Si usted es detenido o de otra manera detenido por agentes de la ley o de inmigración, usted tiene derechos y protecciones.

SUS DERECHOS

• Usted tiene el derecho de permanecer en silencio. Si desea ejercitar ese derecho, Dígalo en voz alta.

• Usted tiene el derecho de negarse a aceptar una revisión personal, de su coche o su casa.

• Si usted no está bajo arresto, usted tiene el derecho de irse con calma.

• Usted tiene derecho a un abogado si lo arrestan. Pida uno inmediatamente.

• Independientemente de su estatus migratorio o ciudadanía, usted tiene derechos constitucionales.

SUS RESPONSABILIDADES

• Mantenga la calma y sea cortés.

• No interfiera ni obstruya a la policía.

• No mienta ni dé documentos falsos.

• Prepárese a sí mismo y a su familia en caso de que lo arresten.

• Recuerde los detalles del encuentro.

• Si usted considera que sus derechos han sido violados, presente una queja por escrito o llame a su oficina local del ACLU.

SI USTED ES DETENIDO PARA EL INTERROGATORIO

Manténgase calmado. No corra. No discuta, resista o obstruya a la policía, incluso si es inocente o la policía está violando sus derechos. Mantenga las manos donde la policía pueda verlas.

Pregunte si es libre de irse. Si el oficial dice que sí, con calma y silenciosamente, aléjese. Si está bajo arresto, tiene derecho a saber por qué.

Usted tiene el derecho de permanecer en silencio y no puede ser castigado por negarse a responder preguntas. Si desea permanecer en silencio, dígale esto al oficial en voz alta. En algunos estados, debe dar su nombre si se le piden que se identifique.

Usted no tiene que dar su consentimiento para una revisión de sí mismo o de sus pertenencias, pero la policía puede “tocar” su ropa si sospechan que trae un arma. Usted no debe resistir físicamente, pero usted tiene el derecho de rehusar el consentimiento para cualquier búsqueda adicional. Si usted consiente, puede afectarlo más tarde en la corte.

SI USTED ES DETENIDO EN SU AUTO

Detenga el auto en un lugar seguro lo más rápido posible. Apague el coche, encienda la luz interna, abra la ventana un poco y coloque sus manos en el volante.

Bajo petición, muestre a la policía su licencia de conducir, registro y prueba de seguro.

Si un oficial o agente de inmigración le pide revisar dentro de su auto, usted puede rehusarse a dar su consentimiento a la búsqueda. Pero si la policía cree que su auto contiene evidencia de un crimen, su auto puede ser registrado sin su consentimiento.

Tanto los conductores como los pasajeros tienen derecho a permanecer en silencio. Si usted es un pasajero, puede preguntar si es libre de irse. Si el oficial dice que sí, siéntese en silencio o con calma váyase. Incluso si el oficial dice que no, usted tiene el derecho de permanecer en silencio.

SI SE LE PREGUNTA SOBRE SU ESTATUS MIGRATORIO

Usted tiene el derecho de permanecer en silencio y no tiene que discutir su estatus migratorio o de ciudadanía con la policía, agentes de inmigración o cualquier otro funcionario. Usted no tiene que responder preguntas sobre dónde nació, si es ciudadano de los Estados Unidos o cómo entró en el país. (Reglas distintas aplican en las fronteras internacionales y aeropuertos, y para individuos con ciertas visas de no-inmigrante, incluyendo turistas y viajeros de negocios.)

Si usted no es ciudadano de los Estados Unidos y un agente de inmigración solicita sus papeles de inmigración, debe mostrarlos si los tiene con usted. Si usted tiene más de 18 años, lleve sus documentos de inmigración con usted en todo momento. Si no tiene papeles de inmigración, diga que quiere permanecer en silencio.

No mienta sobre su estatus de ciudadanía o proporcione documentos falsos.

SI USTED ES ARRESTADO

No se resista al arresto, incluso si cree que el arresto es injusto.

Diga que desea permanecer en silencio y pedir un abogado de inmediato. No dé explicaciones ni excusas. Si usted no puede pagar por un abogado, usted tiene el derecho a uno libre de pago. No diga o firme nada o tome cualquier decisión sin un abogado.

Usted tiene el derecho de hacer una llamada telefónica local. La policía no puede escuchar si llama a un abogado.

Prepárese a sí mismo y a su familia en caso de que lo arresten. Memorice los números de teléfono de su familia y su abogado. Haga planes de emergencia si tiene niños o toma medicamentos.

 

Consideraciones especiales para los no ciudadanos:

• Pregúntele a su abogado sobre el efecto de una condena criminal o una declaración sobre su estatus migratorio.

• No discuta su estatus migratorio con nadie más que con su abogado.

• Mientras esté en la cárcel, un agente de inmigración puede visitarlo. No conteste preguntas ni firme nada antes de hablar con un abogado.

Fuente: Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU)