Polo

Parece una típica estudiante universitaria, disfrutando del último tramo de la adolescencia y la libertad en su vida cuando no está en las aulas y revisando sus apuntes y la computadora portátil para sentar las bases de su eventual profesión.

Pero pon a Madeleine Sánchez en una piscina con una pelota y una meta a la que disparar, y se convierte en una máquina.

La estudiante de la Universidad Estatal de California, Northridge (CSUN) está batiendo los récords de la escuela y la Conferencia Big West en polo acuático femenino. Desde que llegó a CSUN como estudiante de primer año en 2015, Sánchez había sumado 152 goles hasta el 18 de Marzo de este año. Eso la deja a 70 goles del récord histórico de Allison Brookes (222). La líder de la Conferencia Big West es Jessy Cardey, quien tuvo 224 goles durante su carrera en la Universidad de California, Irvine.

Después de un primer año relativamente de bajo perfil, cuando anotó 28 goles con un equipo veterano, Sánchez irrumpió en la conciencia colectiva de la División I de la NCAA con 73 goles como estudiante de segundo año para liderar la Conferencia Big West. Y no ha bajado su producción esta temporada a pesar de los mayores esfuerzos de los oponentes para detenerla o al menos contenerla, con 51 goles en los 22 partidos en los que ha jugado.

“No diría que es extraordinario, poner esos números. Supongo que diría que es más de lo que la gente de mi edad ha estado haciendo”, dijo Sánchez, que cumplirá 21 años en Mayo. “Pero viene de trabajar duro, trabajar con mi equipo, y estar en el lugar correcto en el momento adecuado para conseguir disparos. Simplemente me divierto, sobre todo”.

Con 5 pies, 4 pulgadas de alto, Sánchez tiene que maniobrar alrededor de defensoras más altas y más fuertes para encontrar el espacio y hacer sus disparos. Si encuentra el espacio, hay una buena probabilidad de que la portera estará recuperando la pelota en la red.

Matt Warshaw, en su primer año como entrenador en jefe del equipo femenino de CSUN, dijo que Sánchez no está simplemente tomando ventaja de equipos promedios o mediocres. 

“Hemos aumentado la fuerza de los oponentes en el calendario en los últimos dos años”, dijo Warshaw. “Este año ya hemos jugado contra los equipos número 1, 2, 4, 6, 7, 8 en la División I. Ella está anotando goles contra las mejores chicas del país”.

Además, dijo Warshaw, “el deporte ha evolucionado y el nivel de juego es mayor en todos los niveles, de arriba a abajo en las Divisiones I, II, III. Los 20 mejores equipos definitivamente juegan a un nivel más alto ahora de lo que lo hicieron hace 10 años. Lo que haría que su récord sea aún más impresionante cuando lo rompa”.

Jamey Wright, de la Universidad de California Davis, es uno de esos entrenadores cuyos equipos han enfrentado a Sánchez y han tratado de neutralizarla. Los equipos se enfrentaron el sábado, 18 de Marzo, en la apertura de la conferencia para ambos. UC Davis sacó una victoria de 13-10, y Wright estaba contento de que su defensa contuvo a Sánchez a “sólo” dos goles.

“Ella es una atleta fantástica”, dijo Wright sobre Sánchez. “Es una nadadora rápida con piernas muy buenas, que es como tener buenos saltos en el baloncesto. Le permite salir del agua mejor y disparar más alto. Y ella puede levantarse. Ella también tiene un brazo fuerte”.

El conjunto de habilidades de Sánchez se volvieron aparentes desde temprana edad. Ella creció en Murrieta Valley y empezó a practicar el deporte a los nueve años. En la Escuela Secundaria Murrieta Valley se desarrolló en equipos que ganaron cuatro títulos de liga y dos títulos de la Sección Sur de CIF.

“Ella tenía muchas opciones para la universidad, y eligió [Northridge]”, dijo Warsaw.

El debut de Sánchez en la universidad fue un rendimiento de tres goles contra Arizona State. Y a medida que sus responsabilidades en el equipo han aumentado durante su carrera universitaria, también ha crecido su total de goles. Pero Sánchez es más que una anotadora. Ella encabezó el equipo en asistencias como estudiante de segundo año y está empatada para el liderazgo del equipo esta temporada. También es una defensora fuerte.

“Ella es una atleta pura, con rapidez y una habilidad para facilitar”, dijo Warshaw. “Ella no necesariamente tiene que marcar goles, pero está involucrada en cada jugada ofensiva. A veces puede que solo actúe como un señuelo, sacando a su defensora de la jugada. Corremos muchas jugadas para ella sólo para poner la atención de [un equipo] en otro lugar”.

Los oponentes suelen emplear a sus mejores y más atléticas defensoras para perseguir y acosar a Sánchez lo mejor que pueden. Y no siempre pueden usar tácticas legales para impedirle marcar. Tiran de las correas en los hombros de su traje de baño, la golpean en los brazos, tratar de mantener su natación arriba y abajo de la piscina para agotar su, a veces incluso deliberadamente cometen faltas para evitar que marque, aunque puede dejar a cinco defensoras tratando de cubrir a seis nadadores de Northridge.

“Las muchachas son tan guerreras (como los muchachos)”, dijo Sánchez. “Lo peor es ‘ahogarte’, cuando alguien te empuja bajo el agua. Eso es algo que nunca quieres que te hagan, pero sucede. Este año me marcan desde el principio. Escucho a otros entrenadores decir ‘sigue con la 21, mantente con la 21.’ Sus mejores defensoras están sobre mí desde el principio.

“Trato de relajarme tanto como sea posible durante el partido, tratando de mantenerme mentalmente calmada todo el juego. No dejando que se metan en mi cabeza. Tratando de mantenerme tranquila, sin importar dónde vaya el juego, simplemente permanecer en ese nivel”.

Las Matadors (10-15, 0-1) son un equipo joven esta temporada, el núcleo principal de jugadoras son estudiantes de primer y segundo año. Quizá estén a un año lejos de ser de primer nivel, aunque todavía hay tiempo para luchar por el campeonato de la Conferencia Big East y competir por el título de la División I de la NCAA.

Sánchez, que estudia Cine y Televisión, no pondrá logros individuales por delante de los objetivos del equipo. Y a pesar de lo mucho que ama el deporte, ella no se consume por esto. A pesar de que hay ligas profesionales de polo acuático femenino en el extranjero, quizá no siga jugando cuando termine su carrera universitaria el año que viene.

“Cuando me gradué, voy a seguir una carrera en lo que aprendí en la escuela en lugar del polo acuático, el deporte”, dijo.

Pero Warshaw espera que ella reconsidere esto.

“Ella podría jugar en el extranjero profesionalmente, pero tiene una mente muy hábil y una buena perspectiva de lo que está por delante en su vida”, dijo el entrenador. “En mis conversaciones con ella, ella está un poco apurada de entrar en la vida real y conseguir un trabajo.

“No creo que ella mire hacia atrás y se arrepienta. Y va a tener algunos récords aquí cuando se vaya”.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *