Hace unos años, mi padre, que ya tenía alrededor de 70 años, finalmente se pudo comprar un automóvil deportivo de alto rendimiento.

Sus hijos y nietos ya crecieron, así que ya no había razón para un coche grande. ¿Y porque no? Ya había esperado mucho tiempo para poderse comprar un automóvil divertido.

Todo iba bien con el coche nuevo hasta que mi madre se rompió la cadera, se sometió a una cirugía y necesitó terapia física y ocupacional extensa.

Entrar y salir de un coche deportivo no es fácil para alguien que usa un andador y un bastón. Así que recibí una llamada telefónica de mi padre preguntándome qué se podía hacer. (En realidad, creo que estaba interesado en mi nueva minivan, cuyas pantallas de video le darían algo que hacer durante las sesiones de terapia de mi madre).

Pero le dije que no necesitaba llevar a mamá a un hospital o una clínica. Ella como beneficiaria de Medicare, podría recibir la mayor parte de la terapia en su propia casa.

Medicare cubre una variedad de servicios de cuidado de salud que usted puede obtener en la comodidad y privacidad de su hogar. Estos incluyen atención intermitente de enfermería especializada, terapia física, servicios de patología del habla y lenguaje y terapia ocupacional.

Estos servicios solían estar disponibles sólo en un hospital o consultorio médico. Pero son igual de eficaces, más convenientes y, por lo general, menos costosos cuando se reciben en casa.

Para calificar para servicios de salud en el hogar, debe estar bajo el cuidado de un médico y recibir servicios bajo un plan de atención establecido y revisado regularmente por un médico. Su médico también necesita certificar que necesita uno o más servicios de salud en el hogar.

Además, usted debe estar en el hogar y tener la certificación de un médico que usted está confinado a su hogar. (Estar confinado significa que no es recomendable salir de su casa debido a su condición, o su condición le impide salir sin usar un bastón, silla de ruedas o andador, transporte especial u obtener ayuda de otra persona).

Además, debe obtener sus servicios de una agencia de salud en el hogar aprobada por Medicare.

Si cumple con estos criterios, Medicare paga los servicios de atención médica a domicilio cubiertos mientras sea elegible y su médico certifique que los necesita.

Para equipos médicos duraderos (como un andador, silla de ruedas o equipo de oxígeno), usted paga el 20 por ciento de la cantidad aprobada por Medicare.

Los servicios de enfermería especializada están cubiertos cuando se administran a medio tiempo o intermitentemente. Para que Medicare cubra tales cuidados, debe ser necesario y ordenado por su médico para su condición específica. Medicare no cubre el cuidado de enfermería de tiempo completo.

Los servicios de enfermería especializada son dados por una enfermera registrada (RN) o una enfermera práctica con licencia bajo la supervisión de una RN. Las enfermeras proveen cuidado directamente y le enseñan a usted y a sus cuidadores como se dan estos cuidados. Ejemplos de atención de enfermería especializada incluyen: administrar medicamentos intravenosos, inyecciones, o alimentación por tubo; el cambio de vendajes; y la enseñanza sobre los medicamentos recetados o el cuidado de la diabetes.

Antes de que empiece su atención médica en el hogar, la agencia de salud en el hogar debe informarle cuánto va a pagar Medicare por su cuidado. La agencia también debe informarle si cualquier artículo o servicio que le proporciona no está cubierto por Medicare y cuánto usted tendrá que pagar por ellos.

Esto debe explicarse verbalmente con usted y también por escrito. La agencia debe darle un aviso llamado Aviso de Beneficiario de Salud en el Hogar antes de darle servicios y suministros que Medicare no cubre.

¿Qué no está cubierto? Algunos ejemplos:

Cuidado de 24 horas al día en el hogar;

Comidas entregadas a domicilio;

Servicios caseros como ir de compras, limpieza y lavandería (cuando este es el único cuidado que usted necesita, y cuando estos servicios no están relacionados con su plan de atención médica);

Cuidado personal dado por auxiliares de salud en el hogar como bañarse, vestirse y usar el baño (cuando éste es el único cuidado que se necesita).

Si obtiene sus beneficios de Medicare a través de Medicare Advantage u otro plan de salud de Medicare (no Medicare Original), consulte los materiales de membresía de su plan. Comuníquese con el plan para obtener detalles sobre cómo el plan proporciona sus beneficios de salud en el hogar cubiertos por Medicare.

Si su médico decide que necesita atención médica a domicilio, usted puede escoger entre las agencias certificadas por Medicare en su área. (Sin embargo, Medicare Advantage u otros planes de Medicare pueden requerir que reciba servicios sólo de las agencias con las que tengan contrato).

Una buena manera de buscar una agencia de salud en el hogar es utilizando la herramienta en el internet “Buscar una agencia de asistencia médica a domicilio” de Medicare, en https://es.medicare.gov/homehealthcompare/search.html. Le permite comparar agencias por los tipos de servicios que ofrecen y la calidad de la atención que ofrecen.

Para obtener más detalles sobre el beneficio de salud en el hogar de Medicare, lea nuestro folleto en español “Medicare y el cuidado de la salud en el hogar”. Está en línea en https://www.medicare.gov/Pubs/pdf/10969-S-Medicare-and-Home-Health-Care.pdf.

Greg Dill es el administrador regional de Medicare para Arizona, California, Hawái, Nevada y los Territorios del Pacífico. Siempre puede obtener respuestas a sus preguntas de Medicare llamando al 1-800-MEDICARE (1-800-633-4227).

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *