Grupo Busca Crear "Fantastic Friends" (Amigos Fantásticos) en el Valle de San Fernando

Hace unas semanas, Lisa Carreón enfrentó un problema con su hijo Emileo de 11 años, que es muy común para los padres con niños especiales.

“Llegó a la casa y contó que tuvo algunas dificultades en la escuela. Lo vieron (enseñando el dedo) porque estaba copiando un mal comportamiento que vio a alguien hacer”, contó Carreón.

Cuando le explicó que lo que estaba haciendo estaba mal, “rompió en llanto porque dijo que no tiene amigos”.

La falta de amigos, sentirse aislados o ser víctima de bullying por ser “diferentes” o al no ser comprendidos, es un desafío que preocupa a niños especiales y sus padres todos los días.

Es un aislamiento que una joven mujer ha intentado cambiar por los últimos cinco años.

Al crecer, Marissa Hacker no consideraba “diferente” a su hermano gemelo Matthew, solo que era un chico un poco inusual a quien le gustan las películas de Disney y los números.

Pero esos no son intereses que comparten muchos chicos de 14 años. En 2011, Matthew, quien tiene autismo — una compleja condición con una variedad de comportamientos y niveles, que generalmente afecta sus relaciones sociales —  regresó a casa de un campamento para niños especiales prendido en llanto y quejándose de que no había hecho amigos.

Hacker, entonces de 14 años, decidió cambiar eso y ayudar a su hermano.

Utilizando Facebook y los medios de comunicación locales en New Jersey, ella animó a sus amigos y compañeros de clase a unirse y pasar tiempo con su hermano y otros chicos especiales.

Así nació Fantastic Friends, un grupo no lucrativo que busca juntar a niños con necesidades especiales con chicos “normales” en eventos de todo tipo. No se necesita pagar una membrecía para ser parte del grupo, todo lo que se necesita es el compromiso para unirse y respetarse mutuamente.

Ahora de 19 años, Hacker alcanzó un punto álgido el año pasado cuando organizó una fiesta de “prom” al estilo playero para el grupo, al que asistieron 220 jóvenes.

“Se trata de ayudarles a hacer amigos y sentirse cómodos para ser ellos mismos”, dijo Hacker.

SUCURSAL LOCAL

Carreón, quien vive en Reseda,  se enteró de la organización Fantastic Friends en una revista reciente y se le “prendió el foco”.

Ahora ella intenta crear una sucursal local del grupo.

“Ella estaba muy emocionada y quería empezar una sucursal en el Valle de San Fernando. Ella es muy apasionada con este tema”, dijo Hacker de los esfuerzos de Carreón.

Así es.

“He estado involucrada con la comunidad de autismo por los últimos 12 años y he estado buscando grupos sociales para él (Emileo), pero todos involucran solo niños especiales, pero esto es único. Estamos juntando niños con necesidades especiales con chicos de desarrollo típico para reuniones mensuales”, dijo Carreón.

El nivel de autismo de Emileo es de bajo a moderado. Su mayor dificultad es lidiar con cambiar que pueden causar rabietas.

“Cuando las cosas cambian o son diferentes, él tiene dificultades con eso”, dijo del mayor de sus dos hijos.

“Él se graduará algún día y normalmente todos hacemos nuevos amigos, pero no veo que nuestros chicos de necesidades especiales tengan esa oportunidad”, dijo Carreón. “Es importante para ellos crear relaciones afuera de la comunidad de necesidades especiales”.

Su esperanza es que estos eventos mensuales ayuden con eso y a desarrollar sus habilidades sociales.

Estos eventos pueden ser salidos al boliche, de artes y manualidades, o alguna actividad física al aire libre, o bien juegos donde chicos de la misma edad, tanto de necesidades especiales como típicos puedan interactuar entre sí en un ambiente seguro.

“Los niños de necesidades especiales tienden a tener un grupo de 10-12 chicos que conocen durante toda su carrera escolar. Necesitamos involucrarlos en su comunidad, no solo en lo que rodea a las necesidades especiales, sino hacer que estén abiertos a todo el mundo”, dijo Carreón.

“Los chicos de desarrollo normal también ganarán mucho, como empatía y liderazgo y cómo estar alrededor de ellos (niños de necesidades especiales). Muchos de los problemas ocurren porque los chicos normales no entienden por qué los niños especiales hacen estas cosas”, añadió.

“Si ven a un niño de 12 años saltar para celebrar algo, quizá les parezca extraño. Para que nos podamos entender más, tenemos que relacionarnos unos con otros”, dijo Carreón, quien está pidiendo la participación de chicos y chicas entre 10 y 19 años, tanto de necesidades especiales como normales, así como adultos voluntarios para mediar y vigilar estas reuniones.

“Queremos tantos como se puedan presentar”, dijo Carreón.

“Me gustaría que esto fuera un catalizador para otras comunidades. Quisiera ver que otras áreas abran sus propias sucursales, para llegar al máximo número de niños que podamos. Existe mucha oportunidad para que esto sea un grupo muy grande”.

Su objetivo es juntar entre 10-12 chicos, que jueguen y se conozcan entre sí en eventos pequeños y crecer desde ahí.

“Me encantaría tener algo así, un prom”, dijo Carreón haciendo referencia a los logros alcanzados por Hacker en New Jersey.

Esta madre no es la única emocionada por el prospecto de tener una sucursal. También lo está Emileo.

“El quiere ayudar. Está viendo más allá de sus limitaciones”, dijo Carreón sobre su hijo.

Añade que el grupo también puede ser benéfico para los padres.

“También nos podemos reunir para tomar café o almorzar. Es importante que los padres también compartan”, dijo ella. “Podemos tener un sistema de apoyo para padres”.

Para unirse u obtener más información sobre la sucursal de Fantastic Friends en el Valle de San Fernando, envíe un mensaje fantasticfriendssfv@gmail.com o revise su página de Facebook, http://bit.ly/1YmQu8z.

También puede visitar la página de la organización nacional en www.myfantaticfriends.org

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *