En una reunión reciente de mi personal surgió el tema de la diabetes.

 Cada uno alrededor de la mesa aporto su situación de salud, y resultó que el 25 por ciento de ellos tienen problemas para controlar su azúcar en la sangre. Esa cifra coincide exactamente con el porcentaje de estadounidenses mayores de 65 años de edad que tienen diabetes o una condición llamada pre-diabetes.

Me sorprende que un número tan grande de estadounidenses se vea afectado por esta enfermedad, ya que es una condición muy desagradable. Si se deja sin control, la diabetes puede conducir a algunos resultados realmente graves, incluyendo problemas renales, glaucoma y otros trastornos oculares, úlceras en los pies, amputación de pies o piernas, derrame cerebral, coma diabético e incluso la muerte.

La buena noticia es que las personas con diabetes pueden evitar muchos de estos resultados negativos si su enfermedad es diagnosticada, tratada y controlada. En Medicare, estamos comprometidos a prevenir la diabetes tanto como sea posible y a tratar a las personas que son diagnosticadas con esta enfermedad.

Si su médico piensa que está en riesgo de padecer de la diabetes, Medicare cubre las pruebas de detección. Y si usted desarrolla la enfermedad, Medicare cubre una amplia variedad de medicamentos, equipo de pruebas en el hogar, suministros y entrenamiento para ayudarle a usted mismo a manejar la diabetes.

Las pruebas de detección se utilizan para detectar la diabetes temprano. Algunas de las condiciones que pueden calificarle como una persona en riesgo para la diabetes incluyen:

• La presión sanguínea alta

• Obesidad (con ciertas condiciones)

• Alteración de la tolerancia a la glucosa (azúcar en la sangre)

• Alta glucosa en ayunas

• Antecedente de niveles anormales de colesterol y triglicéridos (dislipidérmia)

Medicare pagará por dos pruebas de detección de diabetes en un período de 12 meses. Después de la evaluación inicial, su médico determinará cuándo realizar la segunda prueba.

Usted y su médico pueden discutir la diabetes y cualquier otro problema de salud que usted tenga durante una visita de “Bienvenido a Medicare”. Medicare cubre esta revisión de su salud una sola vez, incluyendo consejería sobre exámenes, vacunas u otro tipo de atención que pueda necesitar. (Debe tener esta visita dentro de los primeros 12 meses en que esté inscrito en Medicare Parte B.)

Además, Medicare cubre una visita anual de bienestar con su médico, durante la cual puede crear o actualizar un plan de prevención personalizado basado en su salud actual y factores de riesgo.

Si usted desarrolla diabetes, Medicare paga por el entrenamiento para ayudarle a aprender cómo usted mismo puede manejar con éxito la enfermedad. Su médico debe prescribir este entrenamiento para que Medicare lo cubra.

La capacitación abarca una variedad de temas, incluyendo los riesgos de un mal control de la azúcar en la sangre; nutrición y cómo manejar su dieta; opciones para mejorar el control de la azúcar en la sangre; ejercicios y por qué esto es importante para su salud; y cómo tomar correctamente sus medicamentos.

Medicare también cubre servicios de terapia de nutrición médica para ayudarle a aprender qué alimentos comer y cómo seguir un plan individualizado de comidas para diabéticos.

Generalmente, Medicare Parte B (seguro médico) cubre servicios y suministros que necesitan las personas que tienen o están en riesgo de padecer diabetes. La Parte D de Medicare (el programa de medicamentos recetados) ayuda a pagar los suministros para inyectar o inhalar insulina.

Los siguientes elementos están cubiertos en la Parte B:

• Monitores de azúcar en la sangre y suministros relacionados, como tiras reactivas, dispositivos de lanceta y lancetas;

• Exámenes y tratamiento del pie (necesarios para personas con neuropatía periférica diabética y pérdida de la sensación protectora);

• Pruebas de glaucoma;

• Las bombillas de insulina externas y la insulina que utilizan los dispositivos;

• Zapatos o insertos terapéuticos.

Los artículos cubiertos bajo la Parte D incluyen medicamentos para controlar la azúcar en la sangre y la insulina que no se administra con una bombilla.

Usted puede hacer muchas cosas para controlar su diabetes. Hable con su médico acerca de qué, cuánto y cuándo comer. También hable con él o ella sobre cuánto debe pesar, y las diferentes maneras en que puede alcanzar su objetivo de peso.

Tome sus medicamentos según las instrucciones y hable con su médico acerca de cualquier problema que encuentre. Estar activo durante un total de 30 minutos la mayoría de los días. Manténgase al tanto de su nivel de azúcar en la sangre, presión arterial y el colesterol.

Si fuma, deje de fumar. Medicare cubre asesoramiento sobre cómo dejar de fumar, si su médico lo ordena.

Si tiene un Plan Medicare Advantage (como un HMO o PPO) u otro plan de salud de Medicare, su plan debe brindar al menos los mismos beneficios que Medicare Original, pero puede tener reglas diferentes. Sus costos, derechos y opciones para dónde obtener su atención médica podrían ser diferentes si está en uno de estos planes. También puede tener beneficios adicionales. Lea los materiales de su plan o llame a su administrador de beneficios para obtener más información.

Para más información sobre Medicare Original y la diabetes, lea el folleto ” La Cobertura de Medicare de los Servicios e Insumos para Diabéticos” en https://www.medicare.gov/Pubs/pdf/11022-S.pdf. 

Greg Dill es el administrador regional de Medicare para Arizona, California, Hawái, Nevada y los Territorios del Pacífico. Siempre puede obtener respuestas a sus preguntas de Medicare llamando al 1-800-MEDICARE (1-800-633-4227).

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *