AP

MEXICO (AP) _ Cinco personas murieron al explotar fuegos artificiales que estaban almacenados para un festejo local, informaron el martes las autoridades del estado mexicano de Querétaro.

La defensa civil dijo en un comunicado que la explosión se produjo alrededor de las 6:30 de la mañana en el pueblo de Fuentezuelas. La explosión en una capilla dejó además nueve heridos.

La explosión de pirotécnicos ocurrió cuando celebraban el inicio de las actividades para el 12 de diciembre, día en el que se celebra el cumpleaños de la Virgen de Guadalupe, en Plazuela de la Capilla Sedena en Tequisquiapan.

A través de un comunicado, las autoridades informaron que los artefactos explosivos, los cuales estaban almacenados en el recinto religioso, no estaban debidamente resguardados y tampoco cumplían con las medidas de seguridad requeridas para su uso.

“El incidente se debió a un error humano y al mal manejo que hicieron los pobladores del material de pirotécnicos durante una festividad patronal”, declaró Alcalde de Tequisquiapan, Antonio Mejía Lara, en conferencia de prensa en Querétaro, México. 

El presidente municipal explicó que una chispa, producida por un pequeño cohete, fue lo que provocó la explosión de al menos 1,500 fuegos artificiales. “Fue una explosión expansiva. Esto quiere decir que cuando los cohetes explotan en volumen no se van hacia arriba, sino que su fuerza se expande a los alrededores”, aclaró.

Por otro lado comentó que las tradiciones y costumbres que incluyen fuegos artificiales en sus celebraciones, van a ser reguladas a partir de ahora. 

“No podemos permitir que simplemente por libre albedrío algunas organizaciones religiosas excedan la cantidad de cohetones permitidos. Ahora mismo me llegó la información de una comunidad  que tiene más de 2 toneladas de pirotecnia almacenada”, dijo el presidente, quien además sostuvo que trabará en coordinación con el ejército mexicano.

 

El cuerpo de bomberos de la localidad llegó al sitio pocos minutos después del accidente. También hubo presencia del personal de las coordinaciones municipales y estatales de Protección Civil, así como del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) y Cruz Roja. 

Algunas de las personas que resultaron con quemaduras graves, pero que sí alcanzaron a sobrevivir, fueron trasladadas en helicóptero a la ciudad de Santiago de Querétaro, capital del estado.

Cerca de las 7:50 AM se realizó el primer traslado vía aérea, en el que dos menores, de 5 y 10 años, y un joven, de 26 (padre de uno de los niños), fueron trasladados desde la localidad de Fuentezuelas al estadio Corregidora, en donde una ambulancia los llevó a un hospital especializado.

Los accidentes de esta clase son frecuentes en México en esta época del año, cuando muchas fiestas religiosas incluyen pirotecnia.

El 20 de diciembre de 2016, una serie de explosiones en cadena en un mercado al aire libre de artículos pirotécnicos en las afueras de la capital dejó al menos 36 muertos.