Los Angeles (CNS) — La oficina del Procurador de la ciudad de Los Angeles presentó cargos contra dos padres del Valle de San Fernando después que la policía, durante sus investigaciones de amenazas a escuelas supuestamente hechas por sus hijos, según se informa, encontraron armas sin seguro en sus hogares.

El Procurador Mike Feuer dijo que Robert Christy y Dazo Esguerra ambos enfrentan tiempo en la cárcel y multas por presuntamente haber fallado en almacenar adecuadamente las armas de fuego.

Christy, de 59 años, es acusado de tres delitos menores de almacenamiento ilegal de un arma de fuego, y enfrenta hasta seis meses en la cárcel y una multa de $1,000 por cada cargo.

Esguerra, de 50 años, está acusado de dos delitos menores — almacenamiento criminal de un arma de fuego y almacenamiento ilegal de un arma de fuego.

“Es imperativo que los adultos encierren sus armas. Por el amor de Dios, cierren sus armas. Es la ley”, dijo Feuer.

“No hay excusa para no hacerlo y podría marcar la diferencia entre la vida y la muerte en la comunidad en la que vives. Guarden sus armas bajo llave”.

El hijo de 16 años de Christy hizo amenazas alrededor del 5 de febrero a otros estudiantes de la escuela secundaria Chatsworth Charter, de acuerdo con la oficina del procurador. Los investigadores dicen que el hijo indicó que iba a llevar a cabo un tiroteo, y ha hecho numerosas referencias a las armas de sus padres en ocasiones anteriores.

El 17 de Febrero, la Policía Escolar de Los Angeles fue a la casa de Christy después de que otro padre reportara las presuntas amenazas. La policía dijo que recuperaron un rifle no asegurado en el armario, dos revólveres y una pistola semi-automática sin asegurar en una bolsa detrás de un aparador y alrededor de 90 balas de munición también en la bolsa, de acuerdo con la oficina del abogado de la ciudad.

Según la oficina de Feuer, la Policía Escolar de Los Angeles visitó la casa de Esguerra en Febrero, después de que su hijo de 17 años presuntamente hiciera amenazas con un arma a otro estudiante en la escuela secundaria Granada Hills Charter. Su hijo también supuestamente subió mensajes a los medios sociales con el arma de fuego.

Los oficiales dijeron que una pistola semi-automática cargada fue encontrada sin asegurar en una bolsa dentro del armario de Esguerra, junto con un cartucho con siete balas de munición, según la oficina de Feuer.

“Las tragedias fueron evitadas” en ambos casos, dijo Feuer, “porque los estudiantes y los adultos hablaron el uno al otro y después entraron en contacto con la policía de la escuela. Si ves algo o oyes algo, es imperativo que digas algo “.

Dijo que su oficina sólo maneja las investigaciones de los adultos, y que cualquier investigación de los menores presuntamente involucrados en las amenazas a la escuela estaba siendo manejada por la oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Los Angeles.

El jefe de LASPD Steven Zipperman dijo que los dos casos eran sólo algunas de las amenazas que su Departamento ha investigado desde el tiroteo ocurrido el 14 de Febrero en Parkland, Florida, en la escuela secundaria Stoneman Douglas que dejó 17 personas muertas.

“Desde la tragedia del 14 de Febrero, nosotros en el Departamento de Policía Escolar de Los Angeles ya hemos investigado más de 75 amenazas relacionadas con algo que involucra a nuestras escuelas, ya sea en medios sociales o amenazas que se pronuncian verbalmente de estudiante a estudiante o de otra manera”, dijo Zipperman.

En respuesta al tiroteo en las escuelas y a las llamadas alrededor de la nación para una mejor seguridad escolar, Feuer anunció que estaba formando un panel especial de seguridad escolar en Los Angeles, que llevará a cabo una serie de audiencias públicas antes de emitir un informe este verano. El panel reunirá a líderes y expertos, incluyendo a Zipperman.

“El mensaje de hoy es acerca de la seguridad y quiero que nuestras familias sepan que seguimos comprometidos con la seguridad y el bienestar de todos nuestros estudiantes y empleados”, dijo Scott Schmerelson, miembro de la Junta de Educación del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles.

“Nuestros maestros y directores han sido entrenados en cómo responder a una amenaza que se hizo en el campus, pero necesitamos ayuda de los padres, los padres allá afuera, para ayudar a mantener nuestras escuelas seguras. Padres, si usted tiene un arma de fuego en la casa, asegúrese de que se almacena en un lugar seguro y cerrado”, expresó.

Jonas Poggi, un organizador estudiantil con March for our Lives Los Angeles, dijo: “hace casi un mes en Parkland, Florida, se tomaron las vidas de 17 estudiantes inocentes, maestros y entrenadores. Como organizadores estudiantiles con la Marcha por Nuestras Vidas la, decimos que basta. Es por eso que el 24 de Marzo, estaremos marchando en el centro en solidaridad con estudiantes en Parkland, Washington, D.C., y comunidades de todo el país exigiendo leyes de armas de sentido común y el fin de la epidemia de violencia armada”.