M. Terry / El Sol

Todavía hay una razón para celebrar -- El equipo de basquetbol femenino de la secundaria Granada Hills Charter terminó en segundo lugar en los playoffs de la División Open de la City Section. 

La fortaleza del equipo de basquetbol femenino de Granada Hills Charter esta temporada ha sido su disposición a ejecutar como equipo en vez de depender en una o dos grandes jugadoras.

Pero en el partido de campeonato de la División Open de la City Section en contra de Fairfax de Los Angeles el sábado 3 de Marzo,  las Highlanders se toparon contra una sobresaliente faena individual que su juego de conjunto no logró superar.

Dawnyel Lair exhibió un tremendo show completo para liderar a Fairfax a su segundo título consecutivo de la División Open cuando las Lions derrotaron a las Highlanders 59-46 en el estadio de Cal State Dominguez Hills en Carson.

Lair, que se ha comprometido a asistir a la Universidad Wichita State, marcó 23 puntos. Pero también agarró rebotes, jugó a la defensa y empujó emocionalmente a sus compañeras para superar un déficit de cinco puntos en el medio tiempo al bloquear la ofensiva de las Highlanders en el segundo tiempo. La presión de media cancha de Fairfax solo le permitió a Granada Hills marcar 15 puntos en los últimos dos cuartos.

Ambos equipos llegaron al partido con récords idénticos de 26-4, pero Fairfax – al menos este día – mostraron que eran diferentes, estaban en un nivel más alto que Granada Hills.

Charles Harrell, entrenador de Fairfax por primer año, estaba casi llorando para cuando sonó el silbato final.

“(Ganar el campeonato) es algo muy especial después de asumir de la ex entrenadora Judi Edwards que fue una de mis mentoras”, dijo Harrell. “Se siente tan bien poder continuar…lo que ella construyó. Y significa mucho para las jugadoras ganar dos años consecutivos. Estoy tan orgulloso de ellas.

“Había muchas preguntas sobre mi antes de esta temporada, al ser entrenador por primera vez y tener a jugadoras que regresaban. Les debo todo a ellas por creer en mí, y yo creer en ellas”.

Fue un resultado frustrante para Jared Honing, entrenador de las Highlanders, después de ver a su equipo demostrar su máximo consistentemente toda la temporada, ganar la Liga West Valley y alcanzar la final de la División Open.   

“Le dijimos a las chicas que teníamos que elevar el nivel, jugar en conjunto y ayudarnos entre sí, salir con la pelota y cortar las perdidas de balón. Pero les dimos demasiadas oportunidades, lo que generó canastas en transición”, dijo Honig.

El desempeño de Lair sobrepasó un buen juego por parte de Haylee Aiden de las Highlanders. La joven de 6-2 de altos tuvo 10 puntos, pero también agarró 24 rebotes y bloqueó siete disparos.

“Desde que se fue la otra jugadora de adentro, Haylee ha tenido rebotes de doble dígitos en 12 de los últimos 14 partidos, y en los otros dos tuvo nueve rebotes aunque no jugó todo el partido”, dijo Honig.

“Ella es la personificación de los valores de nuestro programa. Hablamos de mejorar todos los días y dar lo mejor al final del año. Desde que Haylee ha estado aquí, ha mejorado cada día. Y es una estudiante (con un promedio académico de 4.0”.

Desafortunadamente para Granada Hills, Aiden pasó una buena parte de la segunda mitad sin poder jugar debido a faltas. Cuando su cuarta falta la mandó al banquillo, el flujo ofensivo de Granada Hills pareció irse con ella.

Pero Fairfax – y Lair – tuvo mucho que ver con eso.

Granada Hills empezó bien, estableciendo una ventaja de 24-14 al principio del tercer cuarto. Las Highlanders marcaban tiros de tres y hacían canastas fáciles. Jugaban con confianza e inteligencia, y parecían exactamente como el equipo que Howell había escogido personalmente en tres diferentes ocasiones durante la temporada.

Por su parte, las Lions se habían “estancado en la ofensiva”, en la opinión de Howell. Algo había que cambiar.

Y si cambió. Fairfax empezó a presionar a Granada Hills en toda la cancha. Y Lair empezó a encontrar espacios abiertos para llegar a la canasta que Aiden no estaba patrullando.

Junto a Lair, otras jugadoras de Fairfax como Tricia Delph y Chassen Gutiérrez (14 puntos cada una) también tenían una noche espectacular.

Y colectivamente, las Highlanders empezaron a cometer errores y venirse abajo. Los pases eran interceptados o eran lanzados afuera. Los disparos eran más apurados y sin dirección.

La ventaja de 31-26 al medio tiempo se evaporó temprano en el tercer cuarto. Fairfax terminó marcando 19 puntos contra 7 de Granada Hhills en el tercer cuarto, y en el cuarto final hizo otra corrida de 12-2.

Las Highlanders solo hicieron tres canastas en el último cuarto, la última de las cuales llegó con menos de un minuto en el reloj. Fueron los últimos puntos del partido.

La derrota fue difícil para Emily Mitchell, jugadora de último año de las Highlanders, que no logró ganar un anillo durante su tiemo en Granada Hills.

“He estado trabajando en esto por cuatro años”, dijo Mitchell, que marcó 10 puntos. “Cada Abril, empezábamos a prepararnos después de la postemprroada. Es decepcionante quedarnos cortas, pero…fueron todos los errores al final los que nos hicieron daño”.

Hayley Berfield lideró a Granada Hills con 14 puntos.