La Marcha Anual en honor de César Chávez este domingo pasado, la cual atravesó calles de Mission Hills y Pacoima, atrajo a numerosos políticos y activistas comunitarios deseosos de honrar al fallecido líder de los derechos civiles que luchó por llevar justicia social a miles de trabajadores del campo.

Pero en años recientes, la marcha se a vuelto una amalgama de causas y agendas, y este año no fue la excepción. Entre las banderas rojas con el águila negra también había carteles en apoyo al boicot de los supermercados El Super, donde empleados sindicalizados vienen trabajando sin un contrato desde 2013 y acusan a la empresa de pagar menores salarios que otros supermercados y de otros agravantes. 

También había muchos que abogaban por un alza al salario mínimo.  El movimiento en pro de un salario mínimo del $15 la hora, que es parte de una estrategia nacional impulsada por los sindicatos para elevar los sueldos de los trabajadores de bajos ingresos en restaurantes de comida rápida y otras industrias, fue una parte central del evento mientras cientos de personas marchaban sobre los bulevares Brand y Laurel Canyon en camino al parque Ritchie Valens en Pacoima donde se realizó un festival de arte, cultura y salud.

Desde el año pasado, el clamor de un salario mínimo de $15 se ha escuchado en diferentes protestas y manifestaciones en Los Ángeles, en conjunción con eventos similares en otras partes del país. Este 15 de Abril también se planean más protestas en aeropuertos y distintas ciudades de la nación.

Todo esto mientras el alcalde de la Ciudad de Los Angeles, Eric Garcetti, también propuso aumentar el salario mínimo en la ciudad a $13.25 para 2017 y $15.37 en 2019. El Concilio de la Ciudad de Los Angeles recibió la semana pasada estudios a favor y en contra de la propuesta, muchas de las cuales pronostican que ofrecerá a los trabajadores un mayor poder de compra y creará trabajos, mientras otros advierten del cierre de negocios, pérdida de empleos y más problemas para empresarios cuyas ganancias se reducen cada vez más. El Concilio todavía no toma una posición final al respecto.

Los trabajadores de hoteles ya recibieron la aprobación de un aumento del salario mínimo a $15.37 el año pasado.

“César fue un gran californiano y un gran americano y por eso proponemos aumentar los salarios de más de un millón de personas”, dijo Garcetti antes de liderar la marcha de César Chávez.

“La pobreza es un mal negocios y los líderes empresariales lo saben”, dijo Garcetti a principios de esta semana mientras se unía al Secretario del Trabajo Thom Perez en North Hollywood donde visitaron Bobrick Washroom Equipment y una vez más Garcetti impulsó su propuesta de aumentar el salario mínimo.

Donación de Órganos

Otro tema que también fue parte de la marcha este año fue el de la donación de órganos y de lo fácil que puede ser registrarse como tal.

Vivian Hartman, quien fundó Sophia’s Angels, una agencia no lucrativa que provee ayuda a padres con niños que sufren de cáncer, organizó un evento de registro de donantes de médula ósea y células madres.

El registro fue en conjunción con la organización Be the Match, que junto a donantes con personas que esperan de ellos y se realizó en honor de Kathryn Childs, una niña que está a punto de cumplir los 4 años y quien fue diagnosticada con leucemia linfoblástica águda a los siete meses de edad. Ella pasó los próximos dos años saliendo y entrando de hospitales, recibiendo quimioterapia y otros procedimientos a menudo dolorosos. Después de tres meses de tratar la leucemia de la niña, la enfermedad cayó en remisión y los doctores de la menor pensaron que ella se recobraría completamente.

Pero meses más tarde, Kathryn contrajo una infección citomegalovius la cual no pudieron controlar por varios meses y la dejó parcialmente ciega de su ojo izquierdo. Poco después, ella fue afectada por una pneumonía y regresó al hospital, luchando contra ese mal por casi un año. Más tarde, los médicos se dieron cuenta que aunque la leucemia ya no la afectaba, los diferentes tratamientos le generaron una rara condición que elimina la habilidades del cuerpo para producir células T. Esto ha dejado a Kathryn sin un sistema inmunológico, lo que le impide luchar contra la pneumonía. Actualmente, la única probabilidad de que Kathryn se recupere totalmente es por medio de un trasplante de células madres de un donante.

“Ella se irá al cielo a menos que encuentren un donante”, dijo Hartman sobre la situación de Kathryn.

Y encontrar a un donante perfecto es lo difícil.

Hartman conoce esto de primera mano. Su hija Sophia de 12 años murió en 2005 sin haber encontrado uno de médula ósea que necesitaba urgentemente para sobrevivir la leucemia que la aquejaba.

Aunque Hartman organizó eventos de registro de donantes esperando encontrar a uno que salvara la vida de su hija, lo difícil era encontrar a personas dispuestas a asistir a dichos eventos. Incluso tuvo que pararse en la calle y distribuir volantes para publicitar dichos eventos.

“Recuerdo lo difícil que fue para mi encontrar a personas dispuestas a participar,” relató.

Al final, 120 personas se presentaron al evento que organizó para su hija, pero recalca que “ninguna mamá debería de rogar a la gente para ir a un evento de registro de donantes de médula ósea”.

Así que este año, la propietaria de Buffalo Bruce’s Mercantile, un café y restaurante de barbecue en la esquina de la calle Hubbard y el bulevar Foothill en Sylmar, llevó el evento de registro de donantes a la gente.

Colocó una mesa con información en el parque Ritchie Valens y se subió al escenario para animar a la gente a participar.

“Catorce personas se registraron como donantes, pero educamos a más de 40, pero ellos no calificaron para registrarse como donantes”, dijo Harman, cuya abuela, Margarita Rosas camino al lado de César Chávez, dijo.

“Tengo un gran afecto por este evento”, dijo Hartman de la marcha.

Para registrarse como donante, la persona debe tener entre 18 y 44 años y cumplir con ciertos requisitos de salud.

Aunque ahora es fácil el hacerse el examen y registrarse como donante, mucha gente no lo hace — en parte debido a mitos y falta de información.

En el pasado, esto se hacía a través de un examen de sangre.

Pero hoy en día, es simplemente con un hisopo que se pasaba dentro de la boca en la mejilla. Los hisopos se envían a un laboratorio y los resultados se vuelven parte de una base de datos en el registro nacional de donantes. Si la persona resulta ser un donante perfecto para alguien en la lista, se le contacta después.

Hartman también tomó tiempo para recordarle a la gente que tanto las células madres como la médula ósea son cosas que el cuerpo reemplaza, lo que significa que aunque te saquen un poco, tendrás nuevos en un par de semanas.

Hartman dijo que lo único que realmente se necesita para ser un donante es tener amor.

“Sí se requiere de amor para que un humano ayude a otro”, dijo ella.

Además de ayudar a niños y familias impactadas por el cáncer, la organización Sophia’s Angels ofrece seminarios a grupos sobre masaje, reflexología y aromaterapia para personas afectadas por diferentes enfermedades. Para más información sobre Sophia’s Angels, visite www.sophiasangels.org.Para más información sobre donación de órganos, visite www.bethematch.org.