A. Garcia / El Sol

Ceremonias del Memorial Day 2015 en el Pioneer Memorial Park.

“Nunca pude entender eso … Supongo que es cuando te toca. Podría sucederle a cualquier persona, en cualquier lugar, aquí también”, dice Noe Arana.

El hombre de 67 años y miembro de Veterans of Foreign Wars (VFW) Post 3834 en la Ciudad de San Fernando sirvió en la Guerra de Vietnam y conoce los caprichos ilógicos de un conflicto. Como todos los demás, no puede explicar el hecho de que un soldado puede morir mientras que otro a su lado vive.

Él escapó ileso del conflicto; de hecho, toda su compañía salió ilesa. Admite que no vio acción en el frente; su trabajo era en las comunicaciones, pero estaba en medio de la guerra, a miles de kilómetros de su casa y con el enemigo a un tiro de distancia.

“Sé que perdimos mucha gente allá”, dice.

En 1968, Arana tenía 17 años y con toda su vida por delante. Estaba trabajando en un consultorio médico y alguien le dijo que debía registrarse para servir una vez cumpliera 18 años. Lo hizo y “ocho meses después me llamaron”, recordó.

Después del entrenamiento básico, fue enviado al otro lado del mundo.

“A esa edad no piensas en morir, solo piensas que vas a servir y conocer gente y tener amigos”, dice Arana, nacido en México y quien fue traído por sus padres a Estados Unidos a la edad de 10 años.

“Teníamos un perímetro que teníamos que vigilar”, explica sobre su servicio en Vietnam. “Tuvimos un par de situaciones de peligro, se podían oír los disparo y los morteros, pero nunca nos atacaron”.

Arana está agradecido de que regresó ileso de la guerra, pero sabe que no es la realidad para todos los que sirvieron.

Es por eso que dice que es importante conmemorar el Memorial Day (Día de Recordación de los Militares Caídos).

“Es un buen día para recordar a aquellos que perdieron la vida”, señaló.

“Tenemos que dar gracias a ellos y gracias a Dios que algunos de nosotros salimos de allí”, agregó.

Memorial Day

El próximo lunes 29 de Mayo, el país hará una pausa en su ritmo agitado para dar un día libre del trabajo y la escuela para que la gente pueda conmemorar Memorial Day.

El día que se observa cada año el último lunes de Mayo, se originó como el Día de la Decoración después de la Guerra Civil de Estados Unidos en 1868, cuando el Gran Ejército de la República, una organización de veteranos de la Unión fundada en Decatur, Illinois, lo estableció como un tiempo para que en la nación se decoraran con flores las tumbas de los muertos en la guerra por parte de la Unión. En el siglo XX, las tradiciones de la Unión y las fuerzas Confederadas, que se celebraban en días distintos, se fusionaron, y el Memorial Day se extendió finalmente para honrar a todos los estadounidenses que murieron mientras estaban en el servicio militar.

Un par de eventos ya están planeados para el noreste de San Fernando Valley.

El Centro de Recursos de Veteranos de Los Angeles Mission College tendrá lo que llama su mayor ceremonia del Memorial Day hasta la fecha.

Ed Raskin, director del centro, dijo que es importante ayudar a la comunidad a entender que el Memorial Day tiene que ver con honrar a los miembros del servicio que nunca regresaron a casa.

“El noreste del Valle de San Fernando tiene una de las mayores concentraciones de veteranos en el condado”, dijo Raskin. “Estamos hablando de una seria tradición de servicio en esta comunidad”.

El Memorial Day marca una ocasión especial para el L.A. Mission College, que atiende directamente a 170 estudiantes veteranos, y otros 400 indirectamente, de acuerdo con el Plan de Equidad Estudiantil de 2014. Además de su población veterana, el colegio sirve a una población que Raskin describe como “estudiantes conectados a las fuerzas armadas”.

La ceremonia del Día de los Caídos se llevará a cabo a las 11 de la mañana del jueves 25 de Mayo en el patio del campus. Esta incluirá una actuación por parte de la Banda de la Guardia Nacional Aérea de Channel Islands, una Guardia de Color, exhibiciones interactivas y cabinas de información para los veteranos estudiantiles. El Instituto de Artes Culinarias preparará un almuerzo de barbacoa.

En asociación con la Legión Americana, el evento contará con una exhibición acerca de los veteranos de Vietnam, armas, procedimientos de la Tumba del Soldado Desconocido y exhibiciones de mesa con presentadores explicando el simbolismo usado por los soldados para expresar dolor y pérdida. Los estudiantes tendrán la oportunidad de escribir notas a los soldados en el extranjero a través de la Operación Gratitud.

El evento es gratuito y abierto a toda la comunidad.

 “Esperamos que la comunidad se una a nosotros para honrar la memoria de todos los miembros del servicio estadounidense que han pagado el precio final mientras protegen a nuestra gran nación”, dijo Raskin.

Además, como ya es una tradición, la Sociedad Histórica del Valle de San Fernando observará del Día de los Caídos en el histórico cementerio Pioneer en Sylmar el lunes 29 de Mayo de 11 a.m. a 12 p.m. El cementerio está ubicado en 14451 Bledsoe Street en la esquina de Foothill Boulevard.

La ceremonia incluirá un saludo con fusiles, se izará la bandera estadounidense y se tocará el “Taps”. Grupos comunitarios incluyendo Marine Corps League, el Destacamento de San Fernando # 1277 y la Tropa de Boy Scouts 104 en Mission Hills participan en el evento.

“El reconocimiento es bueno”

Gary Ballin, comandante de la VFW Post 3834 en San Fernando, también considera importante recordar a aquellos militares que dieron el mayor sacrificio en la defensa del país.

“El reconocimiento es bueno, recibes mucha negatividad, te llaman belicoso y asesino de niños”, dice.

Ballin también sirvió en Vietnam de 1966-68. Él era un operador de radio en una base y recuerda sus turnos de 12 horas seguidas donde tenía que llamar al centro de mando cada hora para reportar lo que estaba pasando – y también “para hacerles saber que aún está vivo”, – explicó.

Esos turnos eran por lo general de noche y eran “brutales”, cuenta.

Al principio estaba en un búnker subterráneo; más tarde estaba en una trinchera donde “nunca se sabe quién está a tu alrededor”, recuerda.

“Solíamos recibir ataques de cohetes y morteros todo el tiempo”, recordó Ballin. Estos dejaban agujeros de 20 pies, pero él dice que aprendes a vivir con eso.

Su campamento fue invadido por el Viet Cong – las fuerzas enemigas en Vietnam – poco después que dejó esa base, por lo que Ballin sabe que fue uno de los afortunados que salieron ilesos del conflicto.

Para él, Memorial Day trae la imagen de su padre – Art Ballin – que sirvió durante cinco años en la infantería durante la Segunda Guerra Mundial, en Europa y el frente del Pacífico.

“En cierta manera esperas esta conmemoración, recuerdas a los veteranos que no regresaron”, dijo Ballin.