A. Garcia / El Sol

Indignación, miedo y enojo se esparció a través de la comunidad ecuestre del noreste del Valle de San Fernando después que una joven yegua fuera encontrada muerta el sábado, atada, golpeada y con varios impactos de bala al final de una estrecha calle en Sylmar.

“Qué cabr…es”, dijo Horacio Guerrero del Rancho Hacienda Chiquita en Sylmar, quien expresó que nunca antes había escuchado que alguien hiciera algo similar.

“Eso no es de hombres”, expresó Guerrero, quien ha vivido con caballos toda su vida. “Uno cuida a los animales, son como de la familia. Ves a los caballos crecer y es como ver a tus hijos”.

“Tiene que ser un loco el que haya hecho eso. Uno le pone cariño a los caballos, los aprecia. No les haces daño”, dijo.

La última vez que alguien vio a “Shakira” viva, ella estaba bien y salía de un rancho de caballos ubicado al final de la cuadra 11700 de la calle Kagel Canyon en Sylmar, donde topa con la autopista 210.

Eso fue un par de días antes de que la yegua blanca fuera encontrada golpeada (y posiblemente muerta a tiros), su boca y cuello amarrados con una soga que se extendía hasta su cola, la cual estaba atada a un poste frente al rancho de caballos donde está el establo donde vivió por un tiempo.

“Fue horrible”, dijo la dueña del rancho, quien el sábado por la mañana encontró al caballo en tal estado y no podía creer lo que vio. “Nunca he visto algo así antes”, agregó.

Añadió que unos días antes del sábado la yegua, que había estado viviendo en uno de los estables de su rancho, cambió de propietario y vio al nuevo dueño llevársela en una camioneta.   

“Después vi esto” dijo la dueña del rancho, quien no quiso dar su nombre.

Se trataba de una yegua joven llamada “Shakira” (como la famosa cantante colombiana) y no era un pura sangre, por eso es que no tenía la insignia que los dueños dan a sus animales, indicó la mujer.

Agregó que el caballo se comportaba bien y estaba en buena salud.

Fue ella quien reportó el hallazgo del caballo muerto a las autoridades el sábado por la mañana.

El Detective Eric Bixler de la División Foothill del LAPD, dijo que “entre la medianoche y las 7 a.m., alguien golpeó y/o mató al cabello y lo dejo con su cola atada a un poste de teléfono con una cuerda”.

“Esto fue hecho de forma intencional y maligna. Todo esto es muy extraño”, agregó el Detective.

La Fuerza Especial de Crueldad contra Animal del LAPD investiga el caso.

El animal fue llevado a San Bernardino, donde una autopsia determinará la causa exacta de muerte, dijo Bixler. Los investigadores han determinado, sin embargo, que el animal fue golpeado severamente y sufrió múltiples heridas de bala.

CRUELDAD CONTRA ANIMALES

La crueldad contra animales es una violación del Código Penal de California Sección 597 y se castiga con entre 16 meses y 3 años de encarcelamiento en una prisión estatal, o con una multa de no más de $20,000, o ambos castigos: encarcelamiento y multa.

Si se utiliza un arma letal o peligrosa para cometer el crimen, se agrega un año a la sentencia de cárcel. Si el acusado tiene dos penas anteriores por delitos serios violentos, una condena de crueldad animal puede ser la tercer “strike”, lo que podría resultar en una sentencia de entre 25 años a de por vida en prisión.

La crueldad animal incluye cualquier actividad que cause lesión, incapacidad o muerte de un animal. Ejemplos de crueldad animal incluyen dar patadas, golpear, ahorcar, dar puñetazos, colgar, acuchillar, disparar, prender fuego, electrocutar o acumular demasiados animales.

Hasta ahora las autoridades no han mantenido un registro del número de casos de abuso. Basado en las estadísticas de medios de comunicación sobre reportes de casos de abuso de animales, se registraron 1,880 de estos en 2007 en todo el país, la gran mayoría de los cuales involucran a perros y gatos.

Sin embargo, el FBI anunció en Enero que los actos de crueldad contra animales serán ahora parte del registro de crímenes que ellos recaban, al igual que incendios premeditados, hurto, ataque y homicidios que son parte de la base de datos criminal de la corporación.

“Algunos estudios indican que la crueldad contra animales es un precursor de crímenes más serios”, indicó Nelson Ferry, quien trabaja en la Unidad de Manejo de Estadísticas Criminales del FBI. “Esa es una de las cosas que estamos viendo”.

El lunes por la mañana todavía se podían ver las señales claras del crimen en Sylmar.

Una gran cantidad de sangre seca, excremento y zacato era visible en el lugar donde la yegua fue encontrada.

El crimen es particularmente preocupante en una comunidad con una larga tradición ecuestre y de Charros. Es algo común ver a gente andando a caballo en Sylmar y en las áreas aledañas de Sunland y Tujunga, especialmente en la zona donde mataron al caballo – al final de una calle muy angosta que desemboca en el Centro de Recreación Hansen Dam, donde hay senderos ecuestres y la gente disfruta andando a caballo.  

“Quiero que lo arresten, a quien hizo esto”, dijo la dueña del rancho de caballos donde están los establos en los que vivió “Shakira”. “No sé por qué alguien haría algo como esto”.

Es la misma incredulidad que alberga Nicole Chase, propietaria del Rancho MonteVerde, un lugar que provee establos para caballos y ofrece clases para montar a caballo en Sylmar.

“Algo así de horrible es simplemente algo del demonio”, dijo Chase, quien esta semana se vio inundada de llamadas y correos electrónicos de amantes de caballos preocupados y entristecidos por el evento trágico.

“Hacer eso a un animal inocente, no hay palabras para describir el nivel de crueldad y la falta de humanidad”, agregó Chase.

Dijo que la noticia impactó a toda la comunidad, que nunca antes había escuchado de algo igual.

“La comunidad ecuestre tiene mucho respeto por sus animales. Cuando alguien hace algo como esto, es muy triste”, expresó Chase.    

“No tiene sentido”, dijo y añadió que mientras la policía investiga el hecho, ella y otros propietarios de ranchos han redoblado sus preocupaciones de seguridad.

“Cuando algo como esto pasa, nos hace conscientes que debemos cuidar nuestras áreas y a nuestros caballos”, dijo Chase.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *