 41, y también lidera el equipo en home runs con 17.

Ningún otro Angel tiene al menos 40 RBIs, y sólo tres— Trumbo, Hunter (11) y Vernon Wells (13)—tienen dobles cifras en home runs. Wells, quien bateó 31 home runs e impulsó 88 carreras el año pasado en Toronto, tuvo problemas en el plato durante la primer parte de la temporada; él debe mejorar para que Anaheim pueda tener la oportunidad de llegar a los playoffs y aspirar a más.

El manager Mike Scioscia y el gerente general Tony Regins no han conformado Anaheim como un equipo típico de la Liga Americana, que es la razón por la que los Angels son 19º en las Mayores en home runs (76).

Howie Kendrick, reservista del Partido de las Estrellas, es el único bateador en los .300 (.302). En colectivo, la ofensiva promedia 3.9 carreras por partido. Eso pone mucha presión en los lanzadores para mantener los juegos cercanos.

Y los lanzadores, que tienen un promedio de 3.26 carreras permitidas, han respondido a esa presión.

Jared Weaver (11-44, 1.86), que inició el Partido de las Estrellas el martes en Phoenix, y Dan Haren (10-5, 2.61) proveen un sólido ponche de 1-2 en el tope de la rotación y deberían mantener el equipo sin caer en un bache perdedor prolongado.

Aún así, los Angels necesitan a Ervin Santana (4-8, 3.89), Joel Pineiro (5-3, 3.90) o al novato Tyler Chatwood (5-5, 3.62) que se conviertan en una tercera opción que necesitarían en la postemporada.

En cuanto a la reserva, Jordan Walden (2-2, 2.84, 20 salvadas) se está convirtiendo en el salvador de confianza. La salvación de en medio puede ser tediosa, pero si Fernando Rodney puede regresar de la lista de lesionados controlando suimpulso.

Eso quizás sea suficiente para perseguir a Texas, o al menos darles competencia en Septiembre, cuando las lesiones y los baches podrían determinar si los Angels juegan en octubre.

El Caso de los Dodgers Seamos honestos, las cosas están difíciles. No fue sorpresa que Matt Kemp, Andre Ethier y Clayton Kershaw, todos llegaron al Partido de Estrellas en el equipo de la División Nacional. Son los mejores jugadores del equipo.

Sin embargo, la caída en calidad aparte de esos tres es dramática.

Los Angeles sigue intentado conseguir carreras con José Uribe, Jamie Carroll, Aaron Miles, Tony Gwynn, Jr., James Loney, Dioner Navarro, y Rafael Furcal sin tener muchos resultados.

Miles (.318), Carroll (.297) y Loney (.268) pueden tener buenos promedios, pero no dan mucho más. Uribe, un agente libre que compraron a alto precio antes de la temporada no da un buen promedio ni ofrece poder. Gwynn y Navarro no le meten miedo a nadie. Dos otros bateadores, Rod Barajas y Casey Blake, están en la lista de lesionados.

Tanto Ethier como Kemp son los únicos jugadores con 40 RBIs o más, y Kemp es el único Dodger con cifras dobles en home runs, con 22.

El equipo es 14º en la Liga Nacional en carreras marcadas y carreras impulsadas. En colectivo, los Dodgers promedian 3.7 carreras por partido, que la verdad es muy pobre.

Kershaw (9-4, 3.03) continúa sobresaliendo en el montículo. Pero el resto de la rotación—Chad Billingsley (8-7), Hiroki Kuroda (6-10), Ted Lilly (6-9) y el novato Rubby De La Rosa (3-4)—no se compara a los Giants o los Phillies.

La reserva, que aún continúa sin Jonathan Broxton, sólo ha tenido 23 oportunidades de salvar partidos y ha convertido 18, lo que los iguala con Kansas City y Tampa Bay para la menor cantidad en la Mayores.

Y con la Liga Mayor de Béisbol actualmente encargado de las finanzas de los Dodgers, el gerente general Ned Colleti tiene muchos obstáculos que sobrellevar para poder ejecutar transacciones.

Quizás la decisión principal para los Dodgers en el 2011 es si traer más jugadores jóvenes de sus campamentos que quizás puedan consagrarse en las Mayores—especialmente si jugadores más establecidos quieren salir del equipo debido a la incertidumbre alrededor de los McCourts y la propiedad del equipo.

Ahora que la asistencia al estadio va en picada y el equipo no ofrece mucha emoción, la postemporada quizás no figure en las prioridades del equipo.

Personals Personals