A. Garcia / El Sol

Yancy Vargas, de 11 años, muestra la letra y el dibujo que hizo de Trump.

“La grandeza es lo que hacemos por los demás, no lo que somos”, dice el mensaje alrededor de un gran corazón con cuatro figuras de personas adentro que Sophie Cruz dibujó en representación de su familia: su hermana menor, su madre y su padre.

El dibujo acompaña una carta que la niña de 8 años escribió al Presidente Donald Trump el lunes 20 de febrero (Día del Presidente), donde -entre otras cosas- le pidió que siguiera el legado de “igualdad, justicia, respeto y paz” que los líderes anteriores han seguido.

“Por favor, busque una solución para que los niños no tengan miedo de que un día nos lleven a nuestros padres, amo a mis padres tanto como usted a sus hijos”, concluye la misiva.

Al igual que Cruz, alrededor de una docena de otros niños, todos ellos con padres indocumentados, escribieron cartas al Presidente pidiéndole que detuviera las redadas que temen los separen de sus familias.

Fue un evento organizado por Hermandad Mexicana Transnacional, una organización comunitaria y oficina de servicios de inmigración en Van Nuys, que trató de llamar la atención sobre el temor que las recientes redadas de inmigración en todo el país, y particularmente aquí en el sur de California, han generado en la comunidad indocumentada .

“Son niños ciudadanos estadounidenses que son afectados por las redadas”, dijo Gloria Saucedo, directora de la organización. “Vamos a enviar estas cartas a la Casa Blanca y vamos a pedir una audiencia con el Presidente cuando llevemos una delegación de niños a Washington (D.C.) en la primavera. Queremos que escuche lo que las redadas han significado para ellos”.

Este miedo es algo que Jeffrey Herrera, de 13 años, conoce de primera mano.

“Tengo un poco de miedo de que mi madre sea deportada porque está sola y no tiene a nadie que pueda ayudarla”, dijo.

Cuando se le preguntó qué le diría al Presidente si tuviera la oportunidad de hablar con él, Herrera no dudó.

“Le diría que no deportara a nuestros padres, sin ellos no podríamos vivir en este país porque estaríamos solos”, señala el menor.

Yancy Vargas, de 11 años, que dibujó tres imágenes de Trump en la parte inferior de su carta – por un lado Trump como Hitler dando el saludo nazi y por otro Trump dando la bienvenida a los inmigrantes en la frontera – comparte este miedo. El dibujo es una representación de la elección que el Presidente tiene en sus manos. El Presidente puede ser bueno o puede ser malo, explicó Vargas.

“Ojalá leyera esta carta y pensara durante tres minutos y cambiara de opinión acerca de deportar a la gente”, agregó Vargas.

Justin, de 8 años, y Angeline Ramos, de 4 años, también escribieron cartas y las terminaron con grandes corazones, un dibujo que su madre, Ingrid Paredes, espera que Trump tenga para los inmigrantes.

“Estamos preocupados, pero tenemos que tener fe y ojalá que escuche la voz de estos niños que son ciudadanos y son el futuro de Estados Unidos”, dijo Paredes.

Lola Vargas, madre de Yancy y otros cinco menores – dos de ellos beneficiarios de la Acción Diferida por Llegadas de la Infancia (DACA) y cuatro estadounidenses – también espera un “milagro”.

“Tenemos miedo porque él (Trump) no se toca el corazón para los inmigrantes, estoy esperando un milagro, espero que Dios ablande su corazón y lo haga entender, él tiene hijos, ¿cómo le gustaría que estuviera separado de ellos?”, dijo.

Operativos Enfocados, No Redadas

 Hace dos semanas, el Servicio de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) lanzó una serie de operaciones en todo el país que resultaron en la detención de 680 indocumentados, 161 de ellos en el sur de California. ICE sostiene que la mayoría de ellos tenían antecedentes penales.

“Estas operaciones se enfocaron en amenazas a la seguridad pública, tales como extranjeros criminales condenados y miembros de pandillas”, dijo el Secretario del Departamento de Seguridad Nacional, John Kelly, en una declaración explicando los operativos.

