Photo / Darryl Washburn

Por un trabajo bien hecho -- El equipo de béisbol de El Camino Real celebra un segundo trofeo consecutivo de la División I con el trofeo de la City Section.

Cuando la gente hable en el futuro de la edición 78 del campeonato de béisbol de la División I de la City Section – que la ganó El Camino Real (ECR) por marcador de 2-1 sobre Chatsworth en el estadio de los Dodgers el pasado sábado 28 de mayo – hablarán de “el lanzamiento” que hizo el jardinero Daniel Moreno y que salvó esa victoria.

Los Chancellors (29-7) lograron anotar una carrera en la segunda entrada y apostarle tres hits al abridor Jordan Berg, el último un “bunt” de Josh Medina, que llevó a Brandon Bohning de la tercera base al “home”, solo con un “out”.

Pero los Conquistadors cambiaron la historia en la sexta entrada.

Dane Reed lideró a El Camino Real con un “single” a la izquierda, y luego fue a la segunda base con un “bunt” de sacrificio. Después que Eric Yang caminó en cuatro lanzamientos, Tom Meusborn, entrenador de Chatsworth, decidió traer al relevista Tommy Palomera, aunque el titular Ryan Roche apenas había hecho 52 lanzamientos.

Palomera eventualmente “caminó” a Jake Baker y llenó las bases. Luego vino Jake Terrazas, el bateador designado de ECR. Palomera le metió dos “strikes” rápidos a Terrazas, que después hizo “foul”, antes de conectar con un lanzamiento que se fue al piso hasta el jardín derecho, impulsando dos carreras y dándole ventaja a El Camino Real.

“Lo enfrenté un par de veces”, dijo Terrazas sobre Palomera. “Es un lanzador sólido, muy bueno. Ya había conectado con un par de curvas, así que esperaba un lanzamiento en la zona. Y con dos strikes estaba batallando”.

“Para [Terrazas] el estar en esa situación en contra de Palomera que es muy bueno….él siguió ahí, luchó con un par de lanzamientos difíciles y salió adelante”, dijo Joshn Lienhard, entrenador de ECR.

¿Podía responder Chatsworth? Así lo parecía cuando Daniel Zakosek empezó la parte baja de la sexta entrada con un doble. Lienhard decidió entonces traer al relevista Elan Filous, quien ponchó a Max Mehlbaum, pero Andrew Renteria conectó para un “single”.

Moreno tomó la pelota en un rebote mientras Zakosek redondeaba la tercera base y luego hizo “el lanzamiento”. La pelota voló por el cielo unos 240 y fue directamente a Yang, quien estaba detrás del plato. Yang tomó la pelota y volteó a la tercera bases.

Zakosek, sorprendido, todavía estaba a unos 4-5 pasos de “home”.

“Generalmente él no las tira tan fuerte”, dijo Yang. “Pensé que podía irse sobre mi cabeza, pero me llegó perfecto”, dijo mostrando su pecho.

“Realmente me sorprendió que lo enviaron. Pero Moreno tomó y se deshizo de la pelota rápidamente”.

Debido a que Yang tuvo la pelota y el tiempo para ver dónde estaba Zakosek, pudo hacer todo para evitar que éste llegar al “home”.

La fuerte colisión y “el lanzamiento” fueron la energía que necesitaban los fanáticos y los Conquistadores y le quitaron el aire a los Chancellors.

“El lanzó un dardo. Y lo ha hecho toda la temporada”, dijo Berg, quien terminó la sexta y séptima entrada sin más problemas. “Cuando saqué ese out, todo el impulso estaba de nuestro lado. La gente estaba loca, los compañeros también, y recibí la energía que necesitaba para seguir adelante”.

Lienhard y otros Conquistadores recordaron un lanzamiento similar por parte de Moreno en la 13a entrada de un partido en contra de la secundaria Helix durante el torneo San Diego Lions en Marzo pasado para salvar una victoria.

Pero ese era un partido de torneo.

Este era el partido de campeonato de la Ciudad.

“Incluso pensé que se iba a desviar”, dijo Lienhard. “Después me sorprendió”.

“Loco”, dijo Moreno. “El tiro me llegó a mi, y yo tuve que hacer el lanzamiento”.

 “Crazy,” Moreno said afterward. “The base hit was hit to me, and I just had to make a throw.”

¿Qué tan bueno fue?

“El mejor que he hecho en mi vida”, dijo.