AP

MEXICO (AP) — Autoridades en el estado occidental de Jalisco pidieron a la gente ignorar mantas colgadas en las inmediaciones de la capital estatal y que fueron atribuidas al cartel del narcotráfico señalado de emboscar y asesinar a 15 policías la semana pasada.

Las mantas estaban firmadas con las iniciales “CJNG”, como se identifica al Cartel Jalisco Nueva Generación, y tenían mensajes en los que señalaba que no tenía problemas con la gente, sino con secuestradores y grupos rivales, según imágenes reproducidas por medios locales.

Y en una reacción inusual, la Fiscalía de Jalisco confirmó la aparición de las mantas y llamó a la gente a “ignorar estos mensajes”.

Desde hace años los grupos del narcotráfico suelen colocar mantas con diversos tipos de mensajes, algunos dirigidos a la sociedad y otros para amenazar a rivales. Sin embargo, no es común que las autoridades se refieran públicamente a ellas.

El fiscal de Jalisco, Luis Carlos Nájera, dijo a periodistas que su oficina inició una investigación por la colocación de las mantas y arremetió contra el presunto grupo criminal que las puso.

“Esta gente sigue envenenando jóvenes, sigue robando hidrocarburos, sigue atacando autoridades; no pueden decir que no quieren dañar a la sociedad”, dijo el funcionario.

Las autoridades estatales atribuyeron al Cartel Jalisco Nueva Generación el ataque y asesinato de 15 policías estatales la semana pasada, en el peor atentado contra fuerzas de seguridad en un solo hecho. Otros cinco agentes resultaron lesionados.

El gobierno de Estados Unidos considera que ese cartel es ahora uno de los más poderosos grupos del narcotráfico en México y que ha extendido sus operaciones a por lo menos siete de los 31 estados del país, además de que tiene presencia en Estados Unidos y en prácticamente todos los continentes.

El anuncio llega el mismo día que las autoridades mexicanas decomisaron 85 litros de metanfetamina líquida en el norte de México.

 La Procuraduría General de la República dijo que el decomiso tuvo lugar en Sonora, sin informar la fecha en la que se produjo la incautación pero indicó que fueron detenidas dos personas. 

Los agentes recibieron una llamada anónima y situaron un dispositivo de vigilancia móvil a la altura del municipio de Huatabampo, en la carretera que lleva a la ciudad de Nogales desde la capital del país. 

Así fue que descubrieron a un mexicano de 35 años de edad y a una mujer, de 42 años, de nacionalidad estadounidense, que viajaban desde Culiacán, capital del estado de Sinaloa, hasta Los Ángeles en California y que transportaban la droga en estado líquido en una camioneta Ford Expedition. Ambos se encuentran en prisión. 

La metanfetamina es una droga sintética derivada de la anfetamina más conocida como “cristal” porque llega al consumidor en forma de pequeños cristales que habitualmente se fuman en pipa. Los cárteles de la droga han trasladado a México los laboratorios de procesamiento para escapar de las autoridades de los Estados Unidos. 

Según datos de las autoridades aduaneras, el 63% de toda la metanfetamina que se consume allí, llega desde México y entre 2009 y 2014 la cantidad de metanfetamina decomisada en la frontera aumentó en un 300%. 

El principio activo del que se extrae la metanfetamina se disuelve en líquido y envasa en botellas de tequila o envases plásticos de detergente para engañar a los agentes de aduanas. 

Una vez que llega a los centros de distribución de los Estados Unidos, quienes la procesan, la convierten en cristales, la modalidad de consumo más habitual. 

Un kilo de metanfetamina cuesta alrededor de 7,000 dólares.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *