PARTIDO DE LA SEMANA

El avance que el programa de football de la secundaria Chávez ha venido buscando durante los últimos cinco años se convirtió en oficial el sábado, 5 de Noviembre, cuando se anunció el grupo de postemporada de la División III de la City Section. 

Los Eagles no sólo calificaron para los playoffs, algo que hicieron anteriormente en 2013, 2014 y el año pasado. Esta vez fueron colocados en el cuarto lugar. Lo que significa que no sólo serán el anfitrión de un juego de primera ronda, sino también un juego de cuartos de final si avanzan. Y tienen el aspecto de un contendiente en lo que podría ser la división más competitiva en el football  de la City Section.

Así que es comprensible si Chávez ya se sentía satisfecho con su récord de 8-2 (y primera temporada ganadora), un segundo lugar en la Liga East Valley y – después de disfrutar de su semana de descanso – tener un partido de playoff contra Marquez de Huntington Park esta noche, 10 de noviembre.

Excepto que Rodrigo Nuñez, su entrenador en jefe, no soportará esa clase de actitud.

Ahora en su cuarta temporada, Nuñez también ha trabajado duro en la construcción de un equipo y el moldeo de un programa que no sólo sea un equipo para llegar a los playoffs, sino un equipo que podría jugar para un campeonato.

Él cree que 2016 podría ser el año en que esto sucede.

“Creo que nuestro récord es indicativo del trabajo duro que hemos hecho durante la temporada, y todo el trabajo duro de la primavera y el verano”, dijo Nuñez. “También es una combinación de tener a los atletas conociendo el sistema, y ​​los atletas que hemos adquirido.

“Si hay una cosa que hemos subrayado durante la semana de descanso – realmente toda la temporada – es ‘terminar lo que empiezas’ y no perder de vista la meta. Para nosotros, eso sería un campeonato”.

Hay muchas escuelas privadas y públicas con altos estándares académicos que son competitivos en el deporte. Las Cesar Chavez Learning Academies – que abrieron sus puertas en 2011 y tienen cuatro campus independientes enfocados en ciencias, artes y teatro, humanidad y tecnología – han ganado un campeonato de softball de la City Section y alcanzado dos finales de béisbol en la City Section.

El football no había alcanzado esos niveles de respeto – hasta ahora.

“Creo que estamos comenzando algo para los estudiantes que vienen después de nosotros”, dijo el lineman Angel Pelayo, de 18 años, estudiante de último año en la academia de tecnología. “Y creo que estamos creando historia. Es la primera vez que tenemos un partido en casa”.

“Ya que todos vienen de diferentes academias, esto demuestra que si trabajamos juntos, podemos unirnos y alcanzar el objetivo común que todos tenemos”.

El running back Luis Velásquez, de 17 años, estudiante en la Academia de humanidad y justicia social, dijo que era “una experiencia gratificante” ir a la escuela, y que los estudiantes y profesores realmente estén interesados ​​en el equipo.

“He notado que hay más gente asistiendo a los juegos. Nos ayuda a sentir que más gente se preocupa por el trabajo duro que hemos estado poniendo. Parece que la gente cree en nosotros ahora”, dijo Velásquez.

“Creo que es apropiado. Nuestro entrenador nos dijo desde el principio del verano que teníamos el talento para llegar lejos. Creemos en nosotros mismos, los fans comenzaron a aparecer, y ha sido divertido”, agregó

La única derrota en liga de Chávez fue ante Grant, el campeón invicto de la Liga East Valley. Su otra derrota fue ante Reseda, el 1 de septiembre.

En ambas derrotas, los Eagles anotaron solamente dos touchdowns y permitieron arriba de 39 puntos.

“Tanto Reseda como Grant cerraron nuestro juego terrestre”, dijo Nuñez, agregando que “aún teníamos 10 puntos para la defensa” en los dos partidos.

Ofensivamente, los Eagles dependen del veloz Velásquez, que ha corrido para 977 yardas y nueve touchdowns a pesar de haber perdido tres partidos, e Israel Rivera, un joven que tiene 582 yardas y ocho touchdowns.

Pero hay otros jugadores que pueden romper el césped, como los fullbacks Roger Juárez y Joseph Felix-Tapia.

“He visto crecer a este equipo”, dijo Juárez, de 18 años, alumnos de humanidades y justicia social y quien se transfirió de la secundaria Monroe y jugó en el equipo de los Vikings de 2014 que alcanzó el partido de campeonato de la División III contra Los Angeles High.

“Realmente creo que tenemos la oportunidad de superar la primera ronda. Les estoy diciendo que tienen que llegar a la final. Ojalá [Monroe] pudiera haber ganado; pero haber estado allí me está impulsando a volver a la final”, dijo.

Felix-Tapia, de 16 años, un joven con un promedio de 4.4 en la academia de ciencias – “Quiero trabajar en cohetes”, dijo un poco tímidamente – quiere ayudar a enviar a los estudiantes de último año con una experiencia positiva.

“En el noveno y décimo grado ví a los mayores salir con derrotas en la primera ronda”, dijo Felix-Tapia. “Espero que al menos podamos superar la primera ronda. He visto nuestro potencial en el pasado, pero no hemos podido explotar. Sé de lo que somos capaces”.

Márquez (5-5), que ocupa la casilla 13, terminó tercero en la Liga Central detrás de Hollywood y Belmont. Pero eso no significa que Nuñez cree que tiene una primera ronda “fácil”.

“Creo que es un partido muy bueno para nosotros”, dijo el entrenador. “Son físicos y se ven difíciles en el punto de ataque. Este será un buen primer partido para nosotros”.

Y Nuñez, y su equipo, cuentan con tener más de un juego.