A. Garcia / El Sol

Memorial en Carey Ranch en honor de Karen Tobar.

El pasado viernes 23 de Febrero, José Ríos llegó a su trabajo en el parque Carey Ranch en Sylmar con prontitud alrededor de las 6 de la mañana.

Ríos está a cargo del mantenimiento en el espacio verde y cuando él llegó al lugar, pensó la persona tirada sobre el césped era alguien que dormía. Pero en una examinación más cercana, notó la sangre en el cuerpo.

“Ella estaba de lado. Tenía un montón de sangre en la cara”, recordó Ríos.

“La habían degollada”, agregó.  

“Han de ver tenido mucho coraje contra ella”, dijo Ríos en alusión a la violencia con que la mujer fue asesinada.

La Oficina del Forense del condado de Los Angeles identificó a la víctima como Karen Tobar, de 23 años, y residente de Panorama City.

Ella fue encontrada cerca de 6:15 a.m. el viernes en el parque situado cerca de la intersección del Bulevar Laurel Canyon y Crestknoll Drive, dijeron las autoridades.

Tobar también tenía heridas en la parte baja de la espalda, pero al parecer no había sido víctima de robo agredida de otra manera, al menos hasta donde Ríos podía ver.

Sus pantalones negros de mezclilla estaban bien. También usaba zapatos negros, una camisa de color piedra y una chaqueta marrón.

Además tenía unos cuatro anillos en los dedos.

Tobar – quien de acuerdo a lo que sus familiares le dijeron a Rios iba a cumplir 24 años el mes próximo – era madre de dos niños pequeños.

Según Ríos, la suegra de la víctima dijo que la joven se había estado juntando con personas equivocadas y que había caído en tiempos difíciles últimamente.

“Ella dijo que (Tobar) estaba en drogas”, dijo Ríos.

Los responsables de su muerte hicieron un esfuerzo para abandonarla en el parque, que está en la cima de una colina al final de un largo camino de entrada.

Las puertas del parque se cierran al anochecer todos los días, así que tuvieron que cargarla para dejarla en el césped.

Un pequeño altar con algunas flores, un globo que dice “I Love You” (Te amo), algunas velas y un rosario blanco están colocados en el lugar donde fue encontrada, muy cerca al estacionamiento a la entrada del parque.

Ríos dijo que la policía piensa que había tres personas que empujaron el cuerpo sobre la valla que rodea todo el parque, y alguien más estaba del otro lado. Todos habrían cargado a Tobar y  abandonaron su cuerpo en el parque.

Las autoridades aparentemente están revisando las cámaras de seguridad en las casas de enfrente y alrededor del parque para tratar de identificar a los culpables, agregó Ríos.

El incidente ha tenido un impacto en él.

“No he podido dormir por dos días”, admitió Ríos.

Mientras él está impactado por el acto violento, no está tan sorprendido que el hecho de que malhechores hayan abandonado el cuerpo de Tobar fue en el parque.

Él dice que el año pasado alguien robó un montón de artículos de su auto y el lugar – aunque parece muy tranquilo y se sitúa en una zona residencial muy exclusiva – se ha vuelto peligroso. 

“Mucha gente viene a prostituirse y a drogarse”, dijo Ríos. 

La mayoría de las veces el parque está desierto y debido a su lejanía a los hogares se convierte en un lugar ideal para la actividad ilegal, así como la recreación.

La policía pide a cualquier persona con información sobre el caso a llamar al (877) LAPD-247.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *