Photo Credit / El Sol

Los incendios que arrasaron el noreste del Valle de San Fernando y otras áreas del Sur de California esta semana han dejado una estela de destrucción, incluyendo casas y negocios calcinados. Varios ranchos del área perdieron caballos y otros animales que se encontraban en esas propiedades.

La familia Chase — LeRoy, su esposa Shirin, y sus hijas Kymberly, Nicole y Danielle — son de los afortunados.

LeRoy Chase, el presidente y CEO del Boys & Girls Club of San Fernando Valley en Pacoima, también es el encargado del Rancho Monte Verde y una caballeriza en Sylmar con sus hijas y su yerno, Aaron Lasley. Tienen entre 30-40 caballos en una propiedad de poco más de 10 acres.

El martes 5 de Diciembre, Nicole recibió una llamada en su hogar aproximadamente a las 4 a.m. diciéndole que la colina cerca del rancho estaba en llamas. Inmediatamente alertó a su padre, quien estaba enfermo y solo podía seguir las noticias e imágenes del Incendio Creek a través de la televisión. Nicole llegó al rancho 30-40 minutos después.

“Podías ver el fuego en la colina”, describió Nicole. 

“El cielo estaba todo rojo y horrible”.

Nicole, su cuñado Aaron y los trabajadores del rancho vieron lo cerca que estaban las llamas y se dieron cuenta que debían remover a los animales.

Llamó a una de las personas que alquila las caballerizas para ver si podían mover los caballos. Todos respondieron.

Luego vino la parte dura – tratar de salvar el rancho y los animales.

El Departamento de Bomberos de la ciudad de Los Angeles no podía ayudarles porque estaban ocupados evacuando a personas. Tenían que valerse por sí mismo. Las brasas empezaban a caer en el rancho.

“Cesar (uno de los trabajadores) agarró un tractor y acabó con la vegetación para crear una línea contra el incendio, eso salvó el rancho”, dijo Nicole. Otros trabajadores se unieron y lanzaron agua sobre unos árboles de eucalipto que se prendieron en llamas. 

Y luego, contó Nicole, otras personas llegaron con equipo para poner a salvo a los caballos.

“Habíamos llamado a California Polo Club (en Lake View Terrace) y ellos trajeron trailers. Gerónimo Bugarin, director de un grupo ecuestre en Sylmar, se apareció también y subió a tres o cuatro caballos difíciles a un triailer. Dale y Hearther Gibson, que son dueños de un rancho, llevaron a otros caballos a su propiedad. Pero luego, ese rancho también se prendió en llamas, y tuvieron que mudar a los caballos otra vez. Dale regresó por la medianoche para ayudarles de nuevo.

Nicole dijo que los bomberos sí llegaron y ayudaron a evitar que las llamas causaran más daño.

Todo esto duró todo el día y gran parte de la noche. Pero todos los caballos resultaron ilesos. Los caballos propiedad de la familia fueron llevados al Boys & Girls Club.

Nicole dijo que Aaron sufrió quemaduras en su espalda, pies y manos, pero no son graves. 

Ella estaba muy agradecida con todos los que ayudaron en el rancho y a poner a salvo a sus animales. 

“Somos afortunados y bendecidos”, dijo Nicole. “La comunidad ecuestre se movilizó de gran manera…tuvimos algunos Milagros”.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *