Cristian Gutierrez

De regreso en el Valle -- Ron Cruz, residente de Sylmar y campeón de peso medio de la GBO, estará en la pelea titular de una cartelera que tendrá lugar en Studio City el 12 de Mayo.

Cuando Ron “El Diablo” Cruz decidió renunciar a las artes marciales y enfocarse en el boxeo como un deporte profesional, aceptó el hecho de que tendría que lenta – y tal vez dolorosamente – construir su nombre y su marca pelea por pelea.

El residente de 26 años de Sylmar, que se convirtió en profesional el 6 de Septiembre de 2014, sin ninguna experiencia amateur anterior, aparte de su tiempo pasado como un luchador de estilo Muay Thai, ha pasado casi cuatro años trabajando en peleas de bajo nivel en North Dakota y Tijuana, México por ganancias minúsculas contra opositores desconocidos y no siempre bien entrenados.

El 12 de Mayo, Cruz tiene la oportunidad de mostrar a los fanáticos del Valle lo que ha aprendido y lo lejos que ha llegado.

Cruz encabezará una velada local en el Sportsman’s Lodge Hotel de Studio City organizada por K.O. High y New Turf Promotions. Cruz se enfrentará ha Engelberto Valenzuela de México (11-13, 3 KOs).

También viene a casa con un cinturón. Él es el campeón de peso mediano junior (154 libras) de la Organización Mundial de Boxeo, una cuerpo profesional de boxeo que, en la declaración de su misión publicada en su sitio web, busca “dar a talentosos boxeadores profesionales su primera oportunidad de pelear por un título de Campeonato ‘y’ se centran en aumentar la popularidad del boxeador para obtener el reconocimiento global de su talento”,

No es Las Vegas, New York, ni siquiera el Staples Center; todavía no. Pero esos tipos de escenarios contra oponentes de clase mundial — ese tipo de oportunidades futuras — están ahora a la vista.

“Ha sido un largo viaje y estoy muy emocionado. Esa es la única palabra que puedo encontrar para usar”, dijo un Cruz de aspecto relajado, charlando fácilmente antes de una sesión de entrenamiento programada antes de la pelea en San Fernando.

“Estoy emocionado de pelear aquí en California de nuevo. Construí una base de fans en North Dakota. Pero nunca se comparará con tu ciudad natal. Tu llegas [al ring] y todo el mundo está allí, todo el mundo está contigo… No puedo esperar ha dar un espectáculo para todo el mundo, mostrarles lo mucho que he evolucionado y crecido como un peleador – y como un hombre. Siento que he madurado mucho, ahora sé lo que es importante. He dejado de lado todas las cosas que podrían retenerme, se podría decir. Y ahora estoy poniendo todo en este sueño”.

El récord de Cruz es de 13-1 con 11 nocauts. Su derrota solitaria llegó en su tercera pelea contra Ryan Soft en Bismarck, North Dakota el 28 de Febrero de 2016. Desde entonces, Cruz ha ganado 11 peleas consecutivas.

Su última victoria en Fargo, North Dakota, el 10 de Febrero podría ser su mejor hasta ahora porque llegó en contra de su oponente más fuerte hasta la fecha. El boxeador de Uzbekistán Ravshan Hudaynazarov (ahora luchando en Las Vegas) quien tenía marca de 17-0 con 13 nocauts antes de la pelea, y se consideraba un golpeador devastador. Pero Cruz anotó un nocaut técnico en el sexto round para ganar el cinturón GBO.

“Mi última pelea fue una de las peleas más duras, y una que siento que la gente realmente pensaba que iba a perder”, dijo Cruz. “La gente me decía, ‘aunque pierdas contra este tipo, está bien’. Y yo estaba como ‘no-no-no, no va a ser así’. No en mi cabeza. Así que [después de la victoria] siento que me probé a mí mismo que estoy en ese nivel donde puedo asumir esos [tipos de] desafíos”.

Cruz y su entrenador/mentor Edgar Ponce – que dirige el Club de Boxeo 818 en San Fernando tiene un creciente establo de jóvenes aficionados y boxeadores profesionales – se están haciendo notar. Los negocios locales en San Fernando — el restaurante Papa Juan’s, CrossFit 90, Restore Athletics y, más recientemente, San Fernando Realty — se han convertido en patrocinadores, junto con BMMG en Van Nuys y el Centro de Cuidado diurno Valencia FCC en Los Angeles.

Cruz continúa trabajando como enfermero licenciado pero, gracias al patrocinio, también está consiguiendo más tiempo para concentrarse en el boxeo.

Ponce dijo que Cruz está “a tiempo” para convertirse en un peleador de élite.

“Las dos últimas peleas ha crecido mucho”, dijo Ponce. “Las últimas dos peleas fueron duras. Pero él me impresionó. La pelea antes de la última (contra Derek Hinkey) luchó contra un gran oponente, más grande que él, y lo superó. Decían que Ron era unidimensional y que podía vencerlo fácilmente. Demostró que estaban equivocados.

“Ahora puede boxear. Puede ir contra cualquiera, pero ahora es más un boxeador, más completo. Todavía está aprendiendo — cada día estás aprendiendo — pero estoy impresionado. El último año ha subido otro nivel”.

Cruz dijo que la conexión entre él y Ponce es especial.

“Hemos estado juntos 6-7 años… fuimos de sólo ser ‘Coach’ y ‘peleador’ para convertirse en mejores amigos. Confío en Edgar con todo. Podría dejar a mi novia y a mi mamá con él y tendría 100 por ciento de confianza en que él se encargaría de ellas”, dijo Cruz.

 “En cuanto a ser un peleador, él es la persona que creyó en mí tanto; nunca tuve un padre así que él es la persona con la que voy, ‘Tengo que mostrarle a él. Él cree en mí. Si llego a la cima, tiene que estar ahí. Es mi hombre. Tenemos que estar allí juntos”.

El promotor Marvin Colón está trabajando con Cruz por primera vez y dijo que tiene un buen presentimiento de él y su talento.

“Soy un nuevo promotor, pero veo un gran potencial y creo que está concentrado y hambriento”, dijo Colón sobre Cruz. “Ambos tenemos buena energía y espero que hagamos un gran equipo”.

Lo que Cruz necesita ahora es ese final, gran salto en el gran momento. Se acerca a sus mejores años como deportista. Permanece relativamente fresco y no está marcado. Él tiene metas y sueños fuera del ring, así como adentro.

“Todo mi propósito para esto no es realmente para mí”, dijo. “Estoy haciendo esto más por [Edgar] y mi familia. Y me encantaría estar en una posición en la que pudiera devolverles algo. Quiero tener estabilidad financiera para mi familia y poder ayudar a las personas que necesitan ayuda. Para mí, eso es todo”.

Una buena demostración el 12 de Mayo — y una victoria — lo ponen un paso más cerca.

Otra razón para creer en su recorrido.

“Todo está en tu mente — el deporte, la vida — todo”, dijo Cruz. “Sólo tienes que creerlo. Parece una locura, pero es lo único que aprendí. Cuanta más convicción, más fe, más crees, más cosas pasan exactamente cómo quieres que pasen”.

El Sportsmen’s Lodge se localiza en el 12833 Ventura Boulevard en Studio City. Se pueden comprar boletos en la puerta del lugar el 12 de Mayo. Las puertas abren a las 5 p.m.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *