AP

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Dos sacerdotes murieron y otras cuatro personas resultaron heridas cuando su vehículo fue atacado a tiros el lunes en la madrugada en el estado sureño de Guerrero, informaron autoridades.

El portavoz de seguridad estatal Roberto Álvarez dijo en un comunicado que las autoridades recibieron un reporte en las primeras horas del lunes sobre una camioneta con agujeros de bala en una carretera.

El comunicado decía que la camioneta había salido del poblado de Juliantla, cerca de la ciudad de Taxco, cuando otro vehículo le cerró el paso y un número desconocido de atacantes abrieron fuego para luego huir.

Dos sacerdotes murieron en el ataque. Uno de los heridos se reportaba en condición grave, mientras que los otros tres no corrían peligro, según el comunicado.

La arquidiócesis de Acapulco identificó a los dos prelados como Iván Añorve Jaimes, de la parroquia de La Sagrada Familia en el poblado de Las Vigas, y Germán Muñiz García, de la parroquia en Mezcala, ambas en Guerrero.

Los sacerdotes, al parecer, venían de un retiro espiritual en la zona norte de Guerrero, mientras el resto procedía de la comunidad de Juliantla, en Taxco, a donde había asistido a una fiesta con motivo del Día de La Candelaria.

El obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, exigió a las autoridades una investigación inmediata para dar con los responsables de la muerte de los dos sacerdotes.

Informó, además, que el padre Germaín estaba a cargo de la parroquia de Mezcala y también era miembro del decanato de la diócesis. Del padre Iván sólo se sabe que pertenecía a la Arquidiócesis de Acapulco.

El obispo lamentó la situación de violencia en México, y particularmente en Guerrero, y que personas “que se dedican a pacificar y a predicar valores mueran en estas circunstancias”.

En los últimos años, el estado ha registrado algunas de las tasas de homicidios más elevadas de México, y las actividades de narcotráfico y del crimen organizado son comunes en él.

En México aproximadamente 60 sacerdotes han sido asesinados en los últimos 25 años, pero en la mayoría de los casos se ignoran la causa, de acuerdo con la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *