PGLA

Un total de 101 estudiantes serán honrados hoy jueves 26 de Mayo en el Skirball Center, luego de sobrellevar las expectativas, y no solo graduarse de la secundaria, sino también que van hacia la universidad en busca de hacer sus sueños realidad.

Todos ellos son parte del Project GRAD, un selecto grupo de jóvenes que completaron exitosamente un programa riguroso de preparación universitaria establecido por la organización que desde 1999 ha venido ayudando y empujando a estudiantes de bajos recursos a lograr sus objetivos académicos.

El propósito de Project GRAD es aumentar el número de estudiantes de primera generación y de orígenes humildes que vayan a la universidad proveyéndoles información temprana sobre la universidad a estudiantes y sus padres; y ofreciendo apoyo cuando ya están enrolados en universidades del sur de California.       

El Primero de su Familia en ir a la Universidad

Entre los que serán honrados hoy está Paul Trujillo, un estudiante de la secundaria San Fernando que será el primer miembro de su familia en asistir a la universidad.

Trujillo recibirá una beca de $2,000 que ofrece Project Grad ($500 por cada año en la universidad). Pero aparte del dinero, Trujillo dice que la organización ha sido “vital” en su éxito académico.

“Ellos estaban disponibles siempre ayudándome a ganar confianza y ayudando con tutoría después de la escuela y cuando tenía dificultades para balancear todos mis exámenes”, dice el residente de Pacoima.

“Hay otros factores también. Te asignan un mentor para asegurarse que estás en el camino correcto y que persistas y asistas a la universidad”, agrega el joven de18 años.

También fue a través de Project GRAD que encontró la carrera que planea seguir.

El verano pasado. Trujillo tuvo una pasantía de investigación en UCLA sobre los efectos del dolor en el cerebro.

“Disfruté trabajando en ese tipo de investigación”, dijo Trujillo, quien ganó una beca de la Fundación Posse que pagará por toda su colegiatura en la Universidad Tulane en New Orleans, Louisiana (escuela que estará visitando la próxima semana) donde planea estudiar Neurobiología con un énfasis en estudios cognitivos.

“La meta final es ya sea en el campo de la medicina, pero puedo optar por otro camino. Todo depende de cuánto me guste esto”, dice Trujillo, miembro del programa Magnet en la escuela y quien tiene un promedio académico (GPA) de 4.1.  

Mudarse tan lejos de cas será algo a lo que deberá acostumbrarse, no solo él, pero también sus padres, admite Trujillo.

“Ellos vinieron de México e invirtieron mucho tiempo en mi. Siempre supe lo importante que era ir a la universidad. Creo que el estar solo me hará una persona más independiente”, dijo.

Su Primera Selección le Responde

Odalis Saucedo tenía un sueño, un sueño escolar.

La residente de Pacoima soñaba con algún día asistir a UCLA si tenía la oportunidad. Pero también sabía que quería asistir a la universidad a toda costa.

Así que se entregó a sus estudios en la secundaria San Fernando. La joven de 18 años se graduará en Junio con un GPA de 4.2.

Saucedó envió solicitudes a UCLA, UC Irvine y UC San Diego, y luego espero el correo todos los días para saber dónde sería aceptada.

Para su beneplácito, fue aceptada en UCLA. Empezará en el otoño.

“Trabajé por esto con el corazón, y trabajé duro. Pero creo que valió la pena”, dijo Saucedo, la segunda de tres hijos y quien, al igual que Trujillo, será la primera en su familia en asistir a la universidad.

“Ver que te aceptaron en la escuela que escogiste es increíble”.

Pero Project GRAD tuvo un impacto tremendo para que Saucedo definiera y alcanzara sus objetivos.

“Project GRAD realmente me ayudó a crecer como persona, no solo en cuanto a la universidad, pero también de manera social”, dijo Saucedo. “Ellos me guiaron por el proceso de aplicar para la universidad y me informaron tanto. También me dieron grandes oportunidades que me ayudaron a sobresalir en las aplicaciones universitarias.

“Ellos me ayudaron a hacer nuevos amigos en las clases de verano y me enseñaron cómo sobrellevar problemas y mis sentimientos”.

Y no irá a Westwood con las manos vacías. UCLA le está dando casi $25,000 en ayuda financiera. Saucedo también recibirá una beca de $2,000 de Project GRAD, $1,000 de California Credit Union, $1,000 de San Fernando High School Alumni Association y $500 de Daughters of the American Revolution.

Saucedo dijo que planea estudiar Neurociencia.

“Quiero ser un neuropsicólogo y trabajar con la gente que tiene desórdenes cerebrales”, dijo Saucedo. “Estuve en un programa el verano pasado donde hice investigaciones enfocadas en el cerebro. Pensé que sería algo bonito de estudiar.

“Quizás necesite de un diploma médico, no lo sé. En estos momentos estoy enfocada en obtener mi licenciatura en Neurociencia”

Y lo hará en la escuela de su elección.

Continúa el Legado del Project GRAD

Al contrario de Trujillo y Saucedo, Maria “Hope” Balatan no será la primera de su familia en asistir a la universidad. Su padre y madre tuvieron educación superior en su natal Filipinas. Y su hermana mayor Sierra asiste a la Universidad de California Berkeley, la misma escuela a la que Balatan se dirigirá este otoño para estudiar una carrera en Bioingeniería y Ciencias de la Computación.

La inspiración para esta carrera le vino cuando tenía 8 años y sobrevivió un tifón en su natal Filipinas.

“Nos llevaron a un centro de evacuación donde había mucha gente muerte y lesionada”, describió Balatan.

“Quiero ayudar. Yo puedo ayudar a las personas a recobrar la movilidad sin importar sus lesiones y qué parte de su cuerpo este herida”, dice ella de lo que espera hacer con su diploma.

Pero la selección de universidad no es lo único que esta alumna de la secundaria San Fernando comparte con su hermana mayor.

Ambas son graduadas de Project GRAD.

“Fue la primer organización a la que me uní cuando me mude a Estados Unidos”, dijo Balatan. “Me hacían bullying cuando llegué porque era muy callada. Los consejeros (en Project GRAD) abrieron muchas puertas para mi. Dejé de tener miedo y gané confianza”.

Ahora está determinada jovencita de 17 años empieza la universidad con la ayuda de su comunidad natal de las Filipinas y aquí en el Valle luego de su graduación universitaria.

“Definitivamente planeo regresar a mi comunidad en las Filipinas, pero vivir allá (de manera permanente) no lo creo. Estados Unidos es donde pertenezco ahora”, dice la joven que también es parte del programa Magnet en la escuela y tiene un promedio académico (GPA) de 3.95.

Comprometida a Hacer una Diferencia

Audrey Zhao, de 19 años, emigró de Shanghai, China a Estados Unidos en 2012.

Y ya se puede imaginar el shock cultural, especialmente al mudarse a San Fernando con sus padres, Kelly Martin y Qiuping Fang.

Pero Zhao se comprometió a sobresalir en el salón de clases, y está inspirada por las circunstancias familiares a querer hacer una diferencia.

La joven que se graduará de la secundaria San Fernando, y quien logró un GPA de 4.5, asistirá a UC Berkeley en el otoño para estudiar una licenciatura en ingeniería química y matemáticas.

“La ingeniería química será mi carrera. Las matemáticas es porque me gusta”, dijo Zhao.

Ella recuerda cómo un par de familiares que trabajaron en la manufactura en China en la década de 1970 y 1980 fueron diagnosticados con cáncer del pulmón. Y eso la hace querer hacer algo para ayudar a los demás.

“Al principio pensé que iría a la ingeniería biomédica, y quizá inventar algo para ayudar a nuestros cuerpos. Pero ahora quiero ver si puedo crear un mejor proceso para remover o filtrar la contaminación en general”, dijo Zhao.

“También creamos tantos desperdicios. Quiero ver si puedo ayudar a generar recursos o energía de esos desechos”.

Gracias a la ayuda, apoyo y ánimos de Project GRAD, Zhao va en camino a lograr sus ambiciones.

“Como inmigrante que sabía poco de los requisitos de la secundaria y la universidad, Project GRAD me guió a través del proceso de aprendizaje y a escoger mi propio camino”, dijo Zhao.

“Cada consejero en Project GRAD es increíble y dispuesto a ayudar. Ellos me animaron durante los cuatro años y continuarán ayudándome en la universidad. Definitivamente es uno de los factores principales para que yo alcance mis sueños educativos”.

Ella también recibirá ayuda financiera para lograr esos objetivos. Aparte de una beca de $2,000 de Project GRAD, Zhao recibirá una beca de Gabriel Fernández por $1,000, de Los Angeles Rotary Club recibirá $8,000 esparcida en cuatro años, del San Fernando High School Alumni Association $1,000, y de Andres y Maria E. Cárdenas Family Foundation  $1,5000.

No se sorprendan si en algunos años escuchan de algún avance o descubrimiento hecho por Zhao para mejorar la humanidad.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *