M. Terry / El Sol

El Duo Dinámico de Taft -- Kihei Clark y Makani Whiteside han probado su talento en el equipo de baloncesto de los Toreadors para la temporada 2017-18.

Las festividades del Día de Acción de Gracias y Navidad son a menudo periodos ocupados para los equipos de baloncesto. Usualmente se organizan torneos que duran cuatro o cinco días. Es una buena oportunidad para crear conexión entre los jugadores, quizá visitan otra ciudad o país, y enfrentar a una variedad de competidores.

Pero lo que en verdad representan estos mini campeonatos son experimentos. No es que a los equipos no les interese ganarlos; los talentosos a menudo lo hacen. Pero más a menudo, los entrenadores usan los torneos de Noviembre y Diciembre para encontrar fallas y corregir lo que pueden. Una vez empiezan los partidos de liga en Enero, los partidos son demasiado valiosos para experimentar con alineaciones o jugadores.

“Muchas veces dices cosas en las prácticas, y los jugadores asienten, pero realmente no entienden hasta que lo experimentan”, dijo Derrick Taylor, entrenador de la secundaria Taft. “[Con tantos partidos] pueden empezar a experimentar “casi” estar donde deben. Pero si no están donde deben, eso puede generar puntos para el otro equipo.

“Se trata de mantenerte en posición defensiva por más tiempo, realizando técnica apropiada, cuánto tiempo mantienes la disciplina. Esas cosas se presentan cuando te enfrentas a muy buenos equipos. Y eso es lo que quería que experimentaran. Tenemos un grupo dispuesto, y nos ajustaremos con respecto a nuestros errores”.

Taft pasó por una odisea de cinco semanas, empezando el 27 de Noviembre, que los llevó a Santa Monica, Texas, Hawái, y más recientemente La Verne para el torneo Damien High Classic, uno de los mejores en el Sur de California. Un total de 64 equipos fueron distribuidos en cuatro divisiones – Bronce, Plata, Oro y Platino. Taft y Birmingham fueron los únicos equipos de la Ciudad de Los Angeles que entraron en la División Platino.

Los Toreadors habían ganado sus primeros 11 partidos antes de perder dos de los cuatro en el Torneo Iolani de Hawái a principios de Diciembre. Hubo más problemas en el torneo Damien Classic—Taft perdió su partido inicial contra la secundaria Etiwanda y también contra Roosevelt de Eastvale, California. Los Toreadors sí llegaron al partido de campeonato el sábado 30 de Diciembre, pero cayeron ante Damien, lo que pone su récord en 14-5.

Un buscador de talento para una Universidad, quien estuvo presente en el torneo Damien y habló en condición de anonimato, dijo que en los partidos en que vio jugar a Taft, “los equipos que han tenido éxito contra ellos son los que juegan físico. Roosevelt tenía dos chicos que eran super, super físicos, que golpeaban el tablero ofensivo muy duro y que conseguían oportunidades de encestar. Ellos se aseguraron de presionar defensivamente a Taft, cosas así.

“Creo que Taft es un equipo más orientado a la velocidad; creo que la idea es, cuando te enfrentas a ellos, vas a tener que sobrepasarlos físicamente. Porque, talento por talento, se te va hacer difícil intentar jugar su estilo. Así que donde puedas crear una ventaja, y donde eso empezó a ocurrir, fue que los equipos empezaron a hacerlos trabajar y abrumarlos tanto como se puede en el perímetro”.

Los Toreadors ahora tienen un descanso merecido. Su próximo partido no es hasta el 10 de Enero – el juego de apertura de la Liga West Valley contra El Camino Real. Eso le da a Taft la oportunidad de corregir las fallas que fueron detectadas y explotadas por oponentes en los torneos.

Taylor, en su segundo periodo como entrenador de Taft, que incluye tres campeonatos de la City Section – también ganó un título estatal CIF y un campeonato Southern Section durante los cuatro años que estuvo en St. John Bosco en Bellflower – está ansioso de regresar a la enseñanza en los próximos 6-7 días. 

“Tenemos muchos jugadores que juegan como ‘guards’”, dijo Taylor. “Somos de baja estatura, pero eso es algo de ahora. Tenemos varios chicos que pueden jugar ‘más allá’ de la secundaria, que siempre es bueno. Así que el nivel de talento es bastante bueno. ¿Es el mejor talento que haya tenido? No. Pero es bastante bueno”.

Agrega que “La Ciudad es muy competitivo. Creo que Westchester y Fairfax están un paso adelante que los demás en estos momentos. Pero eso no quiere decir que no puedan ser derrotados o que no podamos jugar contra ellos. Son realmente buenos jugadores y ponen atención. Quieren ser buenos y están abiertos a la enseñanza”.

Los Toreadors dependen bastante de su guard Kihej Clark, y talentoso forward Makani Whiteside, para iniciar y terminar su ofensiva. Clark es rápido e inteligente, y solo necesita el espacio más pequeño para entrar a encestar. Whiteside tienen velocidad también, pero puede disparar desde larga y corta distancia.

“Veo que los equipos que juegan contra nosotros son más físicos y tratan de meterse en nuestras cabezas, jugando muy fuerte”, dijo Whiteside, quien tenía uno de sus hombros con hielo después de la victoria de 81-76 en tiempo extra contra la secundaria Cajon de San Bernardino el 29 de Diciembre, donde marcó 30 puntos.

“A medida que pasa el tiempo, estamos empezando a ajustarnos. Pero sí lo noto”.

Al preguntarle cómo debe responder Taft, responde.

“Siento que debemos bajar el ritmo. Tendemos a tratar de forzar las cosas. Pero estamos empezando a entender las cosas que necesitamos hacer. Podemos crear nuestra propia química y jugar en conjunto”.

Clark indicó que necesita asegurarse de crear oportunidades de marcar para otros aparte de él y Whiteside, especialmente al final de los partidos.

“Diferentes personas van a salir al frente en diferentes partidos”, dijo Clark. “Sí necesitamos que otros jugadores marquen en el cuarto periodo para quitarnos la presión de mí y de Makani”.

Taft, dispuesto a retomar los títulos de la Liga West Valley y City Open de Birmingham esta temporada, le ha dado a otros equipos un plan de cómo derrotarlos.

Los Toreadores tienen desde ahora hasta Marzo para descifrar un método que lleve a su casa otro banderín de campeonato.