A. Garcia / El Sol

Edward Campos con uno de sus autos clásicos que se mostrarán en el salón de autos para beneficiar a Mexico.

Mientras que el centro de México continúa recuperándose de un devastador terremoto de magnitud 7.1 el pasado 19 de septiembre que dejó 366 muertos – incluyendo varios niños en una escuela que se derrumbó en la capital del país – la gente en Sylmar se está preparando para hacer su parte y ayudar en la recuperación.

Y planean hacerlo con estilo.

Una exhibición de auto clásicos está prevista para este sábado 7 de Octubre en el estacionamiento del restaurante Casa Torres del 14117 Hubbard Street en Sylmar. Desde las 7:30 a.m. hasta las 12:30 p.m., el cromo, los impresionantes trabajos de pintura y los elegantes motores deleitarán a los amantes del coche.

El evento gratuito, que contará con carros desde los años 30 a los 60, también tendrá algunas actividades infantiles, música, comida y bebidas, todo con el propósito de recaudar fondos para ayudar a uno – y posiblemente dos – organizaciones sin fines de lucro en México: los Topos, el grupo de socorristas conocidos alrededor del mundo que se especializan en la excavación de escombros tras terremotos para salvar a las personas atrapadas dentro de edificios derrumbados, y la Cruz Roja Mexicana.

“El dueño de casa Torres quería hacer algo diferente. Íbamos a hacerlo (un show de coches) cuando esto (el terremoto) sucedió y pensamos que era un buen complemento”, dijo Edward Campos, CEO de Imagination Works, un negocio que se especializa en el diseño gráfico, y quien  encabeza el evento.

“Yo soy dueño de algunos coches antiguos, llamé a algunos amigos y decidimos acelerar la fecha y poner una buena causa detrás de esto”, agregó.

Invitó a amigos suyos que también tienen coches clásicos y las ruedas empezaron a moverse bastante rápido.

En una semana, los avisos impresos en su tienda de Sylmar empezaron a aparecer en cercas alrededor de la zona y algunos de los negocios con los que trabaja Campos regularmente decidieron hacer su parte también.

Algunos de esos negocios han prometido fondos para la causa.

“Nunca he visto respuesta tan positiva. Suele tardar dos meses en armar un show de autos. Lo hicimos en dos semanas”, dijo.

Si bien la entrada al espectáculo será gratuita, Campos dijo que se le pedirá a los asistentes que donen todo lo que puedan.

“Un dólar o $10 dólares es bienvenido”, recalcó. “Es lo que quieras contribuir”.

La única cuota de entrada – $30 dólares – es para aquellos que quieren inscribir su coche para que compita en algunas de las categorías que se premiarán en el evento.

Impactado por la tragedia

Campos – como muchos otros – no tiene familiares o amigos afectados por la tragedia al sur de la frontera. Pero las imágenes lo impactaron.

“No necesitas tener familia para querer ayudar. Es algo humano para hacer”, dice.

El terremoto del 19 de septiembre sacudió la Ciudad de México donde murieron 224 personas. El sismo también afectó Morelos, Puebla y otros tres estados, algunos de los cuales ya habían sido golpeados por un anterior terremoto del 7 de septiembre de magnitud 8.2.

Miles de civiles formaron brigadas de voluntarios durante el fin de semana para despejar escombros y ofrecer otra ayuda en los sitios de colapso, y muchos más han donado dinero, medicinas y suministros en los centros de recolección.

Campos se vio particularmente afectado por el colapso de la escuela privada Enrique Rebsamen en la Ciudad de México. Durante un tiempo hubo un frenesí mediático sobre los esfuerzos para rescatar a una niña supuestamente atrapada en los escombros del edificio, cosa que al final resultó ser falsa. Sin embargo, 26 niños y personal de la escuela murieron en el lugar.

Los funcionarios de la educación de México han prohibido que la escuela reabra las partes que no cayeron, mientras que una investigación sobre la construcción del edificio continúa para ver si hubo irregularidades que pudieron haber contribuido al derrumbamiento.

“Cuando ves las fotos y videos de la escuela, yo soy un papá y sólo puedo imaginar si ese fuera mi hijo allí”, dijo Campos. “Realmente me conmovió”.

Él espera que esas imágenes también muevan a otros.

Campos dijo que no hay un objetivo fijado de cuánto quieren recaudar.

“Nuestro objetivo es ayudar, eso es lo principal”, dijo.

Agregó que también está en conversaciones para hacer otro evento para recaudar fondos para ayudar a Puerto Rico, una isla devastada por el paso del huracán María.

“Si esto funciona, podemos empezar a hacer algo una vez al mes”, dijo Campos.

Para más información, llame al (818) 262-3114 o visite www.Facebook.com/sylmcarshow

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *