A finales de Octubre, dos hombres Latinos se presentaron a la casa de José Rodríguez sobre la calle Seventh en la Ciudad de San Fernando diciendo que eran de la “Compañía de Agua” y que querían instalar un aparato para ahorrar el líquido.

Rodríguez no lo creyó.

“Yo luego sospeché que no eran (empleados) porque no traían ni herramienta, ni troca, ni uniforme”, contó Rodríguez.

“Hablaron en inglés y dijeron que le iban a poner un regulador del agua. ‘Se lo vamos a poner en la entrada de la puerta’ dijeron”, agregó e indicó que lo único que traían “era un aparatito como de plástico con números”.

A pesar de no creerlo del todo, Rodríguez abrió el portón de su casa y les permitió entrar. Uno de los hombres pareció echar un vistazo adentro de la casa y fue cuando Rodríguez puso final al intercambio.

“Yo le dije ‘yo no mando aquí en la casa. Mi hija es la que se encarga de eso’ y le dije que se fueran”, recordó.

Los dos hombres se fueron. Uno de ellos portaba camisa y corbata. El otro, que se mantuvo a unos 20 pies de distancia, cubría su cara con un suéter.

También portaban unas insignias color blanco diciendo que eran del Departamento de Agua y Energía.

Después de conocer sobre el episodio, la hija de Rodríguez, Alicia, llamó a la Ciudad de San Fernando, donde le dijeron que no había trabajos planeados para esa área y que ninguno de sus empleados había sido enviado ahí. Además, le dijeron que los empleados de la ciudad siempre usan un uniforme y deben identificarse como tal.

Alicia recibió la misma respuesta al llamar a Southern California Edison, la empresa que provee la electricidad en San Fernando.

Rodríguez parece haber evitado un posible fraude que le habría costado caro, ya que cuando revisó con un vecino en la misma calle donde los hombres también se acercaron, le dijeron que estos se habían identificado como “empleados de la compañía de gas”. En otra casa preguntaron si tenían una computadora.

“Tenemos miedo”, admitió Alicia.

“Creo que ellos saben dónde ir a tocar y tratan de ver si pueden echar un vistazo a la casa y ver si hay algo de valor adentro (y robar algo). Están viendo si se pueden meter.

“Muchas de las personas alrededor de nosotros están jubilados. Les dijimos que tuvieran cuidado y que no se acercaran a nadie que se presente (sin avisar). Le dije a mi papá ‘si alguien viene, dígales que dejen un volante y una tarjeta y que llame a la compañía para asegurarse que sean empleados”.

Eso es un buen consejo.

El Departamento de Policía de San Fernando (SFPD) envió recientemente una advertencia sobre un fraude en la Ciudad que tiene que ver con falsos podadores de árbol que robaron en una casa sobre el bulevar Glenoaks. Dos hombre se acercaron al dueño de la propiedad y consiguieron que fuera a la parte trasera de la vivienda con uno de ellos mientras el otro entró y robó varios objetos de valor.

El SFPD recomendó que los residentes no permitan entrar a sus propiedades a extraños que digan ser trabajadores de servicios o de utilidades, a menos que porten uniformes oficiales y presenten las credenciales apropiadas.

Southern California Edison ofrece el mismo consejo.

“Ocasionalmente, alguno de nuestros empleados puede llegar a la puerta de su casa con respecto a una lectura de medidor u otros servicios. La mayoría, pero no todos los empleados de SCE, visitarán su hogar vistiendo uniformes. Como una práctica estándar para su propia seguridad, usted deberá preguntar sobre la tarjeta de identificación de empleado de SCE. Un tarjeta auténtica de SCE muestra el nombre de nuestra compañía y logo, una foto a color y el nombre del empleado al frente. En la parte posterior, muestra una dirección de correo por si la tarjeta se extravía.

“La mayoría de las visitas de los trabajadores de servicios son regularmente planeadas o solicitadas por el cliente. Le notificamos a nuestros clientes varias veces por escrito antes de enviar a un empleado a desconectar su servicio eléctrico. Los vendedores contratados por SCE pueden visitar a nuestros clientes para realizar mejoras en la eficiencia de energía, pero sólo después de que el cliente a respondido a una solicitud del vendedor, así los clientes no son sorprendidos con la visita”, añaden.

Si usted tiene alguna sospecha, no permita que un extraño entre a su propiedad y llame inmediatamente al Departamento de Policía de San Fernando al (818) 898-1267. Para reportar un crimen de manera anónima, llame al (818) 831-5002.

Recomendaciones para no ser víctima de un fraude:

◆    Never reveal your credit card, ATM, or telephone calling-card numbers (or PIN numbers) to anyone. Utility employees will not ask for money, credit card information or to use your phone though some authorized agents and do not accept payments in the field.

◆    Nunca revele su tarjeta de crédito, tarjeta de cajero automático, tarjeta de llamadas telefónicas o números de identificación personal a nadie, especialmente por teléfono.

◆    Sospeche de cualquiera que se presente sin una cita pidiendo revisar sus electrodomésticos, el cableado de su hogar o cualquier problema eléctrico dentro de su hogar.

◆    Nunca permita a nadie entrar a su hogar antes de verificar quién es, ver su identificación, y saber el propósito de su visita.

En caso de cualquier accidente que parezca ser una estafa por criminales haciéndose pasar por empleados de servicios, repórtelo a la policía local y llame al 911

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *