Foto: A. Arellano

En el día del Niño, Domingo 20 de Abril,  niños y jóvenes ciudadanos americanos hijos de padres indocumentados alzan sus voces para detener el clima de Miedo y Terror hacia los Niños y Familias y buscan su apoyo para Ayudar a Legalizar a sus Padres este domingo 30 de abril en la Iglesia la Placita Olvera donde recibirán una bendición especial por el día de los niños.  

Entre los miles de manifestantes que asistieron a las marchas del Primero de Mayo en Los Angeles esta semana había muchos niños nacidos en Estados Unidos que salieron a apoyar a sus padres indocumentados.

Desde que las redadas de inmigración comenzaron a intensificarse en Febrero pasado, el temor a las deportaciones continúa impregnándose en la comunidad inmigrante. Para algunas familias, el temor a la separación es demasiado real.

Un día antes del Primero de Mayo, el domingo 30 de Abril – cuando México celebra el Día del Niño (un día festivo donde los niños a menudo reciben regalos y se celebra la infancia), algunos de esos niños y sus padres indocumentados se presentaron en la Placita Olvera para denunciar la retórica anti-inmigrante que viene de la Casa Blanca y renovaron sus súplicas al Presidente Trump para que pare las deportaciones.

Entre los niños reunidos en La Placita estaban dos residentes del Valle de San Fernando, Jersey Vargas, de 13 años, y Sophie Cruz, de 7 años, quienes se convirtieron en el símbolo de los menores nacidos en Estados Unidos de padres indocumentados.

Se estima que más de 6 millones de niños nacidos en Estados Unidos se encuentran en la misma situación.

Vargas ganó notoriedad cuando en 2014 cuando fue al Vaticano y le pidió al Papa Francisco que abogara por una reforma migratoria cuando se reunió con el entonces Presidente Obama.

Cruz también hizo el mismo pedido cuando el Papa llegó a los Estados Unidos en 2015, acercándose al Papamóvil y entregándole una carta pidiendo abogar en nombre de sus padres indocumentados.

“Tenemos que continuar esta lucha sin parar, tenemos que decirle al presidente Trump que tenemos el derecho de crecer con nuestros padres”, dijo Jersey.

Su padre, Mario Vargas López, todavía está luchando contra una orden de deportación después de ser condenado en Tennessee – donde había ido a trabajar – por conducir bajo la influencia del alcohol. Luego fue llevado a un centro de detención de inmigrantes en Louisiana.

Los padres de Cruz no tienen una orden de deportación pendiente sobre ellos, pero el miedo de ser atrapados en una redada migratoria sigue vigente.

“Con las redadas, uno vive alarmado y expectante, sin saber si va a regresar a la casa después del trabajo”, dijo Raúl Cruz, el padre de Sophie en una entrevista anterior. “Estar indocumentado no significa que uno sea un criminal, los seres humanos por naturaleza son inmigrantes”.

“No nos detendremos”, recalcó por su parte su hija, Sophie. “Prefiero cambiar los juegos por una marcha”.

MARCHA

Y eso es lo que unos 15,000 hombres, mujeres y niños hicieron el lunes en las calles de Los Angeles.

“Hay tantas cosas en juego ahora para nuestras familias, nuestras comunidades y nuestra nación, familias, musulmanes y derechos constitucionales básicos están siendo atacados en los Estados Unidos y eso significa el fundamento de nuestra economía, el orgullo de nuestras comunidades y que la fuerza de nuestra diversa nación también está siendo atacada, podemos unirnos a la resistencia, cerrarla de la mejor manera que sabemos o ver desde lejos esperando no ser el próximo objetivo”, dijo Angélica Salas, Directora Ejecutiva de CHIRLA.

“En un país fundado por inmigrantes, somos una ciudad de inmigrantes”, dijo el concejal angelino José Huizar. “Estamos con nuestra comunidad inmigrante como familia, como amigos y como socios en el motor económico de importancia crítica que es la región del sur de California. No necesitamos retórica odiosa o la división de las familias a través de la deportación que venga de Washington D.C. En este Primero de Mayo, renovamos nuestro pedido al Presidente Trump por una solución que funcione para todos: una reforma migratoria integral – ahora”.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *