LOS ANGELES (AP) — La explosión del año pasado en un pozo de gas natural que afectó el suministro de electricidad para el sur de California podría ocasionar apagones en el verano, dijeron el martes autoridades.

El presidente de la Comisión de Energía de California dijo que el cierre parcial del campo de almacenamiento Aliso Canyon cerca de Los Ángeles podría causar apagones de corta duración.

Las instalaciones de Southern California Gas Co. no han operado a toda su capacidad desde que se descubrió una fuga en octubre.

El derrame de gas en Aliso Canyon se detectó el 23 de octubre y no fue hasta febrero de este año que las autoridades pudieron contenerlo. Esto forzó a miles de familias a abandonar sus casas y escuelas aduciendo que el mal olor y la contaminación proveniente de la fuga los enfermaba.

Actualmente, existe una moratoria para el funcionamiento de los pozos de gas en Aliso Canyon, ubicado en las colinas detrás de Porter Ranch, lo que significa que no se está extrayendo gas en ese campo.

El yacimiento aún contiene algo de gas, pero las autoridades hacen preparativos para una posible escasez cuando se requiera gas para las plantas termoeléctricas durante la temporada de alta demanda de mediados de año.

La Comisión de Energía y otras agencias difundieron un plan que contempla más de una docena de medidas para evitar apagones, incluidas medidas de conservación por parte de los usuarios.

Un análisis realizado por las autoridades energéticas indica que dado el cierre de Aliso Canyon existe la posibilidad de hasta 14 días de apagones en el verano.

Esto se debe a que el 60% del suministro de gas natural en el verano se destina para plantas generadoras de electricidad.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *