Los ataques del candidato Republicano Donald Trump contra los latinos durante la campaña presidencial estadounidense 2016 reflejan una enorme ignorancia por parte de los angloamericanos acerca de los latinos y mexicanos que vivimos entre ellos. A la vez, estos ataques nos retan a dejarnos ver y oir.

Los latinos somos 57 millones de habitantes en Estados Unidos, el 18 por ciento, y poco más de la mitad calificarán para votar en las elecciones de 2016. Casi la mitad de estos, el 44 por ciento, son de la generación milenaria, o sea, los jóvenes. Hay 17 millones de latinos menores de 18 años en Estados Unidos. Cada año, 803,000 de ellos, casi un millón, cumplen 18 años y pueden votar.  Esto da una idea del poder que los votantes jóvenes pueden tener en estas elecciones.

De todos los latinos que viven aquí, 35 millones son de descendencia mexicana, y 23 millones nacieron aquí. Ahí reside el poder del voto de los inmigrantes mexicanos.

En 2012, solo el 48 por ciento, unos 11.2 millones de los latinos que calificaban para votar acudieron a las urnas.

En un intento por revertir esto, la Red Mexicana de Líderes y Organizaciones Migrantes (RedMex) lanzó esta semana la campaña Voto Digno 2016 que busca lograr, a través de impulsar el voto de los jóvenes latinos, que la taza del voto latino en esta elección aumente por lo menos al 65 por ciento, negándole así la presidencia a Trump o a cualquier candidato que insulta o ignora a los latinos. A partir de esta elección, ningún candidato podrá ya pasar por alto las metas políticas de los latinos y los inmigrantes.

La campaña incluye presentaciones dirigidas a jóvenes en los colegios y universidades, para impulsarlos a registrarse y votar si pueden hacerlo, y a protestar si no pueden.

Para más información de la campaña VotoDigno 2016, visite http://www.redmexicanamigrante.org/