COLOMBIA

Rebeldes atacan columna militar, cinco muertos

Al menos cinco soldados colombianos murieron y otros 10 resultaron heridos el martes en un ataque de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional en la volátil frontera oriental con Venezuela. El ejército informó que el ataque tuvo lugar alrededor de la 1 de la mañana cuando se produjo una fuerte explosión al paso de un camión que transportaba a los militares cerca de la población rural de Tibú, en el noreste del país. El comunicado atribuyó el ataque a un frente del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la única guerrilla en actividad luego del acuerdo de paz de 2016 con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Los heridos fueron llevados a varios hospitales de Cúcuta. El comandante del ejército ofreció una recompensa equivalente a 45,000 dólares por datos que permitan capturar al jefe de la facción del ELN responsable del ataque. El ELN había anunciado la víspera la suspensión unilateral de todas sus operaciones ofensivas entre el 9 y el 13 de marzo para facilitar la concurrencia de votantes a las elecciones legislativas del domingo 11. El lunes Santos había elogiado el cese de operaciones militares del ELN y sostenido que era el gesto que el gobierno esperaba para reiniciar los diálogos de paz con la guerrilla. Delegados del ELN y del gobierno iniciaron hace más de un año negociaciones en Ecuador, pero el 10 de enero se suspendieron los encuentros luego de que la guerrilla realizara una serie de ataques contra la infraestructura petrolera y mantuviera e nfrentamientos con la policía y el ejército. El ELN tiene cerca de 1,500 miembros y fue fundado en la década de 1960. En sus inicios estuvo encabezado por sacerdotes católicos relacionados con la teología de la liberación y la ideología comunista que buscaban solucionar la profunda inequidad social y económica de Colombia.

ECUADOR

Dos muertos al caer de avión que iba a Nueva York

Dos presuntos polizones que querían llegar ilegalmente a Estados Unidos murieron el lunes al caer del tren de aterrizaje posterior de un avión que despegaba del aeropuerto de Guayaquil con destino a Nueva York. El general Marcelo Tobar, jefe de policía de Guayaquil, dijo a periodistas que “dos personas se metieron en el tren de aterrizaje y al decolar el avión seguramente el sistema los expulsó o ellos se desanimaron… y se lanzaron”. Los dos cuerpos fueron hallados en la cabecera norte del aeródromo. El fiscal Carlos Bustamante dijo que los fallecidos, cuya identidad y nacionalidad se desconocen, tenían entre 25 y 30 años y que el avión había arribado desde Perú. Añadió que se pidió el retorno del avión a Ecuador porque “pueda que existan más personas en el tren de aterrizaje” y para cumplir con los protocolos judiciales. Tras el hecho el aeropuerto estuvo cerrado más de una hora y media. 

GUATEMALA

Revelan red que medió en elección de jueces de Corte Suprema

La fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) revelaron cómo funcionaba una red liderada por un influyente abogado que habría sobornado y cooptado la comisión de postulación que eligió a los candidatos para integrar la actual Corte Suprema de Justicia (CSJ). La fiscal general, Thelma Aldana, dijo que se solicitó el retiro de la inmunidad de los actuales magistrados Marwin Eduardo Herrera Solares y Carlos Rodimiro Lucero Paz, quienes integraron las comisiones de postulación, y que éstos habrían recibido beneficios de la red. Según la fiscalía, la red está liderada por el abogado Roberto López Villatoro, influyente dentro del sistema de justicia guatemalteco, y a quien la fiscalía detuvo el pasado viernes junto a otro magistrado al que ya se le había retirado la inmunidad. La fiscalía los acusa de cohecho. Aldana detalló que el abogado habría sobornado a comisionados postuladores para que eligieran a personas a las cuales él podía influir y manipular y que algunos de ellos hoy integran la Corte. Iván Velásquez, titular de la CICIG, dijo: “lo que podemos concluir es que de parte de López Villatoro hubo una estrategia de comprar voluntad y poder de decisión de funcionario con potestad de elegir a las altas autoridades”. Según las autoridades, López habría realizado una fuerte inversión de dinero para lograr su cometido. Aldana detalló que diputados, actuales magistrados de la Corte Suprema y la Corte de Apelaciones, abogados particulares y varios candidatos que actualmente aspiran a ser fiscal general se reunieron con López Villatoro con el fin de manipular la elección de la CSJ en 2014. Según la fiscal, siguen investigando hasta donde llegaron los nexos de la red y la investigación es “importante especialmente ahora que se discute la elección de un nuevo fiscal general” y que la actual comisión de postulación debe dar muestra de absoluta transparencia y claridad.

MÉXICO

Arrestan a 4 policías por desaparición de italianos

Cuatro policías municipales fueron arrestados en conexión con la desaparición de tres italianos que fueron vistos por última vez hace más de tres semanas en el occidente de México. El titular de la Fiscalía General del Estado de Jalisco, Raúl Sánchez, dijo que los sospechosos, tres hombres y una mujer, todos policías en activo en la localidad de Tecalitlán, “confiesan” haber entregado a los desaparecidos a miembros de un grupo criminal que opera en la zona. El cártel Jalisco Nueva Generación es el grupo criminal que domina la región. Los tres italianos han sido identificados como Raffaele Russo, de 60 años, su hijo Antonio Russo, de 25, y su sobrino Vincenzo Cimmino, de 29 años. Todos son originarios del área de Nápoles. Desaparecieron en Tecalitlán mientras viajaban en dirección norte en dos camionetas deportivas blancas que tampoco han sido localizadas. Previamente, las autoridades señalaron que los hombres aparentemente vendían imitaciones de aparatos eléctricos y los investigadores intentaban determinar si eso lo había metido en problemas con alguien en la zona. De acuerdo con los reportes, antes de desaparecer se comunicaron con un familiar para informarle que habían sido detenidos por una patrulla policiaca. Los policías detenidos son sospechosos de desaparición forzada, un crimen que se castiga con una sentencia de entre 40 y 60 años de prisión. La noticia de los arrestos generó evocaciones desagradables en México. En septiembre de 2014, agentes de policía de la ciudad de Iguala, en el estado de Guerrero, interceptaron a 43 estudiantes normalistas y supuestamente los entregaron a un grupo local del narcotráfico para ser asesinados. El destino de los estudiantes nunca se ha esclarecido con precisión.