La vida deportiva del Valle y el sur de California tuvo grandiosos altos y bajos en 2017, dándonos a los afortunados que lo vimos esperanza, desesperación, desilusión y la determinación que las cosas serán diferentes en el Año Nuevo.

En otras palabras, el tipo de año que desea un verdadero aficionado a los deportes, siempre y cuando los resultados no terminen siempre en descontento.

Estamos en el punto del año – el final – donde molestamos y le pedimos a Santa que nos traiga un trineo lleno de regalos y nos cumpla los deseos. Pero a pesar de los avances de la tecnología, Papá Noel no siempre oye nuestras súplicas; algunas se pierden en su saco de obsequios.

Así que permítame terminar la lista antes de que él y sus renos despeguen para su viaje anual alrededor del mundo el 24 de Diciembre.

Para el equipo de football de la secundaria San Fernando: Nada, gracias. Los Tigers, después de sobrevivir el calendario fuera de liga con buena salud y pasar la Liga Valley Mission invictos, tuvieron el mapa perfecto en los playoffs. Se mantuvieron fuera de la División Open de la Ciudad (donde habrían terminado en una posición baja y un partido inicial fuera de casa) y recibieron el puesto número uno en la División I, lo que significó que todos sus partidos de postemporada hasta llegar al juego de campeonato serían en casa. San Fernando no desperdició su viaje a la final en El Camino College, y ganó su primer título de la División I de la Ciudad desde 1975. Para los fanáticos de los Tigers, no hay nada mejor que eso.

Para el equipo de baloncesto masculino de Birmingham y femenino de Cleveland: una vida entera para que sigan viendo las grabaciones de sus temporadas 2016-17 donde terminaron consiguiendo sus primeros títulos de baloncesto municipales para ambos programas – Birmingham en la División Open masculina y Cleveland en la División II femenina. Sin importar lo que significa para los Patrios tener este campeonato, el que ahora tiene Cleveland significa todavía más para una escuela que – bien o mal – a veces se siente discriminada por sus vecinos del oeste del Valle. Hasta el cambio de Cleveland a la División I de la Ciudad no puede disminuir el brillo del que gozan actualmente.

Para el equipo de volibol femenino de Granada Hills: lo que acaban de obtener el equipo masculino de Birmingham y femenino de Cleveland. Su victoria en cinco sets ante la secundaria Palisades de Pacific en la División Open femenina de la Ciudad tiene que ser uno de los campeonatos más importantes de este año en cualquier deporte. Sí, es verdad: la frase “qué malo que alguien tenga que perder” se dice a menudo. Pero para aquellos que tuvieron la fortuna de ver esta batalla titanic en Noviembre, la frase fue más cierta que nunca. Los espectadores estaban con el corazón en la mano en cada punto.

Para Los Angeles Dodgers: Un pitcher para el partido 7 de la Serie Mundial (si regresan) que pueda sacar más de cinco outs sin permitir casi igual número de carreras. Pero la derrota de los Dodgers ante Houston no dependió totalmente de Yu Darvish. Los Angeles tuvo otros partidos que pudo haber ganado, pero no pudieron cerrar (como en el partido 2 y 5). No debió haber llegado hasta el partido 7. 

Para Los Angeles Angels of Anaheim: Unas palmaditas en la espalda por hacer uso del tiempo libro para realmente mejorar su equipo en vez de quejarse de que los cargados contraltos de Albert Pujols y (el ya retirado) Josh Hamilton hacen esto imposible.

Para los Lakers y Clippers: Los mejores deseos en lo que resta de la temporada 2017-18 de la NBA. Ningún equipo de Los Angeles parece entender lo que se necesita para competir por el campeonato; los Lakers tienen demasiada juventud y los Clippers demasiadas lesiones para salir avantes en la Conferencia del Oeste. Los Lakers están cambiando su cultura. Los Clippers todavía no lo hacen.

Para los Dallas Cowboys y su propietario, Jerry Jones: Un atuendo del Grinch que no le quede bien por sus intentos patéticos de descarrilar la extensión de contrato para el Comisionado de la NFL, Roger Goodell, después que el running back Ezekiel Elliott fue suspendido. Oye, hasta Tom Brady tuvo que pasar tiempo en la cárcel de Goodell. 

Para Chip Kelly: Una extensión de la personalidad cordial que Kelly desplegó en su conferencia de prensa de presentación como nuevo entrenador de football para UCLA. Tomará mucho tiempo para que Kelly levante este programa del nivel mediocre en que se encuentra. Una sonrisa de su parte ayudará a aliviar los dolores de los jugadores mientras intentan hacer esto.

Para Tom Meusborn: Un poco de compasión y reflexión. El entrenador de béisbol renunció por segunda vez como jefe del equipo de Chatsworth. Meusborn ganó ocho títulos en sus casi 30 años al mando de los Chancellors, pero ninguno desde 2009. Quizá sea una víctima de su propio éxito; tal vez se volvió demasiado rígido para ganar otro campeonato. De cualquier manera, ojalá que no esté terminado.

Una vuelta final y aplauso para: los jugadores de béisbol Don Baylor, Roy Halladay y Yordana Ventura; la jugadora de baloncesto Connie Hawkins; el boxeador Jake LaMotta; el jugador de football y actor Bernie Casey; el entrenador de los Lakers de Minneapolis John Kindla; el periodista Frank DeFord y el jugador de futbol Cheick Tiote son algunas de las figuras más notables del deporte que han dejado la Tierra. Ojalá que ellos y sus familias encuentren paz y consuelo. 

La lista está complete. Para el resto de nosotros, que tengamos una temporada navideña segura y divertida, llena de dicha y felicidad.