Partido de la Semana

Cuando la Liga Mission de la Southern Section se reinventó a sí misma en 2014, de una que estaba sólida en el nivel de la División II a una más competitiva de División I, Chaminade al principio se sintió abrumada. 

Tuvieron que acomodarse luego de tener una marca de 14-2 en la temporada 2013 y no solo ganar la liga sino la sección y el título estatal. Quizá se confiaron de salir 5-0 en sus partidos fuera de liga y luego ganar su primer encuentro en la liga contra Loyola de Los Angeles. Pero luego perdieron con Alemany y cayeron en un hueco de donde no podían salir. Chaminade terminó con marca de 1-5 en la liga en 2014, quedando en sexto lugar.

Tal vez los jugadores necesitaban una temporada de partidos de División I para entender completamente lo que requiere enfrentar equipos sólidos y fuertes cada semana.

Todo esto es cierto, según el linebacker Kyle Bilchik, que fue parte del equipo de 2014.

“La Liga Mission League siempre ha sido difícil y se hizo más dura”, dijo Bilchik, de 18 años, quien lidera al equipo en tackles con 53. “Realmente nos tomó un año de ser apabullados (para ajustarnos). Al venir de un campeonato estatal, teníamos una cabeza muy grande al entrar en la División I. Y ese año fue duro acomodarnos”.

Jahlil Pinkett, un free safety que pasó la mayor parte de esa temporada viendo jugar luego de transferirse de El Camino Real en el segundo semestre de su primer año de secundaria, concuerda con eso.

“Llegamos a la temporada pensando que éramos lo mejor, y (Alemany) nos pegó fuerte”, dijo Pinkett de 17 años. “Esa derrota fue un shock. Y no nos recuperamos”.

Pero los Eagles entendieron mejor lo que enfrentaban. El año pasado tuvieron marca de 4-2 en la liga  — 7-4 en general  — y terminaron empatados por el tercer lugar.

 “Teníamos a muchos chicos que regresaron con mayor sabiduría en la defensa”, dijo Bilchik. “No éramos los más grandes, ni los más rápidos ni los más fuertes. Pero… nos unimos: trabajamos duro, nos quedamos después de las horas establecidas, sabíamos que no seríamos los favoritos y buscamos salir de una mala temporada”.

“Todo el mundo trabajó más duro, ahora que sabíamos lo que era estar abajo”, agregó Pinkett. “Todos tåeníamos la misma actitud”.

Desde la derrota de 65-55 en el partido de apertura de temporada en contra de Oaks Christian de Westlake, los Eagles han ganado tres partidos en fila, el más reciente siendo una victoria de 28-20 en una visita a Bakersfield el 16 de septiembre.

Chaminade, que abre sus partidos de la Liga Mission el viernes 23 de Septiembre en contra del campeón defensor Serra de Gardena, todavía se considera como un equipo joven. 

El entrenador Ed Croson solo tiene a cuatro estudiantes de último año como titulares. Pero tiene a la mejor colección de estudiantes de tercer año, incluyendo al quarterback Brevin White (798 yardas en pases, ocho touchdowns) y al running back T.J. Pledger (559 yardas corridas, tres touchdowns) en la ofensiva y al linebacker James Thomas (31 tackles) en la defensa.

Croson dijo que disfruta el desarrollo del grupo.

“Para muchos de estos chicos, esto es todo para ellos”, dijo Croson. “Eres un jugador de football de secundaria y quizá sea la única vez en tu vida donde eres el héroe. Talvez sea la única vez en tu vida que estés en televisión, y estás en la vista pública. Así que siempre hemos tratado de poner a nuestros chicos en los partidos grandes, porque creo que pasas por esto una vez. Y creo que hemos atraído a chicos que quieren jugar a ese nivel.

“La [nueva configuración] de la Liga Mission no fue necesariamente mi idea. Nosotros y Serra somos de las escuelas más pequeñas. También somos las más académicas. Así que esto no necesariamente encaja bien para nosotros. Pero tenemos una clase de estudiantes de tercer año que es muy buena…cuán buena todavía es muy fácil decirlo. Sabremos más con 3-4 partidos; sabremos si están adelantados por un año o no. Sabemos que vamos a ser muy buenos algún día; solo que no sabemos qué día será”.

Los Cavaliers han empezado lentos con marca de 1-3. Pero eso es engañoso, dijo Croson.

“Son un muy buen equipo”, dijo. “No han perdido contra nadie afuera de los 100 mejores de la nación. Y hay 15,000 escuelas en el condado. Así que ese es un porciento. Ojalá que podamos cambiar eso”.

Claro, lo bello de la Liga Mission es que cualquiera de los equipos aparte de Chamindade

— Alemany, Bishop Amat de La Puente, Crespi, Loyola, Notre Dame o Serra — podrían terminar ganando la Liga. Y solo tres de los siete equipos tienen garantizado un lugar en los playoffs.

Los Eagles ahora se dan cuenta que sin importar cuán buenos sean — o crean que sean — cada partido de liga es duro.

“Sabemos que no hay una semana fácil”, dijo Bilchik. “Si tomas cualquier equipo a la ligera en la Liga Mission, podrías decepcionarte”.

Todo empieza con Serra.

“Será un gran encuentro”, dijo Pinkett. “Vamos a jugar nuestro football y ellos el suyo. Haremos lo mejor para detenerlos y ellos harán lo mismo. Ojalá podamos derrotarlos”.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *