PASADENA (CNS) Un hombre de 81 años que abusó de un familiar de 10 años dentro de un auto estacionado en un supermercado de Burbank — y que fue reportado a la policía por un chico de 12 años que pasaba por el lugar — fue sentenciado a tres años de tiempo servido tras las rejas y le ordenaron registrarse de por vida como un ofensor sexual.

También se le ordenó a Guillermo Rincón Lugo mantenerse alejado de la víctima por 10 años, según la secretaria de la corte, quien agregó que se espera que el acusado sea puesto libre en los próximos días.

El menor que alertó a la policía sobre el incidente, Leo Anicua de Pacoima, fue honrado el pasado mes de Abril con el Premio a los Ciudadanos Valientes por parte de la Fiscal de Distrito del Condado de Los Angeles, Jackie Lacey.

En Septiembre pasado, Lugo no disputó los cargos de cometer actos lascivos contra una niña.

El 4 de Octubre de 2015, el niño de 12 años de Pacoima vio cuando Lugo abusaba a la niña en el asiento trasero del carro, escribió las placas del auto y le contó a su madre lo sucedido. Ambos luego fueron a la estación de policía para reportar el crimen, lo que llevó al arresto de Lugo el mismo día.