“El Presidente Trump ha sido claro al afirmar la misión crítica del DHS en la protección de la nación y ha dirigido a nuestro Departamento a centrarse en la eliminación de los extranjeros ilegales que han violado nuestras leyes de inmigración, con un enfoque específico en aquellos que representan una amenaza a la seguridad pública. Los acusados de delitos, los que han cometido violaciones de inmigración o han sido deportados y vuelven a entrar ilegalmente en el país”, añadió.

Desde entonces, el temor a las “redadas” se ha propagado a través de la comunidad inmigrante y en las redes sociales.

“Oye, todo el mundo ICE está tocando en las casas en el área de Pacoima, pasa esto”, dice un mensaje en Twitter del 9 de febrero.

“ICE va a estar (en el supermercado) Superior mañana en Pacoima, en Laurel Canyon y Osborne”, dice otro mensaje compartido el 15 de febrero.

El jueves pasado hubo otro rumor de que ICE estaba cerca de la esquina de las calles Paxton y Herrick. Otros advirtieron que ICE estaba en el Swap Meet de San Fernando.

Todos estos rumores han demostrado ser falsos, pero muestran la incertidumbre que se ha propagado en la comunidad indocumentada.

Amplían candidatos para la deportación

Los temores crecieron esta semana cuando la Administración Trump amplió enormemente el número de personas indocumentadas que son consideradas una prioridad para la deportación, incluyendo a los arrestados por violaciones de tráfico, según documentos publicados el martes.

Los documentos representan una redefinición radical de las prioridades de la nación en materia de inmigración.

Los memorandos del Departamento de Seguridad Nacional, firmados por el Secretario Kelly, establecen que cualquier inmigrante que viva ilegalmente en los Estados Unidos y que haya sido acusado o condenado por cualquier crimen – e incluso aquellos sospechosos de un crimen – ahora serán una prioridad para la deportación. Esto podría incluir a personas arrestadas por robar en tiendas o delitos menores de tráfico.

El par de directivas no tiene ningún impacto en el programa del presidente Barack Obama que ha protegido a más de 750,000 jóvenes inmigrantes de la deportación. La Acción Diferida para los Llegados en la Niñez (DACA) sigue en pie, aunque los inmigrantes en el programa seguirán siendo elegibles para la deportación si cometen un delito o de otra manera se consideran una amenaza para la seguridad pública o nacional.

Martha Arévalo, Directora Ejecutiva de la organización pro-inmigrante CARECEN, señaló recientemente que hay de hecho mucho miedo e incertidumbre en la comunidad inmigrante.

“Parece que estamos volviendo a los malos viejos tiempos en los que la mera mención de las autoridades de inmigración generaba terror en todas nuestras comunidades”, dijo.

Sin embargo, las organizaciones pro-inmigrantes advierten sobre propagar rumores falsos y verificar con fuentes viables antes de entrar en pánico.

Arévalo también recordó a los inmigrantes que “tenemos ciertos derechos ante el sistema de inmigración en este país”.

Estos derechos incluyen:

 1. El derecho a mantener la puerta cerrada si los agentes de inmigración llegan a su casa.

 2. El derecho a permanecer en silencio y no responder a preguntas de los agentes de inmigración, incluso si está detenido. La única pregunta que se le requiere responder cuando se le pregunte es dar su nombre. Usted nunca debe mentir o mostrar a los agentes documentos falsos.

3. El derecho a consultar con un abogado.

4. Si usted es interrogado en el trabajo o en un lugar público, usted tiene el derecho de preguntar si está libre de irse. Si el agente dice que sí, debe hacerlo, lenta y calmadamente.

5. Si usted está en casa cuando los agentes de inmigración llegan, usted tiene el derecho de pedir a los oficiales una orden con información específica, incluyendo el nombre de la persona que están buscando y las áreas que pueden buscar. Pídales que deslicen la orden bajo la puerta y revísela antes de dejarlos entrar.

6. Si no conoce a la persona que están buscando, o si no está en el lugar, dígalo y no abra la puerta si tiene una orden que solo nombra a esa persona.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *