M. Terry / El Sol

Preparados para defender su título -- Lindsey Lowe y Kyla Gendler, que fueron parte del equipo de Chatsworth que ganó el campeonato 2015 de la División I, dicen que sus nuevas compañeras pueden competir en la Liga West Valley.

El equipo de softball de Chatsworth tendrá un mes de Abril sumamente ocupado.

Las campeonas defensoras de la División I de la City Section tienen sus bates y guantes llenos debido a lluvia y una confusión al ser excluidos del Toreno Hart en Febrero, forzando al entrenador John Fogerson a encontrar otro evento al último momento.

Esto significa que Chatsworth disputará 21 partidos este mes — y eso incluye encuentros en la difícil Liga West Valley, mientras cumplen con compromisos en los torneos Birmingham y High Desert Classic.

Eso no fue lo que Fogerson tenía en mente para el 2016 en la defensa de su título. Debido a la graduación, las Chancellors perdieron a siete de las jugadoras titulares de la escuadra que tuvo un récord de 30-5 el año pasado. Para el comienzo de la liga— que inició este miércoles 6 de Abril en contra de Granada Hills (los resultados no estaban disponibles antes del cierre de esta edición) — Fogerson esperaba haber mezclado a las nuevas integrantes del equipo con las veteranas de ese equipo de 2015 y convertirlas en una unidad competitiva. Pero hasta ahora, las Chancellors han jugado 11 partidos, con marca de 7-3-1 después de derrotar a Thousand Oaks el lunes 4 de Abril.

“He venido haciendo esto a nivel de secundaria por 14 años. (Pero este año ha sido un poco más de lo que esperaba porque no sigo tanto a las jugadoras del segundo equipo. No estoy tan enterado de sus debilidades”, dijo Fogerson.

Agregó que el programa en general es interactivo y que las jugadoras del primer y segundo equipo se conocen bien. Aún así, “se trata de química” en el campo, dijo Fogerson.

Ese mezcla de química quizá esté apareciendo en la superficie. A Fogerson lo animan las adiciones de Amanda Clark, primer año y Adreana Martínez, de segundo año y quien se transfirió de Valley Academy of Arts and Sciences.

Clark, quien juega la segunda base, es tan nueva que ni siquiera aparece como parte de la lista de jugadoras en el sitio de Internet Max Preps. Pero en su primer partido contra Poly el 2 de Abril, ella tuvo dos hits en sus primeras dos oportunidades al bate.  

“La habíamos preparado, tratando que participara en la mayor cantidad de partidos del segundo equipo como fuera posible, y ellas ya jugaron 16 partidos”, dijo Fogerson. “Ella probablemente no sea una pitcher hasta el año entrante, pero la estamos preparando”.

Martínez si está jugando de pitcher y ayudando a aliviar un poco la fuerte carga de encuentros que tienen las Chancellors este mes. “Ella tuvo algunos problemas con sus calificaciones que le significaron perder días de escuela”, dijo Fogerson. “Pero ahora está en el camino correcto y ahora ya puede jugar”.

Una de las jugadoras que regresaron del equipo del año pasado es Kyla Gendler, quien tuvo marca de 19-2 con promedio de carreras permitidas (ERA) de 1.85 y fue la pitcher en el triunfo de 6-5 sobre Carson en la final de la División I.

Gendler, estudiante de último año, sabe que debe ayudar a guiar a las nuevas integrantes del equipo durante este difícil periodo y estar listas para los playoffs.

“(Las jugadoras que regresaron) quieren mantener claros los objetivos, que son llegar a otro campeonato”, dijo Gendler. “Aunque ya ganamos uno, queremos otro.

“El año pasado ya es el pasado. Somos un nuevo equipo. Tenemos que mostrar que es una organización aquí en Chatsworth, no solo un par de jugadoras. Tenemos que mantener al segundo y al primer equipo motivado a través de los tiempos difíciles. Se trata de cambiar un jugador a la vez”.

Una jugadora que ya ha dado un paso al frente es Lindsey Lowe, estudiante de tercer año, que juega tanto en el jardín como de paracortos. Lowe paso desapercibida el año pasado detrás de bateadoras como Azmarheen Anderson y Vanessa Portillo, mientras proveía 42 hits y 28 RBIs. Pero los contrincantes se concentrarán en ella esta temporada, hasta que las Chancellors muestren fuerza a través de todo el equipo.

Ella admite que su estilo es más “liderar con el ejemplo” que ser demasiado demostrativa. Al mismo tiempo, Lowe se da cuenta que Fogerson espera que ella sea más una líder esta temporada, “para tratar de traer lo que teníamos el año pasado a este año”, aunque muchas de las jugadoras se fueron.

“Queremos que ese espíritu de equipo siga con este equipo”, dijo Lowe. “Al principio fue un poco lento. Pero ahora que jugamos más partidos, empezamos a entender [lo que requiere] regresara ese espíritu. Actualmente, lo puedes ver en la forma que jugamos que hay un gran cambio, y vamos a seguir adelante”.

De cualquier manera, el mes de Abril será uno que probará la habilidad de los Chancellors para mantener el enfoque y la producción, dice Fogerson, pues no hay partidos fáciles en la Liga West Valley.

“Nuestros cuatro mejores equipos estuvieron entre los 10 mejores de la ciudad el año pasado”, dijo él. Y los otros cinco equipos de la liga— Birmingham, Cleveland, El Camino Real, Granada Hills y Taft — están listos para dar pelea también.

“Podría quedar en ‘quién no gana el partido(s) que debieron'”, dijo Fogerson.

¿Cómo evita Chatsworth esta trampa?

“Ejecutando habilidades básicas”, dijo el entrenador. “Si jugamos como podemos, podemos competir con cualquiera. Cuando tenemos nuestros lapsos mentales, y no ejecutamos, y dejamos ir oportunidades, entonces cualquiera nos puede derrotar. Debido a la juventud, somos susceptibles a eso. Así que debemos mantenernos enfocados y producir”.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *