Gabriel López-González

Desde que ocurrió, la familia de Gabriel López-González, el hombre que murió cuando enfrentó a agentes de la Policía de San Fernando el 12 de Agosto en un confuso episodio sobre el Bulevar Brand en la Ciudad de San Fernando, ha tenido dudas sobre cómo ocurrió su muerte.

Recientemente, la  Oficina del Forense del Condado de Los Ángeles dio a conocer el reporte de autopsia de López-González, creando todavía más preguntas para la familia, que ha contratado a un abogado y presentó una queja civil contra la Ciudad, el preludio para una demanda.

De acuerdo con Marisol García, prima de López-González, el reporte de autopsia muestra que el hombre de 22 años recibió 27 balazos en total, siete de ellos de una escopeta, incluyendo tres balazos en su espalda.

“El abogado ha enviado el reporte para ser analizado para ver si cada balazo que estaba en la espalda fue una herida de salida o entrada”, dijo García al San Fernando Valley Sun/El Sol. 

Agregó que el reporte de la autopsia también muestra que López-González recibió dos heridas de bala en la cabeza.

Pero lo que crea las mayores preguntas para la familia, dijo García, son las heridas de bala que impactaron las palmas de la mano de González. El reporte de la autopsia muestra al menos 3 o 4 balazos en su mano derecha, así como en su antebrazo y hombro.

“No sabemos si eso significa que él tenía sus manos levantadas, pero es un poco difícil recibir esas heridas de bala de otro forma”, dijo García. “¿Cómo va a recibir heridas de bala en la palma de su mano?”.

El reporte de la autopsia también muestra que López-González no tenía señales de drogas o alcohol en su sistema al momento de su muerte, explicó García.

El Tiroteo 

Sin embargo, el abogado de la familia todavía espera que les entreguen el reporte policial sobre el tiroteo que ocurrió la tarde del jueves 12 de Agosto en la entrada de una casa en la cuadra 800 al sur del Bulevar Brand en la Ciudad de San Fernando. De acuerdo con la Policía, López-González portaba un arma y los confrontó cuando le dispararon. 

Según detalles del incidente dados a conocer por el Departamento del Sheriff luego del incidente, la Policía de San Fernando recibió una llamada al 9-1-1 de parte de una mujer que decía que era retenida a punta de pistola dentro de su casa por un ex novio y que éste había llegado a la residencia sin anunciarse.

“Cuando los agentes respondieron observaron a una mujer que salía corriendo de la residencia seguida por un hombre con una pistola… él apuntó el arma a los agentes cuando estos se acercaban y fue entonces que ocurrió el tiroteo. El sospechoso fue declarado muerto en el lugar”, dijo el Tte. Dave Coleman a los medios congregados afuera de la casa luego del tiroteo. El Departamento del Sheriff dijo que había otra mujer y dos pequeños niños dentro de la casa al momento del incidente.

Coleman le dijo al San Fernando Valley Sun/El Sol poco después del incidente que el sospechoso tenía un arma semi-automática y que la mujer que salió corriendo de la casa recibió una herida de bala en su espalda, y los agentes de la policía le dispararon. Según García, Gabriel había sido novio de la chica de 18 años que salió herida, pero desconoce si seguían saliendo o habían puesto fin a dicha relación.

Según García, Gabriel había sido novio de la chica de 18 años que salió herida en el tiroteo, pero desconoce si seguían saliendo o habían puesto fin a su relación.

La joven mujer fue llevada al hospital luego del tiroteo; la bala estaba incrustada en su espalda y los doctores temían que al sacarla podría causarle más daño, ya que estaba cerca de su espina dorsal. Sin embargo, García dijo que recientemente le fue removida la bala y que la joven está en buen estado de salud. 

Las Preguntas de la Familia

Los detalles del tiroteo son un contraste con el López-González que su familia conocía. El hombre fue descrito como lleno de vida y un apasionado de los caballos, que le gustaba participar en “charreadas”. Según la familia, el no tenía un récord criminal ni tampoco sabían que poseía un arma.  El hombre trabajaba con su padre en el negocio de jardinería de la familia. 

López -González era el hijo mayor de la familia (luego de la muerte un hermano mayor) y tiene un hermano y una hermana menor.

El se graduó de la escuela Northridge Academy donde jugó béisbol y asistía actualmente a Westwood College donde estudiaba administración de empresas.

Las preguntas sobre el tiroteo aparecieron casi inmediatamente después que los familiares de López-González llegaron al lugar del incidente. 

La familia también disputa el alegato de la policía que se trataba de una supuesta retención ilegal. 

García dijo que tienen registros de teléfono que indican que fue la madre de la ex novia de López-González quien lo llamó el día del tiroteo para que llegara a la casa. 

García también dijo al San Fernando Valley Sun/El Sol que escuchó a un vecino comentar que López-González había salido de la casa, se detuvo, puso sus brazos y manos hacia arriba (todavía con la pistola en sus manos) y disparó una vez al aire, antes de hincarse “y ahí fue cuando los policías se volvieron locos”.

Imágenes del teléfono celular de un conductor que captó el incidente y que fueron transmitidas por KNBC TV-4 muestran a varios agentes de policía en el lugar, y al menos dos de ellos con armas largas. En el mismo se ve a una mujer junto a una palmera, afuera de la casa. Al acercarse los policías a la casa, supuestamente fueron confrontados por Gabriel, quien estaba armado. En ese momento fue cuando los agentes abrieron fuego. Hasta este  punto, se desconoce cuántos de los agentes dispararon y si Gabriel también les apuntó o disparó.

 Todas estas preguntas han llevado a la familia a contratar a un abogado, quien de acuerdo con García, ya presentó una queja civil contra la Ciudad de San Fernando, la cual aparentemente ya fue negada. La queja se hace antes de presentar una demanda civil.