PARTIDO DE LA SEMANA

Este viernes 26 de Agosto empieza la temporada de football escolar. Algunos partidos verán a grandes programas enfrentarse con contrincantes del mismo peso, y ya buscan un lugar en la postemporada. Otros partidos enfrentan a programas grandes contra chicos dispuestos a tener algunas derrotas al comienzo de la campaña con la esperanza de estar preparados para Noviembre y (ojalá) la postemporada en Diciembre.

Y también tienes el partido de apertura entre Poly y St. Genevieve, que se enfrentan a partir de las 7 p.m. Los equipos comparten la misma cancha en la secundaria Poly de Sun Valley – los Parrots generalmente juegan ahí los viernes, los Valiants los sábados – y este partido seguramente tendrá una gran recepción entre alumnos y fanáticos de ambas escuadras.

¿Una rivalidad? Todavía no alcanza esa categoría. Los equipos se enfrentaron ya en 2014 y 2015, y los Valiants ganaron ambos encuentros por ventajas abrumadoras. Pero el partido ya se está convirtiendo en una tradición.

Ambos equipos vienen de temporadas perdedoras.

Poly tuvo marca de 3-7 el año pasado, y ha tenido que aguantar temporadas con tres triunfos cada una, después de tener marca de 9-5 en 2013 y alcanzar el partido de campeonato de la División III de la City Section.

José Campos, entrenador de Poly, inicialmente esperaba tener un equipo plagado de estudiantes de último año esta temporada. Pero tuvo que dejar ir a unos jugadores molestos, y ahora dependerá más de estudiantes de tercer año que han jugado más en el segundo, que en el primer equipo.

Al mismo tiempo, dio Campos, “definitivamente tenemos más experiencia en el juego. Hemos pasado por algunas dificultades. Pero…creo que estaremos listos”.

Ya tiene a un quarterback experimentado. Andrew Díaz, un estudiante de último año que dio pases para 986 yardas y 18 touchdowns (en contra de 13 intercepciones) el año pasado detrás de una línea ofensiva experimentada. Esta temporada esa línea es más fuerte y con más engranaje, así que Díaz – cuyo hermano mayor Scott jugó de quarterback en este equipo en 2013 – debería tener mayor protección.

“Siempre y cuando siga comprometido con ser el comandante en jefe a la ofensiva, creo que puede liderar este quipo a donde creemos que deberíamos estar”, dijo Campos.

Díaz, de 17 años, dijo que hará el partido más grande de lo que es.

“Solo lo veo como otro partido”, dijo. “Pero ellos nos han derrotado dos veces anteriormente. Eso estará en mi mente, porque esta es mi última oportunidad en contra de ellos”.

Entre las opciones de receptores están Jacob Flores, George Cortez y Rubén López que son muy rápidos. Y el tight end Isaiah López, que pasó gran parte del año pasado jugando a la defensiva, puede bloquear y cachar.

Pero la incógnita podría ser Andrew Manriquez, quien se impulsó a aumentar 15 libras de músculo en la sala de pesas durante la primavera y el verano y planea ser un problema para los defensas que quizá no esperen mucho de un wideout que mide 5 pies 7 pulgadas.

“Trabajamos duro”, dijo Manriquez de sus compañeros. “Y sabemos que el trabajo duro puede ganarle al talento en cualquier día”.

Los Valiants tuvieron marca de 3-7 en su primer año bajo las órdenes de Billy Para. Para venía trabajando bajo circunstancias difíciles. No se le nombró entrenador hasta Julio, y no pudo empezar su trabajo hasta los 21 días mandatorios de “periodo muerto” cuando los entrenadores y jugadores no pueden tener contacto alguno.

Esta vez los jugadores han tenido entrenamientos de verano y fuera de temporada bajo la tutela de Para y sus asistentes. Entre sus objetivos está regresar a los playoffs de la División East Valley. Pero primero está el partido del viernes.

“Se ha vuelto un partido de rivalidad porque el año pasado nos dieron un trofeo [por ganarlo'”, dijo Para, quien tiene 16 jugadores que regresan este año, siete de los cuales son titulares. “Sé que [Poly] lo quiere esta vez. Así que estoy motivando a nuestros chicos para que lo busquen. Espero un partido muy interesante”.

Elijah Ebe, Darrius Gaines y Jordan Blackman, todo ellos estudiantes de último año para St. Genevieve, son pilares de ese equipo.

El trio ha generado interés de escuelas como Columbia, Western Colorado, Western New Mexico, Portland State, Washington State, Eastern Washington y la Universidad de San Diego.

Ebe, de 17 años y quien juega como tight end y defensive end, dijo que disfrutaría disputar un partido competitivo.

“Sabemos que podemos ganar. Pero si nos dan mucha competencia, es un partido mucho mejor”, expresó.

Gaines, de 17 años, un running back y linebacker, dijo que espera que la atmósfera antes del encuentro “sea de mucha emoción. Nuestros fan dicen ‘enjaulen a los pericos’ y no dicen cosas así por otros equipos. Los fanáticos definitivamente se meten en esto”.

Para Blackman, de 16 años, un wide receiver y cornerback, si los Valiants ejecutan su plan de juego, deberían esperar salir exitosos.

“Necesitamos seguir el proceso honestamente y no dejarnos llevar mucho por los aspectos de la ‘rivalidad’ del partido”, dijo. “Nuestro enfoque no solo es este partido; es lo que podemos producir para el final de la temporada….para que podamos seguir jugando”.

Pero este viernes la emoción debería ser obvia. Y quién sea que salga airoso tendrá el ritmo para seguir adelante por el resto de la temporada.

“No pasa de ser uno de 10 partidos”, dijo Manriquez.

Pero también puede ser mucho más que eso.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *