M. Terry / El Sol

Ryan Verna, detective de homicidios de LAPD Valley Homicide Bureau en Van Nuys, informa sobre las investigaciones sobre los asesinatos de Angel Maciel y Jorge Reyes, Jr.

 

Una mirada errónea en un restaurante. Un patinetero que conocía a unos pandilleros en su vecindario.

Aunque la policía no sabe por seguro cuál fue el motive, estas explicaciones sin sentido pudieron haber sido todo lo que tomó para que alguien le quitara la vida a dos residentes del Valle de San Fernando.

La Policía busca a los asesinos, y junto con familiares y amigos, pide la ayuda del público para atraparlos.

Los investigadores tratan de resolver las muertes de Ángel Maciel y Jorge Reyes Jr. y las pistas se han acabado.

Maciel, de 28 años, fue asesinado a tiros el pasado 29 de Octubre alrededor de las 3:40 p.m. mientras iba en su patineta por la cuadra 9900 de la Avenida Stanwin en Arleta. Reyes, de 23 años, fue asesinado a tiros en el estacionamiento de un restaurante Kentucky Fried Chicken sobre el bulevar Balboa en Northridge el 31 de Diciembre alrededor de las 6:05 p.m.

La investigación sobre la muerte de Reyes se ha estancado al punto donde los detectives ahora piden la ayuda del público para encontrar a un sospechoso de nombre Derek Bryan Domínguez. Su paradero se desconoce, aunque las autoridades creen que todavía está en algún punto del Valle de San Fernando. Domínguez también tiene conexiones en el Valle del Antílope y Bakersfield.

Inicialmente, la policía arrestó a Mallely Espinoza en Enero. Pero eventualmente fue puesto en libertad después que la Oficina del Fiscal de Distrito decidió no llevar el caso al juicio.

Por el otro lado, se emitió una orden de captura para Domínguez, novio de Espinoza. El martes la policía mostró fotos del sospechoso.

“Se cree que es el atacante en el caso”, dijo el Detective Ryan Verna, investigador del Buro de Homicidios para el LAPD en Van Nuys. “Se presume que está armado y es peligroso. Nuestra última y mejor información es que se encuentra en el área. Le pido a cualquiera que sepa de su paradero que me contacte”.

Verna dijo que ni Domínguez ni Reyes se conocían entre sí. “Hasta donde entendemos fue algo de ‘falta de respeto’. Se cree que una simple mirada – una mirada equivocada – cuasó este incidente

“En resuumen, Derek estaba con su novia y otros chicos en el KFC ordenando comida. En cierto momento llegó un grupo de personas, y hubo una mirada dirigida a Derek, que hizo que el se molestara. Derek salió, hubo una confrontación, y Derek disparó [un arma] y mató a Jorge Reyes Jr. Y desde entonces Derek ha estado huyendo”, dijo Verna.

Sobre el asesino de Maciel, Verna dijo que hay una recompense de $50,000 que aprobó el Concilio de Los Angeles luego de una moción por parte de la Concejal Nury Martínez a quien provea información que lleve a la captura de los atacantes. 

El detective y otros investigadores han etado investigando la muerte de Maciel por cinco meses y desarrollado “algunas pistas que no llegaron a nada”. Pero Verna no quiso revelar muchos detalles.

“Preferimos mantener la información que tenemos con nosotros”, dijo Verna. “El momento que lo damos a los medios las cosas se salen de proporción. [Pero también] han sido cinco meses de frustración”.

El martes, autoridades del LAPD dieron a conocern un video de Maciel recorriendo la calle en su patineta. Es seguido por un Honda Accord color verde de cuatro puertas, modelo 1998-2000, que va en dirección norte a gran velocidad después del tiroteo.

 Los investigadores creen que el auto salió del vecindario por la Calle Carl, para luego seguir por el Bulevar Van Nuys.

“Ángel fue cosado por varias personas que iban en el Honda Accord y luego le dispararon y lo mataron”, dijo Verna. “Estamos buscando información sobre el vehículo o cualquiera que haya sido su propietario, iba conduciéndolo o está asociado con ese auto”.

Lo más significativo en el video, dijo Verna, es el carro. “Tiene algunas cosas que lo hacen distinto, pero no voy a hablar de eso. Cualquiera que sabe un poco de autos las puede notar. Pero si recibo más pistas, quiero ver esos detalles por mi cuenta…pero no hay duda que ese es el vehículo”.

Verna dijo que no creen que el asesinato de Maciel sea un tiroteo al azar. 

“El vecindario [en que estaba Maciel] es un vecindario de pandillas. Hay una pandilla que reclama esa zona”, dijo Verna. “[Maciel] no es pandillero. Sin embargo, sí tenía amigos que son miembros de la pandilla de esa área”.

Dijo que tampoco creen que Reyes haya sido pandillero. Pero si ninguna de las víctimas estaba afiliado con pandillas, los investigadores creen que las circunstancias de su muerte son esas cosas sin sentido que ha menudo sufren las minorías.

“El trabajaba con pandillas por 15 años. Te puedo decir que es muy común para los jóvenes –especialmente los Hispanos y los afroamericanos – caminar por una zona y ser hostigados por pandilleros rivales que les preguntan de dónde son. Que, en términos pandilleriles, es de qué barrio son, dijo Verna.

“No es dónde vives o cuál es la calle en la qué vives. Es ‘¿de qué pandilla eres?’ No digo que es lo que pasó en este caso; pero es algo típico, y no dudo que pudo haber pasado aquí….Si sabes que es un barrio pandilleril, otros pandilleros y rivales lo saben también.

Luego agregó, “respeto, y falta de respeto, es algo muy común en la cultura pandilleril, y la ‘falta de respeto’ es lo que te va a causar la muerte”.

Stephanie Vargas, que fue presentada en la conferencia de prensa como la novia de Maciel, pidió a la gente que provea información que ayude a identificar al o los asesinos.

“Realmente quiero, si alguien tiene alguna información, que por favor nos ayude – como su familia, necesitamos una conclusion. Realmente queremos saber quién lo hizo”, dijo Vargas, quien agregó que ella y la víctima “nos conocimos toda la vida y habíamos tenido una relación por cuatro años.

“No vamos a descansar hasta que encontremos quién lo hizo”, dijo ella. “Solo queremos justicia, y queremos saber por qué o quién lo hizo. Es todo lo que queremos. Es difícil para nosotros no saber quién lo hizo. Es un gran vacío que tenemos”.

Ella describió a Maciel como una “persona cariñosa y activa” y “alguien a quien podías llamar y ahí estaba para ayudarte”.

“Quizá su apariencia no era la mejor, pero era un tipo muy generooso, una persona con un gran corazón”, dijo Vargas. “No era un pandillero. Se preocupaba por los demás antes de por sí mismo”.

Agregó que Maciel – quien creció en el Valle, en la Avenida Stanwin “desde que tenía 15 años y que trabajaba como instalador de pisos – estaba con un amigo el día que fue asesinado.

“Solo andaba en su patineta. Era una de las cosas que le gustaba hacer”, dijo ella.

Vargas agregó que nunca supo de nadie con quien Maciel “tuviera problemas” durante el tiempo que fue su novia.

“El dolor en nuestros corazones va a estar ahí, sin importar, por el resto de nuestras vidas. Realmente necesitamos resolver esto”, dijo ella.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *