M. Terry/El Sol 

LOS ANGELES (CNS) – El Gobernador Jerry Brown firmó en ley esta semana una medida que legaliza el comercio ambulante en el estado y requiere que las ciudad que quieran regularizar la industria primero creen un proceso de permisos.

La medida 946 del Senado fue escrita por el Senador Ricardo Lara (D-Bell Gardens), quien dijo que parte de su motivación fue debido a que muchos vendedores callejeros son inmigrantes que están en el país ilegalmente y una violación criminal podría llevarlos a la deportación.

La ley viene después que el tema ha generado mucha atención en Los Angeles en los últimos años, ya que el Concilio Municipal votó en Febrero de 2017 para que la venta irregular ya no sea un delito menor criminal, aunque todavía está trabajando en un sistema de permisos para la industria.

“Me siento emocionada con la noticia de que el Gobernador Brown firmó la SB946”, dijo Caridad Vásquez, líder de la Campaña de Vendedores Ambulantes. “Antes estábamos trabajando en las sombras, ahora nos podrán ver todos y podemos contribuir abiertamente a nuestra economía”.

Angel Godinez, quien trabaja como vendedor ambulante en San Fernando, dijo estar “feliz” por la ley. “Ahora que tenemos esto, podemos trabajar más cómodos. No he tenido problemas, pero sé de amigos que han agarrado multas. Quizá con las nuevas leyes se pongan más estrictos, pero estoy listo para eso”.

De acuerdo con la norma, que entrará en vigor el 1 de enero, las ciudades podrán establecer un programa de permisos para la venta ambulante, según un comunicado de prensa de la oficina de Lara.

También se les puede exigir a los proveedores que cumplan con las mismas leyes que otros negocios, como tener una licencia comercial para operar y seguir las leyes impositivas estatales.

Cabe destacar que la aprobación de la ley SB946 llega en un excelente momento, debido a que esta semana Brown firmó otra ley que elimina el requisito de presentar un número del Seguro Social para tramitar una licencia comercial, por lo cual los indocumentados ahora podrán hacerse de este permiso.

Adicional a la SB946, las autoridades locales también podrían establecer normas sobre los vendedores ambulantes, pero con estipulaciones que involucren preocupaciones de salud, seguridad y bienestar.

 “Con el Proyecto de Ley Senatorial 946 podemos comenzar a ver a los vendedores ambulantes por lo que son: mujeres y personas mayores, padres solteros y propietarios de microempresas que dan el primer paso para comenzar su propio negocio”, dijo Lara en el comunicado.

El senador dijo haber presentado el proyecto de ley luego de escuchar historias de acoso e incluso arrestos. Citó un caso en el que una madre fue arrestada en octubre pasado mientras vendía maíz en Rancho Cucamonga.

Posteriormente fue aprehendida por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) y detenida durante seis meses antes de que un juez ordenara su liberación.

Los defensores de la inmigración aplaudieron al gobernador por firmar la legislación.

“Antes de trabajar en las sombras, ahora todos podrán vernos y podremos contribuir abiertamente a nuestra economía”, dijo Caridad Vásquez, vendedora de aceras y líder de la Campaña de vendedores ambulantes de Los Ángeles.

Aproximadamente el 80% de los aproximadamente 50 mil vendedores de LA se estimaron como mujeres, según un comunicado de prensa de Leadership for Urban Renewal Network, uno de más de 60 grupos que respaldaron la legislación.

“La venta de aceras es una parte importante y célebre de la cultura y la economía de California”, dijo la declaración de la organización. “A los vendedores se les negó injustamente el acceso a la economía formal y sufrieron los daños de la criminalización local”.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *