Así fue como terminó la reunión del Concilio de San Fernando el pasado 17 de Julio, mientras el Concejal Jaime Soto reprendía a sus colegas por poner fin a la sesión sin tratar los artículos que él había colocado en la agenda.

En defensa del Concilio, la reunión ya llevaba seis horas y era casi la medianoche.

Otros temas impulsados por la Alcaldesa Sylvia Ballin y el Concejal Robert Gonzáles tampoco fueron tratados.

Fue una reunión larga gracias a la ex Asambleísta Patty López, una residente de San Fernando que ayudó a llenar la Sala de Sesiones con otros miembros de la comunidad y comerciantes, así como medios de comunicación.

Otros organizadores incluían a la ex Alcaldesa Brenda Esqueda, que fue destituida en parte por un amorío con Alvaro Castellón, un policía de San Fernando casado.

López fue la agitadora de la noche y la primera en hablar durante los comentarios públicos.

Hablando, con problemas, en inglés, la ex Asambleísta dijo, “La razón por la que vine hoy es para oponerme al incremento – con todo respeto -, no creo que este sea el momento correcto para aumentar algún salario. Dos millones en una demanda, es imposible, cómo vas a gastar el dinero y más aumentos”, expresó antes de cambiar y solo hablar en español para que la audiencia pudiera entenderla, dijo ella.

López no pudo ganar su re-elección el Noviembre pasado y una subsecuente postulación para la Junta Educativa de Los Ángeles tampoco fue fructífera. Recientemente ha estado llegando a las reuniones del Concilio de San Fernando.

Ella se refería al aumento de salario para el Jefe Policial Anthony Vairo, que era parte de la agenda, pero que no se discutió en esta reunión o en sesiones anteriores. También mencionó el reciente acuerdo al que llegó la Ciudad con la ex comisionada Yolanda Haro, a quien Soto se refirió como “llenita” en un mensaje de texto.

Soto se involucró en una serie de mensajes de texto con otros residentes que chismeaban sobre Haro, discutían el cuerpo de ésta y la preferencia de Soto por tener a comisionados “rechonchos”. Los mensajes llegaron hasta Haro y luego que ella confrontó a Soto sobre estos, él la removió de su comisión.

Haro presentó una demanda contra la Ciudad alegando discriminación sexual, despido injustificado, ataques injustificados, ambiente laboral hostil, y aflicción intencional de daño emocional. Esa querella terminó en un acuerdo de $62,500.

“Ridículo”, dijo López al referirse a las acciones recientes del Concilio Municipal. “Debería darles vergüenza”, recriminó a los Concejales en español.

Muchos otros residentes siguieron esta misma línea. Hablaron de falta de transparencia, demandas ridículas, y falta de servicios públicos, como servicios de traducción en esta reunión, indicó uno de ellos.

“¿Dónde esta el dinero? ¿Dónde esta nuestro dinero?”, preguntó Lupita Camacho, dueña del Salón Alberto’s Hair. Ella se quejó que cada Enero paga su licencia comercial – de $350 – pero no ve mejorías en la zona donde se ubica su negocio.

“Es por las demandas”, gritó alguien desde la audiencia. Hubo muchas interrupciones desde la audiencia, y la Alcaldesa Sylvia Ballin tuvo que decirles constantemente que estaban interrumpiendo la reunión.

Otros residentes culparon al mismo Soto de este acuerdo extrajudicial.

¿No estamos aquí como resultado de las acciones de un concejal? ¿La demanda no es por las acciones de un concejal?”, indicó Jesse Avila, el mismo un ex concejal.

“Soto rehúsa tomar acción por lo que ha hecho. Toma responsabilidad por tus propias acciones. Tu eres la razón por la que estamos aquí. ¿Qué Haro no fue parte de tu campaña? ¿No era ella parte de tus ‘Amigos de San Fernando? Sí, lo fue. Ella es uno de tus discípulos. ¿Entonces, cómo es que puedes hacer esto? Piénsalo”.

Michael Remenih, un Comisionado Municipal de Educación nominado por Ballin, agregó “Me sorprende cuanto el Sr. Soto desvía atención por esta última demanda. El año pasado él le costó a la ciudad cerca de $43,000. Este año ya son $62,500. Y eso sin incluir todos los costos legales que vendrán. ¿Cuánto más daño le va hacer este hombre a la Ciudad antes que lo saquen de su puesto, o lo pongan en la cárcel?”.

Otro que recriminó a Soto fue el comerciante local Tom Ross.

“Felicito al Concejal Soto por su fantástico encubrimiento de sus malas acciones”, dijo Ross.

“Es bueno desviar atención de los problemas que ha tenido al decir que la policía esta mal por pedir aumentos. La verdad es que la ciudad le ha hecho un favor al Sr. Soto al llegar a un acuerdo. No necesitamos otro juicio muy caro y que genere mucha atención”.

Nick Kimball, Gerente General interino, dijo que el acuerdo solucionado por el bufete legal McCune & Harber, LLP, que representó a la Ciudad, evitó que la acción legal siguiera costándole dinero a la ciudad.

Kimball dijo que los gastos potenciales de seguir defendiendo la querella “habrían excedido el dinero del acuerdo al que llegó la Ciudad”.

El mismo Soto se dirigió al Concilio durante los comentarios públicos.

“Ustedes no se preocupan por los intereses de la comunidad, solo de ustedes mismos y la gente de la que reciben órdenes. Son sirvientes, ustedes no son líderes, y no deberían estar aquí”, dijo, lo que le generó aplausos de la audiencia.

Soto acusó al Concilio y al Abogado Municipal de planear la demanda de Haro como estratagema para “hacer dinero para aquellos que los favorecen”.

Recientemente, Haro hizo campaña para la reelección del Concejal Joel Fajardo.

Cuando Soto llamó “cobarde” al Abogado Municipal Rick Olivarez por no asistir a la reunión – él notificó al Concilio que no podía estar presente debido a una cita previa – y hasta dijo que el abogado del abogado, el ya fallecido Congresista Edward Roybal, estaría avergonzado de él, el insultó sorprendió a Ballin y a otros. Ballin rompió con las reglas del Concilio y respondió.

“Sr. Soto, quisiera decirle que el Sr. Olivarez no es un cobarde. Es un verdadero caballero y usted puede tomar lecciones de él”.

Ballin intentó continuar, pero fue acallada por Soto y la audiencia.

Por dos horas, los residentes se quejaron de banquetas sin reparar, de que los tiempos de respuesta de la policía son muy lentos, que estacionarse es una pesadilla, de que hay negocios que están cerrando, de que los asesinatos en la ciudad van en aumento y que las investigaciones se dan a otros departamentos policiales, y que la excusa que se le da a los residentes es que la Ciudad de San Fernando no tiene fondos o capacidad para lidiar con estos temas, y sin embargo llegan rápidamente a acuerdos legales.

Algunos residentes hasta amenazaron con destituir al Concilio.

López dijo que no hace esto para conseguir puntos políticos y negó que esté buscando un nuevo cargo. Dijo que solo estaba advirtiendo a los Concajels.

López ha venido asistiendo y comentando en las dos últimas reuniones del Concilio, demandando transparencia, y dijo que sus cartas y llamadas no han sido respondidas.

“Tengo casi 50 años”, dijo. “Lo que me haría feliz es estar en casa y saber que mi gobierno hace su trabajo. Pero cuando malgastan dinero de los contribuyentes, y los impuestos en esta ciudad son altos, no puedo quedarme en casa y ver mis novelas”.

Entre los asuntos que se trataron en el Concilio es aprobar mover el día de elección municipal para que corresponda con el día de elección nacional y permitir que el sello de la ciudad se use para un festival donde se regalarán árboles de fruta y el 3r Festival Anual del Chile en San Fernando.

El Concilio votó 4-1 para posponer los demás temas en la agencia y poner fin a la reunión, lo que molestó a Soto.

“Deshonestos. Concejales deshonestos”, fueron sus últimas palabras de la noche.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *