Miembro de la Asamblea Estatal de California, Raúl Bocanegra (Distrito 39) 

Un padre de dos hijos, que trabajaba como chef. Una gimnasta estadounidense de veintitantos años que persigue su sueño de ser modelo y actor. Una abuela, que trabajó el turno temprano como asistente de desayuno en un hotel.

A pesar de sus diversos antecedentes, trabajos y vida familiar, estos tres californianos tuvieron el mismo trágico final: cada uno murió a causa de la explosión de sus bolsas de aire defectuosas.

De acuerdo con la Administración Nacional de Seguridad en el Tránsito de Carreteras, sus vehículos están entre los casi 42 millones de vehículos estadounidenses impactados por el retiro de las bolsas de aire Takata, que sigue en curso – la mayor retirada de seguridad en la historia de nuestro país. Los vehículos incluidos en este recordatorio contienen bolsas de aire defectuosas que pueden explotar como una granada, proyectiles de metralla contra el conductor y los pasajeros – incluso en un choque de guardabarros menor.

Hasta la fecha, al menos 11 estadounidenses han muerto al explotar las bolsas de aire, y más de 180 han sufrido lesiones graves, incluyendo cortes o laceraciones en la cara o el cuello, huesos faciales rotos o fracturados, pérdida de vista y dientes rotos.

Ciertos modelos Honda y Acuras 2001-2003 representan el riesgo más alto – con hasta un 50 por ciento de probabilidades de explotar después del despliegue. Eso es 1 en 2. Estos vehículos son inseguros para conducir por cualquier razón.

La crisis es particularmente aguda aquí en el sur de California porque el defecto en cuestión se exacerba por la exposición prolongada al calor y a la humedad.

Esta amenaza de seguridad pública exige medidas urgentes de individuos, organizaciones comunitarias, empresas y líderes locales. Es por eso que me uní a Airbag Recall: Southern California, una nueva coalición dedicada a educar a los conductores sobre el retiro de las bolsas de aire y cómo obtener reparaciones gratuitas en un distribuidor local. Actualmente, más de 1 millón de bolsas de aire defectuosas siguen sin reparar en el sur de California – una cifra que nuestra coalición estará trabajando incansablemente para reducir.

Usted puede tomar dos sencillos pasos para apoyarnos en este esfuerzo y para protegernos a nosotros mismos u otros contra una explosión de bolsa de aire potencialmente fatal. En primer lugar, revise el riesgo de su vehículo visitando AirbagRecall.com e ingresando su VIN de 17 dígitos, que se encuentra en el tablero de instrumentos del lado del conductor por el parabrisas o en su tarjeta de seguro. Si su vehículo esta en al lista, programe una cita en el concesionario local de su fabricante de automóviles tan pronto como sea posible, donde se reemplazará la bolsa de aire de forma gratuita.

Luego, hágale el favor a un ser querido, un amigo, un vecino o colega y dígale que haga lo mismo. El proceso de verificación de un vehículo toma menos de cinco minutos y podría tener un impacto que pueda salvar vidas.

Juntos, podemos lograr nuestro objetivo de reemplazar cada bolsa de aire defectuosa en el sur de California, y también salvar vidas de miles de automovilistas que podrían estar en riesgo.

El miembro de la Asamblea Estatal de California, Raúl Bocanegra (Distrito 39) es miembro de la coalición de Airbag Recall: Southern California.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *