Patriots, Conquistadors en Enfrentamiento Clave en la Liga West Valley

Si los Conquistadors de la secundaria El Camino Real Charter (ECR) tuvieron que escoger un año para empezar despacio y luego intentar generar momentum en pos del título de la Liga West Valley y subsecuentemente los playoffs de la División I de la City Section, este sería un buen año para hacerlo.

Ya que este es el primer año que todo equipo de la División I de la City tiene un partido de postemporada garantizado sin importar cuál sea su registro, ya que hay que llegar las categorías Open y División I, la presión para acabar con rachas perdedoras y corregir lo que se pueda arreglar es un poco menos crucial de lo usual  — al menos hasta Noviembre.

Eso no significa que un equipo como  ECR quería seguir perdiendo  — como lo hizo en sus cinco partidos fuera de Liga — o percibir que las mejoras y arreglos no estaban funcionando. Pero después de ganar sus dos primeros encuentros contra Cleveland y Chatsworth, los Conquistadors creen tener la mentalidad correcta, así como la potencia física para dar pelea a la secundaria Birmingham Community Charter este viernes 20 de Octubre.

Los Patriots (4-3, 2-0) y Conquistadors (2-5, 2-0) son los únicos equipos invictos en partidos de liga. El ganador tiene el camino más favorable hacia el título de la Liga West Valley y probablemente un partido en casa en la primera ronda que viene al ser campeón de liga. 

Y es El Camino Real quien es el campeón defensor, al haberlo ganado por  sí solo por primera vez desde 1979. Los Conquistadors también llegaron mas lejos en los playoffs de la División I, alcanzando las semifinales antes de perder contra el eventual campeón de la City, Narbonne de Harbor City.

Es una de las razones por las que el entrenador en jefe Jeff Falgien no quiso alterar el calendario fuera de liga de 2017 con encuentros contra 

Bonaventure de Ventura, Venice, Agoura, Harvard-Westlake, y Calabasas, aunque entendía que su equipo había perdido casi su entera línea ofensiva debido a jugadores que de graduaron.

“Pusimos ese calendario fuera de liga intencionalmente para preparar a los chicos”, dijo Falgien. “Sabíamos que cuando viniera la liga…no enfrentaríamos el mismo tipo de competencia que enfrentamos fuera de liga [cada semana].

“Enfrentamos cinco equipos realmente talentosos con buenos atletas. En varias ocasiones estuvimos cerca — quizá pudimos haber conseguido un par de victorias. Así que nunca estuvimos derrotados, era una cosa de ‘mejorar’, veamos lo que tenemos, y cuando la temporada (de liga) venga, estaremos preparados. Y así están saliendo las cosas”.

Alguien admite que le robó la idea a Birmingham, y notó que los Patriots habían ganado cinco títulos de liga antes de que ECR lo consiguiera el año pasado.

“Ellos han venido haciendo este calendario por años. Birmingham siempre disputa calendario fuera de liga difíciles. (El entrenador) Jim Rose es inteligente, tiene su sistema”.

Por su parte, los jugadores dijeron que no perdieron las ganas a pesar de las derrotas tempraneras.

“Creo que había un rezago del año pasado. Ahora teníamos estándares mas altos”, dijo el defensive end y receiver Jake Bradley, de 16 años, pensando en lo que fue el récord de 10-3 en la División I record en 2016. “El año pasado cuando ganamos, eso marcó los estándares – ‘solos así de buenos’. Y este año no esperábamos menos.

“Sabíamos que St. Bonaventure Iba a ser difícil. Creo que debíamos deshacernos de nervios que teníamos en ese primer partido. Pero luego perdimos dos partidos que dolieron (ante Venice y Agoura), partidos en que estábamos cerca. Así que nuestro récord era inconsistente con lo bueno que realmente éramos. Pero sabía que los triunfos llegarían. Éramos mejores de lo que mostraba nuestro récord. Y ahora que han empezado a llegar, creo que estamos de regreso en el camino”.

Eso no significa que los Conquistadors no tuvieron que Hacer algunos ajustes. El mas grande fue el quarterback, cuando el titular Stav Graziani sufrió una lesión en el partido contra Agoura.

Gio Navarro, de 17 años, cambió de defensive back a quarterback. Navarro había jugado en esa posición en 2014, pero no en el primer equipo. Las últimas semanas las ha pasado estudiando el libro de jugadas ofensivas y encontrando su ritmo con los receivers para complementar al running back Darrien Green, que ha cargado gran parte del trabajo ofensivo con 584 yardas corridas y seis touchdowns.

 

“Al principio fue un poco duro, tratando de aprender todas las jugadas en un periodo de tiempo corto”, dijo Navarro, quien ha dado pases por 587 yardas y seis touchdowns (en contra de dos intercepciones) en cinco partidos como quarterback.

 

“Ahora ya estoy bastante familiarizado con eso. Estoy aprendiendo a llamar jugadas, dependiendo lo que veo. Y ya que vine del lado defensivo, es más fácil para mi saber lo que esta haciendo la defensa y cómo se ve. Al principio la química no estaba ahí [con los receivers]. Ahora, después de cuatro semanas, sí la hay.”

Hubo otros cambios que tenían que llegar.

“Tuvimos que aprender cómo mantenernos enfocados”, dijo el defensive back Alayo Harris, de 18 años, quien ocupa el tercer lugar en el equipo en tackles (31), y también tiene cuatro intercepciones — incluyendo dos la semana pasada contra Chatsworth — para líder at la Liga West Valley.

“Tuvimos partidos donde estábamos cerca, pero de habernos mantenido enfocados habríamos sacado el triunfo. Tienes que preocuparte de (equipos que se fracturan y donde se hacen grupitos). En cierta manera yo era así. Pero también conocía a este grupo de chicos: habíamos estado en el segundo equipo juntos. Así que nos conocíamos bastante bien”.

“Lo principal era aprender cómo jugar juntos. Ser unidos”, agregó el linebacker Matthew Flynn, de 16 años. “Teníamos a los atletas, pero no estábamos jugando juntos. Creo que ahora tenemos eso…cuando terminaba la temporada (fuera de liga), lo podía ver en los entrenamientos y en los partidos. Empezamos a tener buenos momentos juntos. Así que sabía que las cosas llegarían tarde o temprano. Y se sintió muy bien tener ese primer triunfo”.

Y ahora los Conquistadors tienen la oportunidad de mostrarle a todos  — incluyendo Birmingham — que planean defender vigorosamente el título de liga.

“Nuestra ofensiva esta poniendo los puntos y la defensa ha estado robando el balón. Hemos estado parando a gente”, dijo el offensive lineman Jared Anderson, de 16 años. “Tengo mucha confianza con en lugar donde esta el equipo ahora”.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *