AP

CIUDAD DE MÉXICO (AP) _ El gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador subastó la mayoría de los vehículos lujosos y blindados utilizados por presidentes previos, informó el mandatario.

López Obrador ha rehuido la mayoría de los beneficios tradicionales del poder desde que ocupó el puesto el 1 de diciembre. Se traslada en un auto compacto Volkswagen y se niega a vivir en la casa presidencial y en su lugar permanece en un condominio de clase media.

Ha prometido vender el avión presidencial, viaja en vuelos comerciales y disolvió a la Guardia Presidencial de México.

López Obrador dijo el lunes que 196 de los 218 vehículos fueron subastados, recaudando 3.25 millones de dólares.

Sorprendente dado el problema de violencia de México, la mayoría de los 22 vehículos que no se vendieron eran camionetas SUV blindadas.

López Obrador señaló que el dinero recaudado se utilizará para programas sociales. 

Tras la subasta, el empresario Enrique Herrera Martínez se dijo interesado en comprar la camioneta Suburban Chevrolet modelo 2014, en caso de adquirirla la rentará para recuperar su intención y se la prestará, dijo, al presidente Andrés Manuel López Obrador cuando se la necesite.

El empresario dedicado al ramo de seguridad, compró por un millón 991 mil 200 pesos la que se consideraba la principal pieza de la subasta: el Audi A8 W12, modelo 2012, con un nivel de blindaje VI utilizado por el expresidente Enrique Peña Nieto y su familia.

Luego se dijo dispuesto a adquirir la Suburban etiquetada con un precio de salida de un millón 601 mil, para ponerla en renta y al servicio del presidente Andrés Manuel López Obrador en caso de que se lo solicite.

“Al gobierno mexicano se la vamos a prestar para cuando vengan mandatarios extranjeros y la vamos a utilizar para renta, la vamos a poner a disposición del presidente López Obrador, para que cuando venga algún príncipe, algún rey, algún mandatario extranjero la pueda utilizar; como empresario y como mexicano hay que hacer algo por el país”, expuso. 

La subasta corre a cargo de la el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Se pusieron a subasta  tiene 106 lotes  de autos y motocicletas, más 13 lotes que permanecen desiertos desde la subasta de ayer.

Sin embargo, López Obrador declinó la invitación del empresario que compró la llamada “Bestia mexicana” y lo puso a su disposición.

“No (lo voy a usar), pero le agradezco el gesto, es un carro que se vendió en 2 millones de pesos”, dijo en mandatario en referencia al Audi A8 W12 blindado que han usado Jefes de Estado.