AP

GUATEMALA— El presidente Otto Pérez Molina vive la peor crisis de su gobierno tras la petición de la fiscalía de que se le retire la inmunidad para ser investigado por un escándalo de corrupción al fisco guatemalteco.

Desde el viernes pasado han renunciado cinco ministros de los 13 ministros del gabinete, 8 viceministros y dos secretarios, en medio de protestas ciudadanas que piden la renuncia del mandatario.

A pesar de las acusaciones, Pérez Molina emitió el domingo un mensaje televisado a la nación en el cual informó que no renunciaría al cargo, que se sometería a los tribunales de justicia, pidió perdón por la corrupción en su gobierno y negó los cargos en su contra.

La fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala solicitaron que se le retire la inmunidad al mandatario para poder investigarlo debido a que hay fuertes indicios de que está vinculado a una red de defraudación aduanera, denominada “La Línea”, que habría robado millones de dólares al fisco guatemalteco.

La ex vicepresidenta Roxana Baldetti enfrenta cargos por el caso.

Las peticiones para la renuncia de Pérez Molina comenzaron a surgir. El sector empresarial pidió públicamente su renuncia y a esto se unió la Iglesia católica a través del arzobispo guatemalteco Oscar Julio Vian.

“Yo creo que sí debe renunciar”, dijo Vian luego de la misa del domingo y al ser consultado sobre la situación del país.

El analista y ex vicepresidente Eduardo Stein dijo a The Associated Press que “hay una incertidumbre de ver que es lo que va a pasar después de las acusaciones tan graves de la Comisión contra la impunidad”.

La Comisión, un ente de Naciones Unidas para desarticular aparatos clandestinos y de seguridad dentro del estado guatemalteco, dijo que “La Línea” estaba integrada por funcionarios y particulares que recibían sobornos de empresarios para que les ayudaran a evadir impuestos en sus importaciones.

Baldetti renunció a la vicepresidencia el 8 de mayo por su vinculación al proceso. Aunque negó los hechos, un juez ordenó su arresto el viernes y fue enviada a un cuartel militar para guardar prisión preventiva.

Desde el lunes Baldetti se encuentra en audiencia esperando a que un juez decida su situación jurídica.

El lunes la fiscalía dijo que Baldetti habría recibido unos 3.7 millones de dólares en sobornos, el 50% de los sobornos recibidos por la red en un año, tiempo en el cual se han centrado las investigaciones.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *