Foto Cortesia de los Angels

Andrelton Simmons

Los Angels tuvieron que escuchar acerca de sus fallas durante todo el invierno. Un sistema de “farm” pobre. Contratos caros para Albert Pujols y (el ex Angel) Josh Hamilton. El declive pronunciado en la velocidad del lanzador estrella Jared Weaver. El declive general en la producción ofensiva, que en parte los hizo caer del primero al tercer lugar en la División Oeste de la Liga Americana. ¿Cómo puedes tener dos bateadores de 40 home runs en Pujols y Mike Trout, y ninguno de ellos impulsa 100 carreras?

Cualquiera que sea la razón — los $40 millones que todavía le adeudan a Hamilton (que ahora está con Texas) o el desinterés del dueño Arte Moreno para sobrepasar el “impuesto de lujo” de las Ligas Mayores de Béisbol (por salarios que exceden $189 millones) — los Angeles no buscaron vigorosamente a ningún agente libre de alto salario. Así que si la ofensiva enfrenta problemas de nuevo, el equipo debe lanzar bien y defender bien para poder batallar con Texas y Houston, así como Kansas City.

Quizá defiendan mejor, especialmente en el puesto de paracorto. Andrelton Simmons puede hacer jugadas que Aybar ni siquiera puede imaginar. El jardinero Kole Calhoun ganó un Guante de Oro en la derecha (Trout, en el centro, debió haber ganado uno también). Y el receptor Carlos Pérez — al menos en la defensa — es una mejora en comparación con Chris Iannetta.

Ayudaría si Pujols — que viene luego de recuperarse de una cirugía en el pie — aceptara un cambio a tiempo completo al puesto de bateador desempleado para permitir que C.J. Cron, quien tiene ese cargo actualmente, juegue más en la primera base. Pero con su contrato inmovible de $240 millones, que se acaba en 2021, Pujols es quien tiene la ventaja.

Los lanzadores son una gran preocupación. Garrett Richards quizá ya se recuperó por completo de su lesión de la rodilla y está listo para lanzar su fastball de 96 mph. Pero el veterano C.J. Wilson tuvo problemas el 25 de Marzo debido a problemas en el hombro. Y Weaver, en el último año de su contrato, quizá no tenga mucho que dar. Los lanzadores iniciales potenciales Andrew Heaney, Hector Santiago y Matt Shoemaker no tienen un brazo dominante entre todos ellos.

Más allá del cerrador Houston Street y Joe Smith, el “bullpen” es un misterio.

Anaheim quizá todavía tenga al mejor jugador de béisbol en Trout, quien a sus 24 años, todavía tiene muchos años buenos adelante. Pero aparte de Trout, Pujols y Calhoun (que pegó 26 home runs el año pasado) no hay muchos bateadores en los Angels que ponen en aprietos a los lanzadores oponentes — a menos que la alineación pueda empezar a conseguir victorias consecutivas como lo han hecho los Campeones Mundiales Royals en los últimos dos años.

Hay otros equipos de la Liga Americana en ascenso aparte de Kansas City — como son los Rangers, Astros, Yankees, Orioles, Tigers, Blue Jays y Red Sox. Hasta los Twins, White Sox y Marines están creando expectativas para la temporada 2016.

Los Angels sí estuvieron en la pelea por pasar a los playoffs hasta la última semana de la temporada 2015. Pero hasta que se respondan las preguntas sobre la calidad de los lanzadores en 2016, será difícil de duplicar incluso llegar a ese punto.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *