M Terry / SFVS

Un Juego Familiar - Los hermanos Tui Tu'ifua y Sione Tu'ifua Jr. son las bases de la defensa de St. Genevieve esta temporada. 

Las luces de la noche del viernes brillarán un poco menos esta temporada para los hermanos Tu’ifua, Sione Jr. y Tui, defensive ends titulares de la secundaria St. Genevieve en Panorama City.

Les falta su luz guía. Su padre, Sione Sr., un obrero de la construcción, falleció en Diciembre después de combatir el cáncer de colon. Su esposa, la Reverenda Dra. Kalesita Tu’ifua que tiene o tuvo ministerios metodistas en Arleta, Granada Hills y Sun Valley, sabía lo gravemente enfermo que estaba su marido. Pero los padres hicieron todo lo posible para no revelar esa información a sus siete hijos, que incluyen a Sione Jr., Tui y su hermana Mele, que es el Presidente del cuerpo estudiantil este próximo semestre en St. Genevieve.

Los hermanos en silencio y estoicos expresan su dolor. Es evidente que su padre nunca está lejos de sus pensamientos y sus corazones.

“Cuando íbamos creciendo, nos enseñó a ser humildes, y todo lo demás”, dijo Tui, de 15 años, estudiante de segundo año, que estaba con su padre en el hospital cuando murió. “Nos recordó que la escuela era la prioridad no. 1 — que la escuela puede llevarte a cualquier lugar. Que puedes jugar al football, pero si no tienes tu educación, no significa nada para ti.

“Solía llevarme a su trabajo; él trabajaba en la construcción. Solía cansarme; no podía hacer la mitad de las cosas que él podía hacer. Y él diría que ‘si quieres conseguir un buen trabajo, trabajar en una oficina con aire acondicionado, ve a la escuela’. Me estaba enseñando lo que no quería hacer. Siempre trataba de enseñarnos las formas correctas en la vida”.

Sione Jr., 18 años, estudiante de último año, asiente con la cabeza. “Era un tipo tranquilo, pero me encantaba estar a su alrededor”, dijo.

Tui ha pasado la mayor parte de su vida aquí en Estados Unidos, mientras que Sione Jr. creció inicialmente con su familia en Samoa hasta llegar primero a Seattle, luego al Valle de San Fernando hace dos años.

Ambos jugaron para St. Genevieve la temporada pasada. Tui, un estudiante de noveno grado que es titular en el equipo y mide 6-3 y pesa alrededor de 220 libras, es mejor versado en el football americano porque comenzó en pop Warner. Sione Jr., que mide 5-11 y pesa 200 libras, jugó Rugby “en la isla”, como le gusta describir a casa. No ha jugado al football tanto tiempo, pero el entrenador Billy Para dijo que aprende rápido.

El año pasado, Sione Jr. jugó como linebacker, pero después de añadir fuerza del entrenamiento de pesas, Para decidió moverlo a defensive end. Él los imagina convirtiéndose en el tipo de fuerza disruptiva que los hermanos gemelos Malik y Marquis Jackson fueron para la secundaria Birmingham en 2007.

“Tui [eventualmente] va a firmar una beca de División I”, dijo Para. “Sione, porque llegó  de las islas (y al football) tarde, probablemente tendrá que ir a la ruta de JC (colegio comunitario). Pero si quieren seguir jugando [en la Universidad], como sé que es el caso de Tui, vas a leer sobre ellos”.

Él recuerda cariñosamente al padre como “muy agradable” y que él y su esposa guardaban un interés sano en el programa de football y el lugar de sus hijos en él. Pero ese interés no tuvo nada que ver con lo que pasó en el campo.

“Ellos revisaban conmigo semanalmente sobre la fase académica, asegurándose de que estaban haciendo lo que se suponía que debían hacer y asegurándose de que no había problemas disciplinarios”, dijo Para. “Nunca han tratado de interferir con los entrenadores. Lo aceptaron. La madre todavía lo hace”.

Pará espera que los hermanos sean una parte vital de cualquier éxito que St. Genevieve tenga en 2017. El entrenador dijo que los Valiants — que tuvieron marca general de 11-2 el año pasado y llegaron a las semifinales de la División 12 de la Southern Section — probablemente comenzarán la temporada más fuerte en defensa. Tiene algunos jugadores ofensivos clave que regresan como el quarterback Anthony Smets, running back Ray Beauchamp, el receiver Zacharias Muhammad y el lineman Johnatan Prado. Todos los demás son nuevos.

“Perdimos muchos estudiantes de último año del equipo del año pasado”, dijo Para. “Si hay algo que me preocupa este año, es la juventud, sólo porque estamos jugando con muchos chicos del nivel de JV en Varsity por primera vez. Ha sido una experiencia de aprendizaje desde el primer día. El equipo del año pasado construyó una base de lo que vendrá. Este equipo … aún no ha encontrado su identidad. Creo que vamos a encontrarla a medida que avancemos”.

La familia Tu’ifua también está siguiendo adelante. Tui dijo que su madre “todavía llora de vez en cuando porque ella lo extraña”, pero ella mantiene a la familia unida y anima a los niños a sobresalir en el aula.

“Le reconozco lo que hace”, dijo Sione Jr. “Ella está cuidando de siete chicos y dos iglesias. Al no tener a nuestro padre con nosotros … ella es una mujer fuerte”.

El football ofrecerá un desahogo necesario para los hermanos Tu’ifua este otoño. Dijeron que están dedicando la temporada a la memoria de su padre. Ambos planean tener una foto de él grabada en algún lugar en sus uniformes o equipamiento.

“Cada juego, cada jugada” será para honrar la memoria de su padre, dijo Sione Jr. “Él era un aficionado al football, a pesar de que no entendía realmente los conceptos del deporte. Pero nos apoyaba en todos los partidos”.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *