Foto cortesia de Office of Councilwoman Nury Martinez

El Departamento de Bomberos de Los Ángeles admite que no tienen un gran historial de emplear a mujeres como bomberos. La primer mujer bombera, Cindy Barbee, fue contratada en 1983. Pero aunque las mujeres trabajan en todos los niveles del departamento incluyendo como paramédicos, buzos, despachadores de emergencia e ingenieros, y han alcanzado puestos gerenciales, incluyendo rangos de capitán y comandante de batallón, sus números entre los 3,402 miembros uniformados del LAFD siguen siendo pequeños. 

Contratación de bomberos femenino sigue siendo un punto dolorido. En 2013, alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti prometió que al menos el cinco por ciento de los bomberos del Departamento sería mujeres en 2020. Como de 31 de julio de 2018, 3.2 por ciento del personal del Departamento de la mujer (109) y el 96.8 por ciento eran masculinos (3.293).

Su presencia entre bomberos sigue siendo un punto problemático. En 2013, el Alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti prometió que al menos cinco por ciento de los bomberos del departamento serían mujeres para el 2020. Hasta 2018, 3.1 por ciento de los bomberos de la agencia era mujeres.

El Departamento está buscando más formas de interesar a las jovencitas y mujeres en la carrera. Uno de esos métodos fue el evento organizado en la Estación 81 de Panorama City el pasado sábado y domingo 1 y 2 de Marzo. 

LAFD organizó “campamentos femeninos” para chicas de entre 14 y 18 años, para introducirlas al departamento y darles una probadita del equipo y el entrenamiento que conlleva convertirse en un bombera. Un total de 92 adolescentes sobrellevaron los aguaceros intermitentes para participar el sábado, y 88 todavía seguían ahí el domingo.

Aunque el programa de “Campamentos femeninos” solo ha estado disponible por dos años, este fue el sexto que se ha organizado, dijo la vocera del departamento, Kristine Larson.

“Queremos introducir a las chicas jóvenes en una potencial carrera en el departamento de bomberos, y también es un tipo de trabajo no tradicional, así que les queremos dejar saber sobre el”, explicó.

Larson, que fue promovida a comandante de batallón en 2017 y actualmente está a cargo de reclutamiento para el LAFD, dio que 451 jovencitas han asistido a los seis campamentos. Dijo desconocer si alguna había aplicado ya al departamento – “probablemente todavía estén demasiado jóvenes “ – pero aprender sobre el trabajo y las oportunidades puede crear conciencia sobre algo del que no sabían nada antes.

“Tenemos (otros) programas juveniles para tratar de atraer a los chicos”, dijo ella. “Tenemos academias juveniles (incluyendo una en el Valle en el Estación 81). También tenemos nuestro programa de cadetes Explorer, que está disponible una vez cumplan los 15 años. Los chicos, jovencitas y jovencitos, pueden realizar los pasos para entrenar y convertirse en bomberos. Y hay cuatro programas magnet de secundaria por Internet, con mucho más por venir”.  

Pero los campamentos, como el de Panorama City, están dirigidos a jovencitas. Esto debido a que, como lo indica el departamento en su sitio de Internet, la mayoría de mujeres no se deciden por una carrera en los bomberos hasta mucho tiempo después de la secundaria. Aparte de las capacidades físicas requeridas, lidiar con el estrés mental y psicológico de salvar vidas y propiedad es vital.

Es por eso que las autoridades del departamento y bomberos en active en el campo hicieron más que dar lecciones a las asistentes o mostrarles videos de su trabajo. También pusieron a las jóvenes a realizar cierto entrenamiento básico durante los dos días que incluyó subir escaleras, trabajar con mangueras de bombera, manejar motosierras y sierras rotatorias, portar uniformes como la chamarra amarilla que usan los bomberos y realizar ejercicios de “búsqueda y rescate” dentro de un edificio lleno de humo.

“No tiene que ver tanto con estar en forma sino con sobrellevar obstáculos básicos”, dijo Larson. “Por ejemplo, si tienes miedo a las alturas te desafiamos a que lo pruebes. Se trata de empoderar a las chicas para decir ‘tenía miedo de hacer esto, pero lo hice. ¿Qué más puedo hacer en la vida?”

Otros ofrecieron ánimos para que consideren el LAFD como una carrera.

“Estoy comprometida con este campamento porque empecé en el Servicio de Bomberos participando en un programa juvenil de LAFD cuando era una adolescente y cambió mi vida para siempre”, dijo Kristina Kepner, Jefa de Batallón.

“Entiendo la importancia de tener un objetivo a una edad temprana y trabajar en pos de ella enfáticamente. Es importante para nuestra comunidad porque estamos introduciendo a estas mujeres jóvenes a una carrera con el LAFD. Como una herramienta de reclutamiento a largo plazo, esperamos animarlas y que se preparen para convertirse en bomberos para que podemos continuar incrementando el número de mujeres en nuestro departamento. La diversidad es crucial para proveer un servicio comunitario excepcional y el Campamento de Niñas es sólo el comienzo”.

La Concejal de Los Ángeles, Nury Martínez, en cuyo distrito se ubica la Estación 81, también ofreció su apoyo.

“El Campamento de Niñas es tan especial para mi porque le da a estas jóvenes mujeres una oportunidad para hacer cosas que nunca pensaron que podían hacer. En sólo dos días ganan confianza personal, habilidades de liderazgo, bomberos menotres y la habilidad de saber que pueden”, dijo Martínez.

Falta por ver si alguna de las jovencitas que salieron del evento con sus certificados eventualmente solicitarán entrar en el LAFD para convertirse en bomberos.

Pero al menos ahora saben lo que requiere el trabajo. Y también saben que son necesarias en el Departamento.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *