AP

NUEVA YORK (AP) — El rechazo a Donald Trump tras sus declaraciones sobre los inmigrantes mexicanos continuó el martes cuando una televisora apoyada por el multimillonario mexicano Carlos Slim anunció que abandonaría un proyecto con el precandidato republicano al tiempo que México anunció que no enviará a su concursante a Miss Universo, que es copropiedad de Trump.

Ora TV se convirtió en la más reciente compañía en romper sus lazos comerciales con Trump quien dijo en un discurso de campaña que los inmigrantes mexicanos llevan drogas y crimen a Estados Unidos además de que algunos son violadores.

La empresa no proporcionó detalles sobre el proyecto que desarrollaba con Trump. Slim es inversionista mayoritario en Ora TV, que produce programas como “Larry King Now” y “Off the Grid with Jesse Ventura”.

El canal de televisión Univision y la gigante televisora mexicana Televisa también han anunciado que no harán negocios con Trump.

La semana pasada Univision anunció que cancelaba sus planes para transmitir el concurso de belleza Miss USA, que se realizará el 12 de julio, y Miss Universo en enero próximo.

La cadena NBC hizo lo mismo el lunes al anunciar que no presentará ambos concursos, de la que es copropietaria junto con Trump, además de que no volverá a contratar a Trump como presentador de “The Celebrity Apprentice” para la próxima temporada.

NBC dijo que usará el tiempo al aire de Miss USA para presentar una competencia de “American Ninja Warrior”.

Trump calificó a NBC de “débil” y “absurda” por protestar ante sus comentarios sobre la inmigración. Ha dicho que emprenderá demandas contra NBC y Univision.

Miss Universo no sólo se quedará sin esos espacios al aire sino también sin su concursante mexicana, según confirmó en Twitter la directora de Nuestra Belleza México, el certamen donde se elige a esta representante.

Lupita Jones dijo estar ofendida e indignada “al igual que todos” por los comentarios de Trump sobre los mexicanos. Jones fue coronada Miss Universo en 1991, era la primera mexicana en conseguirlo. Agregó que Trump le hace daño a Miss Universo y su tradición de unión entre los países al tiempo que celebró a Televisa por su decisión.

Por su parte la fundación del astro puertorriqueño Ricky Martin anunció que retirará su torneo anual de golf de un campo propiedad de Trump en protesta por sus declaraciones.

La fundación, que había pautado su torneo anual para el próximo 21 de agosto, señaló que lo trasladará a un campo en Río Grande, Puerto Rico.

Becky G, J. Balvin, Cristian de la Fuente, Roselyn Sánchez y Maná son otros de los artistas y personalidades latinas que han repudiado a Trump.

Este revés ha hecho que varios se pregunten si los efectos negativos llegarán hasta su imperio mundial de bienes raíces. Pero otros expertos señalan que la decisión radical de NBC simplemente le da a “el Donald” más de la atención y la publicidad que ansía.

“Creo que la gente se ha acostumbrado a esperar este tipo de comportamiento de Trump”, dijo Robert Passikoff, presidente de Brand Keys Inc., una firma que monitorea el valor de marcas. “No tienes que estar de acuerdo con él, pero es una de las pocas marcas humanas que nos quedan”.

Otras marcas basadas en personalidades han caído por declaraciones controvertidas, como Paula Deen, la célebre chef que perdió su programa y sus acuerdos de promoción de productos en 2013 por hacer declaraciones racistas. Sin embargo, el imperio de Trump —y su marca personal— es mucho más grande que el de Deen, e incluye hoteles y propiedades.

Trump ha dicho que el valor de su fortuna asciende a 8.700 millones de dólares, aunque la revista Forbes la calcula en 4.100 millones. A continuación, una revisión a sus empresas y cómo podrían ser afectadas por la controversia.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *