Foto Cortesia de Dignity Health

No hay una “buena” temporada de gripe. Pero puede haber unas muy malas. Y la temporada de gripe 2017-18 podría ser una de las peores en el Condado de Los Angeles, el estado, el país y en todo el mundo.

Una cepa de gripe particularmente peligrosa no sólo está enfermando a la gente, sino que está resultando bastante resistente a las vacunas inicialmente desarrolladas para combatirla.

Por eso, los funcionarios del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Angeles, el Departamento de salud pública del estado (CDPH) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) continúan instando al público a recibir vacunas contra la gripe si aún no han recibido una, y no se han enfermado — junto con frecuentes lavado de manos o el uso de una mascarilla si usted tiene tos — en un esfuerzo para detener la propagación del virus de la influenza.

Los funcionarios del Condado de Los Angeles en Noviembre confirmaron dos muertes asociadas a la influenza, las víctimas se identificaron sólo como una mujer de mediana edad y un anciano. Ambos tenían condiciones de salud adicionales.

“Aunque la mayoría de las personas con gripe se recuperarán sin problemas, estas dos muertes son un recordatorio de que la gripe puede ser una enfermedad grave”, dijo en Noviembre el Dr. Jeffrey Gunzenhauser, MD, MPH, Funcionario Interino de Salud del Condado de Los Angeles.

El martes, 9 de Enero, el Departamento de Salud del estado (CDPH) envió un comunicado diciendo que la actividad de la gripe en California “está generalizada” y en los niveles usualmente vistos en el pico de la temporada de influenza.

Según el informe más reciente del CDPH — para la semana que terminó el 30 de Diciembre — se registraron 27 muertes asociadas con la influenza en personas menores de 65 años de edad. Sólo las muertes por influenza en personas menores de 65 años se reportan a CDPH, por lo que el número total de muertes por influenza es mayor.

“Con el aumento de la influenza que impacta a muchas comunidades en todo el estado, es importante vacunarse contra la gripe ahora si usted no lo ha hecho ya”, dijo la doctora Karen Smith, Directora de CDPH y Oficial de Salud Pública del estado.

A nivel nacional, el CDC, en su último informe de influenza del 30 de Diciembre, mostró a California como uno de los 46 estados que mostraron una “actividad generalizada” de enfermedad similar a la gripe, y la proporción de visitas ambulatorias para la enfermedad similar a la gripe ha estado en o por encima del promedio de la línea de base (2.2 por ciento) por seis semanas esta temporada. Durante las últimas temporadas, estas enfermedades han permanecido en la línea de base durante 13 semanas en promedio.

El virus que tiene a los funcionarios de salud más preocupados es una cepa de influenza “A” conocida médicamente como H3N2. Una gripe rastreada en Australia este verano ha producido el brote más alto reportado en la historia de ese país, con más de 200,000 casos reportados hasta Noviembre.

Lo que ha sido igualmente preocupante para los funcionarios de salud ha sido la limitada efectividad de las vacunas iniciales.

Por lo general, existen cuatro cepas de gripe — cepas “A” y/o cepas “B” — para las cuales los fabricantes preparan las vacunas. Las vacunas para este año fueron decididas por primera vez en Septiembre de 2016, y se hicieron disponibles siete meses después.

Pero resultó que H3N2 era mucho más fuerte y más resistente de lo previsto para las vacunas producidas inicialmente.

El Dr. Pat Salber, un ex médico de sala de emergencias que ahora dirige una empresa de medios de comunicación con sede en Marin, CA, justo al norte de San Francisco, y un sitio web de salud conocido como “The Doctor Weighs In”, le dijo al San Fernando Valley Sun/El Sol que incluso en los años buenos las vacunas son principalmente “40 por ciento a 60 por ciento” efectivas en la lucha contra las cepas de influenza.

Este año la tasa de efectividad contra H3N2 ha sido 30 por ciento y por debajo de eso.

“Es por eso que las salas de emergencias se están llenando de gente”, dijo Salber.

“Todos los virus no se comportan igual. Y mutan todo el tiempo”, continuó. “Cuando los fabricantes de vacunas tratan de predecir las cepas y las vacunas, lo hacen analizando lo que pasa alrededor del mundo. Y el primer número de vacunas de este año no es tan efectivo esta vez como lo ha sido en años anteriores, no ofrece tanta protección para la cepa que predomina este año”.

Pero el hecho es, dijo Salber, que la vacuna contra la gripe “sigue siendo la mejor cosa que la gente puede hacer” para protegerse. 

Los niños menores de 5 años (y en especial los menores de 2), los adultos de 65 a 12 y mayores, las mujeres embarazadas y los residentes en establecimientos de salud a largo plazo son los que están particularmente en riesgo de desarrollar complicaciones relacionadas con la gripe.

Puede tomar de 10 días a dos semanas para que la vacuna funcione correctamente, por lo que los médicos instan a las personas no vacunadas a actuar.

“Incluso si usted se enferma (de la gripe), puede ser más leves que si usted no hubiera recibido la vacuna. Y todavía se puede obtener la vacuna a pesar de que la temporada de gripe ha comenzado”, dijo Salber.

Los individuos en los grupos de alto riesgo que experimentan síntomas de la gripe (es decir fiebre, escalofríos y sensación muy cansada acompañada por dolor de garganta, dolores musculares o del cuerpo, dolores de cabeza, o congestión nasal), deben ponerse en contacto con su proveedor de atención médica a principios de la enfermedad.

Se insta a la personas que prefieren remedios naturales a los medicamentos recetados a tomar dichos remedios dentro de los dos primeros días de síntomas; de lo contrario, dijo Salber, tienden a no ser tan eficaz en el tratamiento de un virus.

Según el CDPH, los fármacos antivirales pueden ser recetados por un médico y también funcionan mejor si se inician dentro de los dos días de haberse enfermado. Las personas que no están en grupos de alto riesgo y que tienen una enfermedad leve típicamente no necesitan atención médica o medicamentos antivirales. Estas personas deben quedarse en casa y evitar el contacto con otras. 

Cualquier persona que experimente síntomas más severos, tales como dificultad para respirar, dolor o presión en el pecho o el abdomen, dificultad para comer o beber o confusión, debe ponerse en contacto con su proveedor de atención médica o buscar atención de emergencia.

La temporada de la gripe en los Estados Unidos comienza típicamente en Octubre y tiene su pico en Marzo; también puede durar hasta Mayo.