Karina y Katherine Solorio

Karina Solorio no puede explicarlo.

El lunes 16 de enero (día de Martin Luther King), su hija de 15 años, Katherine, estaba en su casa en San Fernando y de repente se fue.

“Me pareció extraño que ella saliera de repente, empecé a buscarla, tengo una tía que vive en la misma cuadra y la llamé para ver si estaba allí, pero me dijeron que no”, recordó .

A medida que avanzaba el día y no había señales de Katherine, Solorio se asustó y eventualmente reportó la desaparición de su hija en la Policía.

Katherine Lizzette Solorio no ha sido vista desde entonces.

“Ella no era una persona que simplemente salía de la casa así”, dijo Solorio, quien ha hablado con sus amigos en la escuela y ha colocado avisos en toda la comunidad y sigue sin saber nada de su paradero.

“Ella salió de casa, no sé con quién, no tenía novio, o al menos no sabía que tenía novio y tampoco sus amigos”, dijo la preocupada madre al San Fernando Valley Sun/El Sol.

La familia está aún más desconcertada después de que una de las amigas de Katherine les dijo – unas dos semanas después de su desaparición – que “una chica mayor le ayudó a conseguir un taxi para ir al Aeropuerto de Los Ángeles y conseguir un vuelo a Las Vegas”.

Pero ella, ni la policía lo han confirmado.

“No sé si salió de California o si aún está en el área, no sabemos si tomó un vuelo o no”, dijo Solorio.

Ella relató que días antes de su desaparición su hija había estado actuando “extraña, rebelde”, pero ella atribuyó eso a su edad.

Sin embargo, nada la habría llevado a creer que ella se marcharía así.

Katherine no tenía un teléfono celular, pero sí llevaba algo de ropa, dijo la madre.

“No me puedo imaginar con quién se habría ido”, agregó.

Sin embargo, le preocupa que su hija haya caído presa de alguien.

“Ella tenía acceso a Internet en casa, pero revisé la historia de la computadora y no hay nada allí”, dijo. “Tal vez fue manipulada para salir de casa, pero no lo sé”.

Según el Departamento de Policía de Los Ángeles, “Katherine ha sido vista en la ciudad de Pacoima”, pero no se sabe nada más sobre su paradero.

Katherine mide 5 pies 7 pulgadas de alto y pesa alrededor de 170-180 libras, con el pelo y los ojos color castaño.

Cualquier persona que ha visto a la adolescente o tiene información sobre su paradero, se le pide que llame a la estación Foothill de la Policía de Los Ángeles al (818) 756-8891. Las llamadas después de las horas de oficina y los fines de semana deben ser dirigidas a (877) LAPD-24-7.

 

Notificaciones anónimas pueden ser enviadas a través de Crime Stoppers llamando al (800) 222-TIPS.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *