AP

MEXICO (AP) — Las autoridades mexicanas investigan si el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán invirtió dinero en un negocio de la actriz Kate del Castillo, dijo la procuradora general.

En una entrevista con el diario El Universal publicada el martes, la procuradora Arely Gómez indicó que se investiga un posible lavado de dinero, aunque dijo que aún no se tiene ninguna certeza jurídica.

La funcionaria confirmó que Del Castillo fue citada a declarar sobre la reunión que tuvo con Guzmán junto al actor estadounidense Sean Penn, lo que podría ocurrir en algún consulado de México en Estados Unidos, donde la actriz está radicada.

“Nosotros tenemos una investigación en el caso del tequila”, dijo la procuradora en relación a una marca de esa bebida de la actriz.

Interrogada sobre si había datos para creer que el capo, considerado líder del cartel de Sinaloa, habría dado recursos a ese negocio, la funcionaria dijo que sí. “Tenemos indicios, pero necesitamos certeza jurídica”, añadió.

La procuradora aseguró que a Penn no se le investiga por ningún delito.

Del Castillo, quien no ha contestado los pedidos de The Associated Press para comentar sobre el caso, señaló la semana pasada en su cuenta de Twitter que “muchos han decidido manipular la información y fabricar historias falsas”.

La actriz y Penn se reunieron en octubre con “El Chapo” y, según las autoridades mexicanas, eso les permitió ubicar en aquel momento al capo, aunque logró evadirse. Poco más de dos meses después Guzmán fue detenido en la ciudad norteña de Los Mochis y recluido en la misma prisión de máxima seguridad de la que se había fugado en julio.

La procuradora mexicana dijo que también investigan los gastos de la actriz durante el viaje que hizo al estado norteño de Durango, donde las autoridades dijeron que se realizó la entrevista.

“Tenemos que cerciorarnos quién le proporcionó el avión, quién lo pagó, toda la logística del viaje”, refirió.

Guzmán enfrenta dos procesos de extradición a Estados Unidos, donde es buscado por narcotráfico.

La procuradora dijo que se ha decido extraditar a Guzmán, aunque otros funcionarios han referido que el proceso puede durar por lo menos varios meses debido a los recursos legales que su defensa ha comenzado a interponer para intentar detener su envío a Estados Unidos.

Investigación

El vocero de la presidencia, Eduardo Sánchez, dijo la semana pasada que el gobierno investiga si se cometió, o no, algún delito durante la reunión que sostuvieron los actores, pero que no había ninguna indagatoria directa contra Penn o Del Castillo.

El portavoz, sin embargo, criticó que cualquier mexicano no comparta información sobre criminales cuando la tenga.

La actriz envió la semana pasada un mensaje a través de su cuenta de Twitter en el que dice que en algún momento contará su versión. “Como era de esperarse, muchos han decidido manipular la información y fabricar historias falsas para distraernos del verdadero tema. Pronto contaré mi versión”, señaló en la red social.

Proyecto estancado

Y tal parece que el escándalo podría estar afectando la carrera de la actriz. Aunque el viernes pasado Netflix confirmaba al periódico mexicano El Universal que la serie La ingobernable, en la que Del Castillo es protagonista, seguía en pie, la ausencia de esta en el calendario de estrenos pone en duda la continuidad del proyecto.

Según se ha hecho eco en algunos medios mexicanos, la empresa de streaming multimedia tenía contemplado comenzar las grabaciones en la ciudad de México la tercera semana de enero, pero los productores de la serie se pusieron en contacto con Ana Celia Urquidi, de la productora Argos, para informarle que debían esperar a que la situación de Kate del Castillo se aclarara. Pero por otro lado, trascendió que en el calendario de estrenos de Netflix no aparece la serie como sí están presentes las nuevas temporadas de Sense8 o House of Cards. En La ingobernable, del Castillo encarnará a Irene Urzúa, la primera dama de México. La trama abordará temas de corrupción, narco y lavado de dinero.