M. Terry / El Sol 

Un Par de Aces Willie Chaides y su primo, Gunner Orozco, son dos de los lanzadores de los que depende la Academia de Aprendiza Chávez esta temporada

Es posible que la Academia de Aprendizaje Cesar Chávez, que pone los esfuerzos académicos antes de todo lo demás, esté en su mejor era de logros deportivos.

El campus de San Fernando que alberga cuatro escuelas secundarias separadas y ha estado en funcionamiento desde 2007, está haciendo algunos progresos serios a medida que maduran sus programas atléticos.

Más recientemente, el equipo de softball ha ganado dos campeonatos de la City Section en la División II. El equipo de baloncesto ganó su primer campeonato de la División IV de la ciudad el 1 de Marzo. Este equipo de football tuvo su mejor temporada en 2016, con marca de 8-2 en la temporada regular y llegó a las semifinales de la División III de la Ciudad antes de perder con el eventual campeón Franklin.

Es no quiere decir que el equipo de béisbol de los Eagles, que sólo ha estado jugando un programa de béisbol de nivel varsity desde 2012, ha sido malo. Dos veces han alcanzado una final de la ciudad, los juegos de Campeonato de la División II en 2013 y 2015. Pasaron a las semifinales de la División II el año pasado.

Pero no han sobresalido.

Y el equipo de béisbol está ansioso de obtener un título.

“No es sólo que ‘queremos una oportunidad’, sentimos que es nuestro turno”, dijo el lanzador/receptor Willie Chaides, uno de los dos estudiantes de último año en la alineación de los Eagles.

Eso es parte de la problemática. Esto es sobre todo un joven equipo con pantalones largos de béisbol en 2017 después de haber subido a la División I. Equipos jóvenes rara vez hacen grandes impactos contra programas antiguos como El Camino Real, Chatsworth, San Fernando, Birmingham, Kennedy y Sylmar, y eso es sólo en el Valle.

La otra mitad del rompecabezas: los Eagles están tratando de hacer este plan de vuelo bajo una nueva administración.

Daniel Serrano ha asumido el control. Es su primer trabajo como entrenador de béisbol de secundaria. Y tiene que convencer a un grupo de jugadores que realmente no lo conocen de que sabe lo que está haciendo a través de métodos que no siempre han sido convencionales.

“Lo que veo más difícil (sobre este equipo) es que han tenido éxito, pero no saben cómo medir ese éxito y entender lo que la parte de béisbol requiere de ellos”, dijo Serrano, quien jugó en Verdugo Hills y College of the Canyons y estaba trabajando como un entrenador privado con los estudiantes antes de empezar su trabajo aquí en Noviembre.

“El béisbol tiene un montón de demandas. Necesitas entrenamiento mental así como el acondicionamiento físico y requiere de mucho tiempo”, dijo.

Debido a que Serrano tomó el trabajo tarde en el año, los Eagles no tuvieron una liga de otoño bajo su liderazgo. Por lo tanto, en el 2017 ha pasado sus horas de práctica impartiendo las bases del deporte en el equipo e intentando profundizar y agudizar su perspicacia mental sobre el juego y sus situaciones.

Chávez empezó la temporada con seis victorias consecutivas y luego cayó en los tres siguientes encuentros, incluyendo una decisión de 13-3 ante Taft el lunes, 13 de Marzo. Pero ahora los Eagles tienen un descanso necesario, ya que no hay juegos programados antes de iniciar los partidos de la liga East Valley contra Monroe el 22 de Marzo. Tiempo suficiente para descubrir lo que les hizo empezar tan bien y reforzar aquellos elementos de su juego.

“Hemos tenido éxito en todas las cosas físicas del juego. Hemos derrotado en bate a los equipos. Pero cuando se pone a prueba la parte mental del juego…bueno, estoy aquí para desarrollar esa parte del programa porque eso es lo que ha faltado”, dijo Serrano.

Esto es donde Serrano necesita el impulso y el liderazgo de Chaides y Gunner Orozco, que no son sólo primos, sino posiblemente los mejores jugadores de los Eagles. Ambos pueden lanzar y batear. Ambos tienen talento – se combinaron para un partido sin hits contra Fairfax de Los Angeles el 16 de Febrero en la victoria de 20-0 que abrió la temporada, un juego que fue recortado a cinco entradas.

Para Chaides, el enfoque de Serrano ha sido un retorno a lo básico. “El quiere jugar ‘pelota corta,’ moviendo a la gente más adelante. El año pasado fuimos un equipo más que todo de batazos”. Pero el cambio más importante que Serrano trae es uno que realmente le gusta a Chaides. “El quiere trabajar más en equipo y no ser individuales”.

Orozco – que con 20 hits y 14 carreras impulsadas, tiene un inicio explosivo — dice que el mensaje está empezando a ser recibido por los jugadores más jóvenes que serán la base del equipo los próximos dos años. “Ahora nos estamos convirtiendo en más de una familia”.

Los partidos de liga, por supuesto, serán una prueba más completa, más definición en parte porque los Eagles no tienen un torneo durante las vacaciones de Semana Santa como otro examen. Y si califican para los playoffs de la División I, enfrentarán a los mejores equipos de la ciudad.

“Para seguir ganando tenemos que dejar de cometer errores. No podemos [derrotar] a los buenos equipos si no lo hacemos”, dijo Orozco.

 

Willie cree que si los Eagles están dispuestos a seguir trabajando duro y mejorar, pueden vencer a los buenos equipos en Abril y Mayo.

Porque, después de todo, es el turno de Chávez.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *