Alonzo Castellanos y Steven Villagrán son clave para que San Fernando siga invicto en la liga Valley Mission.

La ventosa pero magnífica tarde de primavera no pudo eliminar totalmente la preocupación que pesa sobre partes del campo de béisbol de la secundaria San Fernando.

Ah, los Tigres estaban cuidando su negocio contra Van Nuys el lunes, 3 de Abril, con una victoria de 7-3 para mantenerse invictos en la Liga Valley Mission con marca de 5-0. (Los equipos juegan de nuevo hoy, 6 de abril en Van Nuys). Igual de importante, están manteniendo el ritmo con el rival Kennedy, que ha jugado dos partidos más de liga en este punto y también está invicto en la Valley Mission con marca de 7-0.

Pero San Fernando sabe que necesita encontrar otro ritmo – y pronto – si quiere no sólo ganar la liga, sino tener una oportunidad legítima de ganar el campeonato de la City Section en junio.

Su récord general de 9-6 es un poco más revelador. Hay derrotas contra los competidores de la División I, El Camino Real, Cleveland, San Pedro y Venice, que podrían (y probablemente afectarán) sus posibles posiciones. Y, naturalmente, también se trata de la forma en que los Tigers han perdido.

“Hemos estado en todos los partidos”, dijo el entrenador Armando Gómez. Pero San Fernando encontraría algún método de ineptitud -los bates se enfrían o los guantes que se vuelven de piedra- para convertir la victoria en derrota.

La temporada regular va a la mitad, y los Tigers todavía están tratando de encontrar su ritmo.

“No estamos donde quiero que estemos ahora”, dijo Gómez después del partido del lunes. “Hemos mostrado destellos de ser ‘ese’ equipo. Creo que después ponerme sobre ellos un poco más, y con un poco más de disciplina, finalmente lo están consiguiendo. Estaban dudando de sí mismos”.

Gómez, que ganó los títulos de la Ciudad en 2011 y 2013, tiene un interesante dilema para trabajar con su equipo de 2017.

“Estamos dominados por estudiantes de último año. Y no sé si sus cabezas están ‘aquí'”, dijo. “Puede suceder cuando tienes un equipo dominado por los mayores. Están un poco más preocupados por el futuro. Nuestros chicos clave están presionando un poco. (Nathan) Cisneros, nuestro primer bateador y un tipo All-City del año pasado, está presionando como ningún otro. Seguimos diciéndole que se relaje. Pero creo que eso es lo que está pasando [con los mayores]. Tienen el prom y otras distracciones en sus mentes. Por lo general, es sólo 4-5 chicos, pero es todo nuestro equipo. Sólo tenemos seis de grados menores”.

Dos de ellos – Alonzo Castellanos y Steven Villagran – han emergido como líderes.

Castellanos, un shortstop de segundo año, es el cuarto hermano de la familia Castellanos en jugar para Gómez en San Fernando. Él jugó en el equipo menor el año pasado, y Gómez pensó lo suficiente sobre su capacidad que movió al shortstop del año pasado, Albert Robles, ahora de último año, a la segunda base para hacer sitio para él.

Castellanos, tiene nueve hits – todos singles – en 22 opciones en bate esta temporada, pero dijo que “estoy luchando un poco” con el bate después de no tener éxito contra Van Nuys. Pero, añadió, “el entrenador Gómez me dijo que quiere que me concentre en jugar a la defensa; Mi ofensiva, si doy algo, es una ventaja. Sólo quiero ayudar, no importa en qué. “

Tampoco es tímido sobre querer asumir un papel de liderazgo en el campo o de expresar sus opiniones con respecto al estado del equipo, a pesar de que es su primera temporada en el primer equipo.

“Tenía que aprender un par de cosas, pero siento que puedo manejarlo ahora”, dijo Castellanos. “Sólo [trato de ser] un líder a pesar de que soy un estudiante de décimo grado. Puedo aprender de algunos de los chicos mayores y obtener ese liderazgo de ellos, luego ayudar al equipo tanto como pueda”.

¿Y cómo ve a sus compañeros de los Tigers?

“Casi estamos allí. Tenemos [algunas] cosas más en las que trabajar. El infield tiene que ser más rápido. Y los hits, tenemos que despertar los bates cuanto antes. No podemos estar jugando partidos sin tener carreras hasta tarde”.

Villagrán, estudiante de tercer año, tiene el sello de ser un jugador All-City que regresa. Pegó para doble y triple contra Van Nuys el lunes, elevando su promedio a .436. Sus 10 remolcadas son el segundo mejor en el equipo, y sus siete ponches son el tercero más pequeño.

También ve margen de mejora para San Fernando.

“Estamos bastante bien. Pero podríamos ser un mejor equipo”, dijo Villagrán. “Podríamos ser un equipo de campeonato … [pero] tenemos que jugar juntos como un equipo. Tenemos que batear. Nuestro pitcheo tiene que ser [mejor]. Y no debe haber errores. Los errores siempre nos matan”.

El próximo viaje anual de Pascua a Las Vegas la próxima semana para jugar en el Torneo de Primavera de Durango podría ser el punto de partida que Gómez está buscando.

Los Tigers jugarán por lo menos cuatro partidos en el torneo, que es conocido por atraer a algunos de los mejores equipos de escuela secundaria en el país. Ya tienen programado una tanda doble contra la secundaria Sierra Vista de Las Vegas y la secundaria Bellflower el 10 de Abril y un enfrentamiento contra la secundaria Independence de Bakersfield el 11 de Abril. Después de eso, depende de cómo están haciendo los otros equipos del torneo y en qué grupo – Campeonato o consuelo – quedan los Tigers.

Gómez ya tiene algunas ideas para sacudir las cosas.

“En Las Vegas, vamos a cambiar las asignaciones de habitación y romper algunos de los [compañeros de equipo] que siempre andan juntos y ver dónde nos lleva”, dijo. “Creo que cinco noches en Las Vegas cambiarán las cosas. Y por lo general cuando vamos a Las Vegas, si jugamos bien, volvemos a agarrar vuelo”.

También hay demasiada temporada restante para que los Tigers sientan cualquier tipo de pánico o resignación, dijo.

“Jugamos la temporada para prepararnos para cuatro partidos [en los playoffs]. Eso es lo que solemos hacer. Todavía no hemos llegado. Pero prefiero no estar ‘allí’ todavía”, dijo Gómez.

“¿Tengo grandes preocupaciones de que no estamos ‘allí’ todavía? No. Es nuestro trabajo como entrenador tratar de mejorarlo. Pero a veces también necesitas una llamada de atención”.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *